“Las UCIs de Madrid están ya casi al 100% de su capacidad”

SATSE denuncia que la mayoría de los hospitales de la red pública del Sermas tienen las UCIs al límite o han sobrepasado ya su capacidad.

La Comunidad de Madrid cuenta únicamente con una capacidad estructural de 653 camas de UCI reales, según la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC), incluidas camas de la sanidad privada.

Sin embargo y debido a la situación de emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, la sanidad madrileña ha reconvertido otras ‘camas UCIs’ con respiradores de manera “forzada” ya que son espacios habilitados para reanimación, reanimación postquirúrgica, cirugía mayor ambulatoria, etc.

SATSE Madrid vuelve a denunciar que dichas ‘camas UCIs” no cuentan con personal de enfermería que pueda ser denominado de UCI ya que “no han sido formados convenientemente para desempeñar esa labor”.

Ante esta situación, el sindicato madrileño de enfermería mantiene su intención de convocatoria de huelga indefinida a partir del próximo 7 de octubre, en respuesta “a los desplantes que sufrimos las enfermeras y fisioterapeutas por parte de la Administración”.

El colectivo denuncia que la mayoría de los hospitales de la red pública del Sermas “tienen las UCIs al límite o han sobrepasado ya su capacidad”. De hecho, la mayoría de los hospitales de la red del Sermas ya han “duplicado” las disponibles. Es decir, empiezan a llamar UCIs a unidades como REA (Reanimación), URPA (Unidad de Recuperación Postanestésica) o cualquier espacio sanitario que dispone de una cama y un respirador, reiteran.

“Las UCIs del Sermas están ya casi al 100% de su capacidad y las de nueva creación no deberían ser llamadas UCIs ya que no cuentan con el personal de enfermería lo suficientemente entrenado como para recibir esa denominación y los que lo están no forman parte de la plantilla estructural. Durante meses, tras la primera oleada, pedimos que se los formara pero la Administración prefirió mirar para otro lado”, afirman.

En junio ya se advirtió a la Comunidad de Madrid del problema que se avecinaba y de la necesidad de formar a las profesionales de enfermería que se iban a tener que ocuparse de esas mal denominadas UCIs para que no volviera a pasar lo de marzo, abril o mayo.

Estas enfermeras -afirma SATSE- “están haciendo un esfuerzo extraordinario para ofrecer los mejores cuidados a sus pacientes a pesar de no haber recibido la formación específica para ello”.

“Vuelve a ocurrir. Tenemos plantillas enfermeras muy reducidas, con profesionales estresadas, cansadas y que no cuentan con refuerzos y se sienten sin el apoyo de la Administración que lo único que le interesa es decir que tiene capacidad para duplicar o triplicar las UCIs realmente existentes y a la que no le importa montar un espacio sanitario en una biblioteca o en un gimnasio”, explican.

“Una UCI no es solo una cama y un respirador. Es, sobre todo, personal experto en la atención a pacientes con unas necesidades muy complejas y específicas y que no se forma de un día para otro. Necesita tiempo. Tiempo que la Comunidad ha perdido y que ya no se puede recuperar”, denuncian

Durante meses SATSE Madrid ha reclamado mejoras para los profesionales sanitarios del Sermas, aumento de plantilla, posibilidad de conciliar y estar con la familia, empleos estables y no contratos de horas o de un día de duración.

“No hemos avanzado nada en estos años y aún menos en los últimos meses. Durante años nos han hecho creer, también a los profesionales, que teníamos la mejor sanidad del mundo pero desde hace tiempo ya advertíamos que era una burbuja que iba a explotar tarde o temprano ya que veíamos signos de alarma como la falta de profesionales de Enfermería, Enfermería Especialista o Fisioterapeutas, la suspensión de libranzas por falta de plantilla, la precariedad de personal sanitario que hacía inviable cumplir con los ratios enfermera/paciente, etc.”, finalizan desde el Sindicato de Enfermería. Fuente: nuevatribuna.es