Los médicos de Primaria también van a la huelga en Madrid

El próximo 21 de noviembre arrancará un paro indefinido por la saturación del servicio y en solidaridad con el “caos” de las urgencias

La rebelión no cesa en la sanidad madrileña. Médicos y pediatras de Atención Primaria se unen a la huelga de los facultativos que trabajan en los nuevos dispositivos de urgencias, tal y como ha comunicado el sindicato médico AMYTS. Así pues, a partir del próximo 21 de noviembre, los dos niveles asistenciales amanecerán con paros.

El “caos” vivido tras el comienzo de los nuevos Puntos de Atención Continuada (PAC) con una plantilla claramente insuficiente, se une a “la gravísima sobrecarga que están sufriendo los centros de salud”, explican desde AMYTS quienes aclaran que con este paro, al que están llamados los 4.240 médicos y medicas de Madrid y los 720 pediatras, además de solidarizarse con la situación en urgencias, “reclamamos a la Consejería de Sanidad que se siente a negociar un verdadero plan de choque para abordar la problemática en los centros de salud”.

“Los madrileños merecen tener una Atención Primaria de calidad y no esperas de más de una semana para poder ver a su médico de familia o pediatra”

“Los madrileños merecen tener una Atención Primaria de calidad y no esperas de más de una semana para poder ver a su médico de familia o pediatra“, expresan desde este sindicato. 

Entre los motivos para el paro, añaden el momento que vive la gerencia de Atención Primaria “con importantes dimisiones y cambios, que está dejando a la Atención Primaria aún más descabezada, sin rumbo y prologando la falta de soluciones para sus profesionales. Incluso los propios responsables de Atención Primaria están dimitiendo ante la deriva en este nivel asistencial”, expresan.

A última hora de este lunes se confirmaba la destitución del otro número dos en la gerencia de Atención Primaria, Pedro José Suárez, después de que días previos dimitiera la gerente adjunta Nuria Fernández. Antes de ellos, y en medio de la negociación del nuevo plan de urgencias, era la gerente de Atención Primaria, Sonia Martínez, la que abandonaba el barco.

Mientras las altas esferas están patas arriba, un 20% de consultas médicas están sin cubrir, y al mismo tiempo, la fuga de médicos en este nivel asistencial escala a niveles preocupantes: en los dos últimos años de 443 nuevos médicos de familia que terminaron su residencia, apenas 37 aceptaron un contrato en Primaria; en el caso de los pediatras, de 155 que terminaron en 2021 y 2022, tan solo seis eligieron estos contratos de la administración, según los datos de AMYTS.

“Desde hace muchos años, lo que es para nosotros el pilar fundamental de la salud de los madrileños, que es la Atención Primaria, ha visto menoscabada su dotación asistencial. La sobrecarga en los centros de salud, la falta de tiempo para atender a nuestros pacientes, la dificultad de acceso para todos ellos y la sobrecarga de las agendas son solo algunas de las múltiples razones por las que este sistema está al borde del colapso”, expresa Fran Recio, pediatra y delegado sindical de AMYTS, quien se queja de que desde hace mucho tiempo los profesionales vienen solicitando mejoras pero no se les ha escuchado. “Queremos mejorar un sistema en el que confiamos y está al borde de la ruina”, sentencia Recio.

Fuente: Sara Plaza Casares en elsaltodiario.com
Foto: David F. Sabadell

.
Share
También podría interesarte