Madrid también vacía a sus pueblos

  • Hay 49 municipios en la Comunidad de Madrid perdiendo población desde hace cinco años y, de los vecinos que quedan, el 30 por ciento superan los 65 años
  • Julia, una joven de 23 años de Chapinería, comenta a cuartopoder.es que pese a que su pueblo es grande existe “una cierta falta de servicios”

Salir del portal de casa, sacar dinero en un cajero automático, tomar de camino un café para después subirse al metro o al autobús. Comprar un libro, ir al cine, o al médico, o incluso poder utilizar Internet para buscar algún tipo de ocurrencia o urgencia en cualquier momento y lugar. Es el día a día en una ciudad como, por ejemplo, Madrid, en la que el ritmo de la metrópoli distorsiona la realidad que funciona de manera muy diferente a su alrededor.

Hay 49 municipios en la Comunidad de Madrid perdiendo población desde hace cinco años y, de los vecinos que quedan, el 30 por ciento superan los 65 años. Estos 49 pueblos, son la parte más crítica de las 79 localidades con menos población en la región y que, sin embargo, abarcan el 42 por ciento de su territorio.

Las carencias de los pueblos más pequeños de la Comunidad

Un ejemplo es Robregordo (sierra norte de Madrid), que cuenta con 48 habitantes y que es el municipio menos poblado de toda la comunidad.

Robregordo no tiene ni hospital, ni farmacias. Hay un médico que acude a un consultorio dos veces por semana. Tampoco hay colegios, ni guarderías, ni institutos. No hay restaurantes, ni tiendas (aunque antes había tres). Tampoco cines, ni teatros, ni librerías, ni cajeros automáticos o bancos. Hay un camión que pasa cada mediodía para vender pan y hay un bar.

Para poder acceder a cualquier otro servicio que no ofrezca ese camión o ese bar, uno tiene dos opciones: ir a la capital, a la que se tarda en llegar una hora en coche, pero casi tres horas (con varios cambios) en autobús. O, para evitar el (quizás) exceso de oferta de la metrópoli, se puede recurrir a un pueblo a 12 kilómetros, Buitrago del Lozoya.

El problema es que para llegar a Buitrago hay que intentar coger otro autobús que pasa, como mínimo, cada dos horas, y que los fines de semana directamente no pasa. A este pueblo, al menos, este año le ha llegado la fibra óptica, no como ocurre en un 5,6 % de la Comunidad de Madrid, que no tiene conexión a Internet. Aunque, en este sentido, esta región es la más agraciada de España, ya que la media nacional de personas sin posibilidad de conexión es del 10%.

«Aislamiento» y «abandono» también en los pueblos más grandes

La falta de hospitales, colegios, farmacias, u oferta cultural, son los principales problemas de los pueblos más pequeños, pero los más grandes también se sienten olvidados. Es el caso de Chapinería (sierra sur de Madrid), una localidad de 2.240 habitantes, que también forma parte de la Estrategia de Revitalización de Municipios que pone en marcha la Comunidad de Madrid para lograr aumentar la población a las 45 localidades más críticas mediante una inversión de 130 millones de euros.

Julia, una joven de 23 años de Chapinería, comenta a cuartopoder.es que pese a ser un pueblo grande existe “una cierta falta de servicios”. “Nuestro mayor conflicto es con el transporte y con la comunicación, y eso que no somos de los que estamos más lejos de Madrid capital”, explica

“Es una guerra que particularmente hemos tenido en la sierra sur”, asegura Julia, que apunta a problemas de disponibilidad de horarios, o de malas conexiones. “Yo no tengo coche, dependo del transporte público y es muy cansado, porque aunque tengas una aplicación donde figura el horario, sabes que no se va cumplir o que, si va lleno, te vas a quedar fuera”, lamenta la joven.

Se refiere a lo que pasa con la línea 551 que viaja hasta la capital, y que es objeto de numerosas y crecientes protestas entre los vecinos de esta localidad. “Cuando yo iba al instituto había gente que se quedaba fuera por la mañana. Si tenías que ir a estudiar o a trabajar, te podías quedar fuera. Eso es algo general de todos los pueblos de la sierra sur”, reprocha la joven de Chapinería.

