Los mayores con seguro privado sí tuvieron la opción de ser trasladados de sus residencias a hospitales de Madrid

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso no comunicó a los centros privados el protocolo que impedía el traslado de mayores a hospitales

Durante el peor momento de la epidemia de coronavirus, la Comunidad de Madrid estableció un protocolo –con fecha del 23 de marzo– en el que ordenaba no trasladar a los ancianos enfermos de las residencias y domicilios a los hospitales. Sin embargo, los mayores con seguro privado se libraron de esa orden, como informa este jueves El País

Las órdenes del Gobierno regional recomendaban dejar fuera del ingreso hospitalario a aquellos pacientes con «compromiso respiratorio» mayores de 80 años y «enfermedad en órgano terminal», aquellos con demencia moderada o grave, con cáncer en fase terminal o si tenían una enfermedad con «expectativa de vida inferior a un año».

De acuerdo con la información publicada este jueves, estas órdenes no se enviaron a trasladarse a los 40 centros y hospitales de la red privada de salud de Madrid, que siguieron atendiendo a los pacientes con seguro privado que provenían de residencias de la Comunidad de Madrid.

La decisión se llevó a cabo cuando el plan de choque contra el coronavirus, presentado en marzo por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, contemplaba un «mando único» para la sanidad pública y privada bajo las órdenes del consejero de Sanidad de la Comunidad, Enrique Ruiz Escudero.

Gracias a esta diferencia entre pacientes con las mismas características, los enfermos por coronavirus en residencias con seguro privado sí pudieron ser trasladados y tratados en los hospitales privados. Estos centros, tal como informa el mismo periódico, ponían a disposición camas para el sector público de acuerdo a criterios propios, no impuestos por la Consejería de Sanidad, y dejaban plazas disponibles para los ingresos con seguros contratados.

De esta forma, para los traslados hospitalarios de los mayores asegurados solo había que llamar a una ambulancia del seguro, mientras que los ingresos a hospitales públicos debían seguir los protocolos de triaje establecidos por la Comunidad. 

Hasta la fecha, más de 6.000 ancianos han fallecido en las residencias de Madrid con coronavirus o con síntomas compatibles con el virus. Además, cerca de 900 personas han muerto con coronavirus en sus domicilios, según los datos de Sanidad Mortuoria de la Comunidad de Madrid.
Ayuso compara los protocolos para no derivar ancianos de las residencias a los hospitales con las leyes de eutanasia

Fuente: eldiario.es
Foto: sabinevanerp en pixabay.com