Médica que renuncia en un SAR de Madrid: “Me iré a Irlanda”

Los profesionales de los Servicios de Atención Rural (SAR) que estrenan turnos este jueves para cubrir los nuevos Centros de Atención 24 horas están siendo desplazados hasta a 60 kilómetros de sus casas, avisados durante la madrugada de este jueves

Ciara Castillo llevaba diez años trabajando para el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS). Su último puesto, en el Servicio de Atención Rural (SAR) de Torrelodones. Puesto al que acaba de renunciar, ante la incertidumbre acompañada al nuevo plan de urgencias extrahospitalarias de la Comunidad de Madrid. Este plan comprende la atención de 78 centros 24 horas con los escasos profesionales que quedan en activo de los 37 SUAP (Servicios de Urgencias de Atención Primaria) y con el 100% de la plantilla de los 40 SAR. Hoy comienzan a funcionar los nuevos Centros de Atención 24 horas diseñados por el gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Los profesionales han recibido la comunicación de sus nuevos destinos durante la madrugada de este jueves. Apenas han dormido ante la incertidumbre. Algunos han sido desplazados a 60 kilómetros de su residencia. Castillo decidió abandonar el barco la semana pasada.

El pasado jueves 20 de octubre los sindicatos abandonaban la mesa sectorial ante la disconformidad con el nuevo plan de urgencias extrahospitalarias que no incluye nuevas contrataciones. Al mismo tiempo, esta médica del SAR de Torrelodones decidía dejarlo. Ese día presentaba su renuncia. Sabía que sus condiciones iban a cambiar. Hoy trabajan durante las noches, los fines de semana y los festivos en las zonas rurales. Con el nuevo plan pasarían a rellenar los huecos que quedan en los SUAP urbanos.

“Envié dos correos para intentar informarme sobre mi futuro. No he recibido respuesta y he decidido renunciar por salud mental. Me han penalizado durante un año”

“Envié dos correos para intentar informarme sobre mi futuro. No he recibido respuesta y he decidido renunciar por salud mental. Me han penalizado durante un año”, explica. Ciara era interina y, cuando un interino deja su puesto pasa a la cola de la bolsa de empleo. Asegura que la decisión no ha sido voluntaria, se ha visto obligada a ello, por lo que esta penalización le parece injusta.

“Yo trabajaba noches, festivos y fines de semana no por gusto, por conciliación familiar, porque tengo dos niños pequeños. El cambiarme las condiciones sin saber de un día para otro para mí es imposible. Yo no puedo cambiar la estructura familiar de un día para otro”, asegura.

A  otro país 

La reorganización de las urgencias extrahospitalarias se han materializado hoy como un caos que ya venía siendo anunciado, tal y como denuncian los profesionales. Desde el sindicato médico AMYTS, la única organización que no ha firmado el preacuerdo alcanzado con la Comunidad de Madrid que acababa con una huelga indefinida entre estos profesionales, denuncian que en la noche y en la madrugada de este jueves los médicos han ido recibiendo correos electrónicos comunicándoles a dónde tienen que ir a trabajar “en apenas unas horas y sin respetar incluso su descanso”. Añaden que, como Ciara, tienen constancia de numerosas renuncias de médicos de urgencias rurales en desacuerdo con el plan. 

“Eso de que no hay médicos no es verdad, pero nos tratan así. Y a mí me penalizan durante un año y dicen que no hay médicos”

“Tendré que mirar otro país, no me dejan otra opción. Un país donde me valoren, me respeten y tenga condiciones dignas. Irlanda me las ofrece”, se sincera Ciara Castillo. También habla de Francia o Alemania, donde las ofertas en busca de médicos y médicas españoles están a la orden del día. “Eso de que no hay médicos no es verdad, pero nos tratan así. Y a mí me penalizan durante un año y dicen que no hay médicos”, se queja.

Caos con el preacuerdo

A Isabel de Barrio, médica en el SAR de Navas del Rey, el correo con su destino para hoy le ha llegado a las 10:30 horas. Asegura que ha tenido suerte, es la más veterana de su dispositivo y permanecerá en él. Pero no lucha por ella, sino por el resto de sus compañeros. “Dos van a Móstoles, otro que vive en Villaviciosa, se lo llevan a Paseo Imperial (en el centro de Madrid). Una interina a renunciado. Es un descalabro brutal. Hemos estado toda la noche para saber dónde teníamos que ir a trabajar al día siguiente porque si no te presentas es abandono laboral”, se queja.

De Barrio pide una reflexión a los sindicatos que firmaron el preacuerdo con la Comunidad de Madrid que supuso el fin de la huelga indefinida que iba a comenzar este martes 25 de octubre. Entre los puntos pactados, mantener la localización geográfica del personal. “No entiendo que los sindicatos no retiren su firma”, asegura. Desde CC OO, uno de los sindicatos firmantes junto a UGT, CSIT y SATSE, aseguran que han enviado una “queja formal” a la Gerencia de Atención Primaria “sobre el proceder y el maltrato a los profesionales”. Aseguran que la vigilancia del procedimiento de implantación de los nuevos centros forma parte del seguimiento durante los próximos dos meses que este sindicato exigió para poner su firma sobre el preacuerdo.

“Los números cuadran muy bien en un Excel pero somos personas”, se queja De Barrio. Personal que, a su juicio, está siendo maltratado “sin transparencia ninguna, sin publicar nada en el BOCM, sin dar preaviso de quince días”. En esta situación, el sindicato AMYTS prepara una nueva huelga para las urgencias extrahospitalarias. “Tendremos que esperar para ir a la huelga. Pero lo haremos, y al final no estaremos solas. Me temo que va a haber compañeros de otros estamentos que también estarán en huelga porque esto no es tolerable”, sentencia.

Fuente: Sara Plaza Casares en elsaltodiario.com
Foto: Multitudinaria manifestación el pasado 22 de octubre por el centro de Madrid | Álvaro Minguito

spcbnet
.
Share
También podría interesarte