Más Madrid presenta un proyecto para Santa Maria de la Cabeza, que convierta esta “autovía” en un “paseo para las personas”

  • Rita Maestre ha presentado la ambiciosa propuesta de Más Madrid para mejorar la vida, el medio ambiente y la salud en Usera, Carabanchel y Arganzuela, transformando esta autovía urbana que divide la ciudad en un eje de movilidad sostenible. Menos asfalto, menos coches, más árboles y más vida de barrio
  • Un plan con tres elementos clave: ampliar en un 90% el espacio peatonal y ajardinado, crear 15 kilómetros de carril bici e implantar una línea de autobuses rápidos de alta capacidad para conectar Atocha con plaza Elíptica en 11 minutos y en 18 con Orcasitas
  • La intervención urbanística y el bus de alta capacidad supondrían una inversión de 200 millones de euros para reequilibrar territorial y medioambientalmente la ciudad entre sur y norte. Un punto de partida que debe contar con la participación vecinal en su diseño final
  • La propuesta puede verse en la web del proyecto Santa María de la Cabeza… y del corazón
Declaraciones de Rita Maestre, Félix López-Rey, Esther Gómez Morante y María Acín.

Santa María de la Cabeza es un paseo en el callejero de la ciudad, pero en verdad es un lugar intransitable y lleno de humo, una autovía que divide la ciudad y que tiene su culminación en el lugar más contaminado de Madrid, la plaza Elíptica. Cambiar esto, conectando el barrio de Orcasitas, plaza Elíptica, Arganzuela y Atocha por un paseo para las personas, es la ambiciosa propuesta de la primera fuerza política de la capital, que hoy ha presentado su líder, Rita Maestre, con la concejala Esther Gómez y el concejal Félix López Rey. En la presentación también ha participado la diputada María Acín. Un plan con tres elementos clave: ampliar en un 90% el espacio peatonal y ajardinado, crear 15 kilómetros de carril bici e implantar una línea de autobuses rápidos de alta capacidad para unir Atocha con plaza Elíptica en 11 minutos y en 18 con Orcasitas.  

Estas medidas, ha explicado Rita Maestre, permitirán reducir hasta en un 60% el tráfico en la zona, que en algunos puntos supera a día de hoy los 130.000 vehículos. Los barrios afectados por esta autovía urbana se han llenado de ruido, humo, atascos, inseguridad, problemas de movilidad y de aparcamiento… y sus vecinas y vecinos han visto mermada su salud física y mental, su calidad y esperanza de vida.  

Imagen de la campaña “Santa María de la Cabeza… y del corazón” para transformar el Paseo de Santa María de la Cabeza

Plan integral 

Concretamente, la remodelación comenzaría en la A-42 a su paso por la M-40 y terminaría en Atocha. La propuesta del grupo municipal de Más Madrid para Santa María de la Cabeza consiste en transformar este acceso a Madrid -configurado como una autovía con el coche como protagonista, como en los años 60- en un eje de movilidad sostenible:  

1.- Ampliar en un 90% el espacio peatonal y ajardinado. 

2.- Crear 15 kilómetros de carril bici. 

3.- Implantar una línea de autobuses rápidos de alta capacidad para conectar Atocha con plaza Elíptica en 11 minutos y en 18 con Orcasitas. 

Estas medidas permitirán reducir hasta en un 60% el tráfico en la zona, que en algunos puntos supera a día de hoy los 130.000 vehículos. Se trata de un plan integral, en el que la reforma de las calles se uniría a la creación de una zona de bajas emisiones en plaza Elíptica realmente eficaz y a la ampliación de Madrid Central, medidas que se complementan y generan sinergias.  

También se aborda el problema del aparcamiento que sufren Carabanchel y Usera, gracias a la reducción del tráfico y a la recuperación de zonas exclusivas para el aparcamiento vecinal, eliminando el efecto frontera. 

La intervención urbanística y la implantación del nuevo sistema de bus rápido contará con una inversión de 200 millones de euros, que contribuirá al equilibrio territorial de la ciudad entre norte y sur, así como al equilibrio medioambiental.  

Este proyecto es un punto de partida para transformar estos barrios del sur de Madrid, que debe contar con la participación de la ciudadanía en su diseño final y con mejoras en el transporte público que da servicio a la corona metropolitana, como la creación de un bus-VAO en la A-42, ampliaciones de metro en las líneas 11 y 3 y aparcamientos disuasorios en origen. 

