Los ríos se están calentando más rápido que los océanos

Un estudio publicado en la revista Nature Climate Change ha revelado que los ríos se están calentando y perdiendo oxígeno más rápido que los océanos

La investigación, realizada por científicos de la Universidad Estatal de Pensilvania (EE. UU.), analizó los datos de calidad del agua de casi 800 ríos en Estados Unidos y Europa central. Y concluyó que el calentamiento se produjo en el 87% y la pérdida de oxígeno en el 70% de estos cauces de agua.

Los resultados mostraron que, en promedio, los ríos se han calentado 0,2 grados Celsius desde 1960. La pérdida de oxígeno fue aún más pronunciada, con un promedio de 0,5 miligramos por litro.

El calentamiento del clima ha provocado el aumento de temperatura de los océanos y su consecuente pérdida de oxígeno, “pero no esperábamos que esto sucediera en ríos poco profundos y con corrientes”, declaró Li Li, coautor del estudio. A su vez advirtió, que se trata de “una llamada de atención”.

El estudio encontró que los ríos urbanos mostraron el calentamiento más rápido. Esto se debe a que las ciudades generan una gran cantidad de calor residual, que se libera al medio ambiente a través de los sistemas de alcantarillado y las plantas de energía.

La pérdida de oxígeno en los ríos es un problema grave, ya que afecta a la vida acuática. El oxígeno es esencial para la respiración de los peces y otros organismos acuáticos. Cuando el agua está demasiado caliente o carece de oxígeno, los organismos acuáticos pueden morir.

Los autores del estudio advierten que el calentamiento y la pérdida de oxígeno en los ríos podrían tener un impacto significativo en la vida silvestre y los ecosistemas acuáticos.

Consecuencias del calentamiento y la pérdida de oxígeno en los ríos

Los sistemas fluviales en unos 70 años, especialmente en el sur de Estados Unidos, experimentarán periodos con niveles de oxígeno tan bajos que podrían “inducir la muerte aguda” de algunas especies de peces y amenazar la biodiversidad acuática en general. Este hallazgo genera una gran preocupación en la comunidad científica.

El calentamiento y la pérdida de oxígeno en los ríos tienen una serie de consecuencias negativas, que incluyen:

  • Muerte de peces y otros organismos acuáticos.

  • Disminución de la biodiversidad.

  • Alteración de los ecosistemas acuáticos.

  • Contaminación del agua.

  • Riesgos para la salud humana.

Cómo reducir el calentamiento y la pérdida de oxígeno

Hay una serie de medidas que se pueden tomar para reducir el calentamiento y la pérdida de oxígeno en los ríos, entre ellas:

  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

  • Mejorar la gestión de los residuos.

  • Proteger los bosques y otros ecosistemas acuáticos.

  • Promover el uso de energías renovables.

Los gobiernos y las empresas deben trabajar juntos para tomar medidas urgentes para proteger los ríos del calentamiento y la pérdida de oxígeno.

Fuente: Ecoportal.net con información de: milenio.com

.
También podría interesarte