Asegura que en el tema del transporte y las carreteras los vecinos de la sierra sur se sienten “aislados” y “abandonados” por la Administración regional.

También hay en las localidades más grandes una falta de centros de salud, o de determinados servicios sanitarios. Son continuas las protestas de localidades como Pinto que, aunque ya tiene dos, ambos padecen de saturación; Fuenlabrada, donde llevan más de diez años con la promesa de construir otro centro sanitario sin cumplir; o en San Fernando de Henares, donde existe una grave falta de pediatras. Aunque el mayor problema se da en los pueblos donde no hay tan siquiera médicos, donde los vecinos tienen que desplazarse varios kilómetros para poder ser atendidos, una consecuencia de la propia despoblación y de la falta de oportunidades en lo rural.

Plan de actuación para revitalizar el ‘Madrid Vaciado’

La Comunidad de Madrid puso en marcha en 2018, con Cristina Cifuentes aún de presidenta, un plan para “revitalizar” y “rejuvenecer” los 78 pueblos madrileños de menos de 2.500 habitantes hasta 2021, para el que se invierten unos 130 millones de euros.

Según el propio Gobierno regional el 95% de las 60 medidas con las que contaba esta ‘Estrategia para revitalizar los municipios rurales de la región’ ya se han puesto en marcha. Entre ellas la reducción de la brecha digital, la mejora de la atención sanitaria, la financiación de Mancomunidades para servicios sociales, además de la financiación de la recogida de residuos de pequeños municipios, y la construcción de vivienda pública, entre otras.

Otras instituciones, como la Federación de Municipios de Madrid (FMM), proponen medidas como reducir las trabas administrativas al emprendimiento social, revisar la Ley de Cooperativas de la Comunidad de Madrid para que se adapte a las realidades más actuales, reforzar el papel de la mujer en el entorno rural para que su carrera profesional no sea una renuncia por la maternidad, o mejorar la sostenibilidad.

Nuevas esperanzas: el neorruralismo y la migración extranjera

El ‘neorruralismo’ es un fenómeno de migración que se inició en los años 60 en Europa occidental y Norteamérica. Pero que en España también ha tenido y tiene su cabida, sobre todo a partir de la crisis del 2008.

Este movimiento sí se nota en Chapinería, por ejemplo, donde Julia asegura que ha observado la llegada al pueblo de gente joven y con hijos en los últimos años.

Que este fenómeno se haya producido en Chapinería también se debe a la existencia del colegio ‘Alavida’, de educación alternativa o “activa”, que pertenece al llamado movimiento de ‘Educación Activa de España’. Todos estos centros están ubicados en el medio rural y defienden un aprendizaje “vivencial”, es decir, centrado en que los niños adquieran conocimientos mediante la experimentación. Estos colegios huyen del modelo tradicional, basándose en teorías calificadas como “niñocéntricas”, es decir, que entienden al alumno como el modelo central del proceso educativo, teniendo en cuenta sus ritmos e intereses particulares.

“Eso ha traído también a muchos padres jóvenes, con un perfil, por así decirlo, más ‘hippie’, pero que vienen con ganas de huir de la ciudad y fomentar la vida más rural, alternativa, y eso sí que es gente nueva que está viniendo cada vez más”, apunta Julia, que duda hasta qué punto estos nuevos vecinos se empadronan en Chapinería y sus datos se ven reflejados en los censos.

Esta nueva tendencia, junto con la llegada de personas migrantes de otros países, son dos de los factores que han logrado que en Chapinería la población haya crecido progresivamente desde el año 2000, aunque ese aumento se haya estancado a partir del año 2013, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Aunque, estos mismo, también podrían uno de los motivos por los que estas zonas rurales formen parte del llamado ‘cinturón verde’ de Madrid, los municipios del sur y del este de la región donde Vox ha sido el partido más votado en las últimas elecciones. En total, la extrema derecha obtuvo la primera posición en las urnas de 61 de los 179 municipios de la Comunidad de Madrid, es decir, ha sido la que ha ganado en más localidades de la región madrileña. También en Chapinería.

Fuente: Marta Moreno en cuartopoder.es

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Subscribe  
Notify of