Movimiento pacifista y sindicatos de clase convocan una manifestación contra “la guerra de Putin”

Reclaman que sea la Unión Europea y no la OTAN la que se erija como actor principal en las negociaciones

VUELVE EL ‘NO A LA GUERRA’ A LAS CALLES DE MADRID

Bajo el lema, “No a la guerra de Putin. Por la paz en Ucrania”, distintas organizaciones y los sindicatos CCOO y UGT llaman a la movilización contra la invasión de Rusia y como acto de condena a la “agresión militar de Ucrania”, en una manifestación convocada para el próximo domingo, 20 de marzo, en Madrid.

En el manifiesto, al que ha tenido acceso Nuevatribuna, los convocantes señalan al presidente de Rusia y a los oligarcas que lo apoyan como principales responsables del conflicto: “Es inadmisible la sumisión de un país y la anexión de un territorio por la fuerza de las armas y debemos elevar millones de voces para que Putin pare de inmediato su acción militar”, reclaman.

Pero el ‘No a la guerra de Putin’ de esta manifestación pretende también recuperar el espíritu de ese otro ‘No a la guerra’ que la ciudadanía española enarboló en 2003 por Irak: “Condenamos radicalmente la agresión militar a Ucrania. Condenamos radicalmente todas las agresiones militares”, afirman, recordando conflictos bélicos que perviven hoy en día como los de Siria, Yemen o Libia.

“Esta no es la guerra de Rusia, sino del Gobierno autoritario ruso encabezado por Putin”, subrayan los convocantes

La marcha, que recorrerá el trayecto de la calle Alcalá a la Puerta del Sol, se teñirá previsiblemente de los colores de la bandera de Ucrania en solidaridad con el pueblo ucraniano. Los convocantes exigen un alto el fuego inmediato, la apertura de corredores humanitarios seguros para la población civil, y la retirada de las fuerzas rusas de Ucrania.

Para la consecución de estos fines, el movimiento pacifista apuesta por “el diálogo y la diplomacia” y por que sean Naciones Unidas y la propia Unión Europea, y no la OTAN, las que lideren este camino hacia la paz: “Consideramos que corresponde a la Unión Europea, que tiene entre sus principios fundacionales el mantenimiento de la paz, y no a la OTAN, la tarea de proporcionar mediadores internacionales para la solución de este conflicto”.

A juicio de los convocantes, “la UE debe erigirse como la mejor aliada de la paz y como actor principal en las negociaciones de las partes, siendo capaz de aportar soluciones que faciliten la desescalada del conflicto y que pongan en el centro de las decisiones los derechos y la seguridad humana de la población civil”.

Subrayan que “esta no es la guerra de Rusia, sino del Gobierno autoritario ruso encabezado por Putin” y denuncian la “brutal represión” que están sufriendo los ciudadanos rusos que han mostrado su repulsa por la invasión con protestas en las calles.

El grito del ¡No a la guerra de Putin! es también el grito del ¡No a la guerra! de hace una década. “Nos movilizamos como pacifistas, sabiendo que la paz no es solo la ausencia de guerra, sino la existencia de aquellas condiciones y acuerdos que disminuyen las amenazas y aumentan el entendimiento entre países. No más muertes en nombre de banderas en las guerras, no más sociedades sin presente y sin futuro por culpa de las violencias, ni en Europa ni en ningún lugar del mundo. No más violaciones de Derechos Humanos, que es lo único que traen las guerras”, concluyen.


Organizaciones convocantes

El Movimiento por la Paz -MPDL-, Asamblea de Cooperación por la Paz (ACPP), Asociación Española de Investigación para la Paz (AIPAZ), Fundación Cultura de Paz, Consejo Federal Español del Movimiento Europeo – CFEME, La Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad (WILPF España), Federación de Asociaciones de Defensa y Promoción de Derechos Humanos, Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE), Plataforma del Tercer Sector, Fundipax, La Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO).

Fuente: Isabel García en nuevatribuna.es

También podría interesarte