Espacios que incluye la remodelación 

La remodelación planteada en Santa María de la Cabeza comienza en la A-42 a su paso por la M-40 y termina en Atocha:   

.- En su primer tramo entre la M-40 y el puente de Praga incluye plataformas reservadas para un bus rápido de alta capacidad, dos carriles bici unidireccionales, dos carriles de circulación para tráfico privado motorizado por sentido, ampliación de aceras y de la superficie verde y arbolada. Se elimina la configuración de ocho carriles por sentido (hasta 10 en algunos tramos) para acondicionar Santa María de la Cabeza como una vía urbana, con pasos de peatones semaforizados.  

Hasta ahora, las vecinas y vecinos viven de espaldas a Santa María de la Cabeza, evitando una vía ruidosa, contaminada, insegura y que solo se puede cruzar por unas pocas pasarelas. Ampliar aceras, mejorar la infraestructura verde de la zona, instalar quioscos para fomentar la actividad comercial y la vida de barrio son otras intervenciones incluidas en este proyecto.   

Además, entre la M-40 y plaza Elíptica está prevista la creación de un carril bus para dar servicio a los interurbanos que tienen como destino el intercambiador, dando continuidad al bus-VAO que se lleva reclamando muchos al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para mejorar la movilidad de municipios como Leganés, Getafe o Parla. 

.- En el tramo de Arganzuela, la reforma de Santa María de la Cabeza se extiende también al paseo de las Delicias, Ferrocarril y Palos de la Frontera. Una buena oportunidad para mejorar la configuración de buena parte del distrito de Arganzuela, reducir la presencia de coches en sus calles, facilitar la movilidad ciclista y ganar espacio verde.  

.- En el tramo del paseo de Santa María de la Cabeza entre el puente de Praga y Atocha se mantiene el bus rápido en ambos sentidos y un carril de circulación por sentido, así como el carril bici.  

Las calles Santa María de la Cabeza, Delicias, Ferrocarril y Palos de la Frontera pasarán a ser de doble sentido, rompiendo la configuración de autovía que tienen actualmente y bajando la velocidad en las mismas.  

En Arganzuela, la mayor ganancia peatonal se da en la calle Ferrocarril con casi 6.000 nuevos metros cuadrados de acera y zona verde con juegos infantiles y espacios de descanso, frente excesiva y sobredimensionada presencia de asfalto actual. 

Bus Rápido de Alta Capacidad 

El sistema de bus rápido de alta capacidad comenzará en el límite del término municipal de Madrid, beneficiando también a Orcasitas. Las conexiones serán las más rápidas entre todos los modos de transporte, pudiendo llegar de Orcasitas a Atocha en 18 minutos y de plaza Elíptica a Atocha en 11. Serán 100% eléctricos  y de mayor tamaño (mayor capacidad) que los normales. Bajo plaza Elíptica se instalaría una estación del bus rápido con conexión subterránea con el intercambiador de autobuses interurbanos y Metro. 

Beneficios de la actuación 

La actuación permitirá eliminar dos puntos negros de la contaminación en Madrid: plaza Elíptica es actualmente la estación de medición con peores datos pero, antes de ser eliminada, la estación de Luca de Tena en Arganzuela presentaba peores registros. así que ambas zonas verán mejorada su calidad del aire. También se reducirá el ruido causado por el tráfico en unas vías que superan con creces los límites recomendados.  

La mejora en las condiciones ambientales y la conectividad peatonal en la zona devolverá la vida a Santa María de la Cabeza, impulsando también el comercio en estos barrios, que ahora viven de espaldas a la autovía que los separa. Y supondrá un ahorro de tiempo para los usuarios del transporte público, pues se prioriza y se mejoran las conexiones entre el sur y el centro de la ciudad, así como con los distritos exteriores a través de la M-35 del transporte público. E impulsará el uso de la bici con carriles bici seguros y los residentes tardarán menos en aparcar al eliminarse el efecto frontera que sufren.  

Más Madrid desarrollará una campaña para dar a conocer este proyecto entre los vecinos del barrio y el resto de Madrid en la que aparece la imagen de la Santa que quiere recuperar la cabeza y también su corazón, para de esta forma mejorar la vida de las personas que viven en los distritos de Carabanchel, Usera y Arganzuela y caminar hacia una ciudad más sostenible, más verde y también más segura, feminista y acogedora con todas las personas.

Descarga el dossier: Propuesta de Santa María de la Cabeza… y del corazón

Fuente: masmadrid.org

Ampliación @carabanchelnet

También podría interesarte