Las asociaciones vecinales exigen al Ayuntamiento que deje de pasar la pelota al Ministerio y cumpla con el soterramiento de la A5 prometido en los últimos cinco años

En una reunión celebrada el pasado miércoles, representantes vecinales de Campamento pidieron al concejal presidente de Latina que el Ayuntamiento de Madrid cumpla lo prometido y en una primera fase soterre la autovía A5 hasta la avenida de los Poblados. La semana pasada mantuvieron un encuentro con responsables del Ministerio de Transportes, quienes se comprometieron a soterrar el tramo que va desde la avenida de Portugal a la avenida de la Aviación.

pancartaA5

Hace menos de cuatro meses, el pasado mes de noviembre, el delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, recordó ante los medios un anuncio que había hecho a la vecindad de Latina en una presentación pública en 2022: el soterramiento de la A5 desde Paseo de Extremadura hasta la avenida de Los Poblados en una primera fase del proyecto de transformación de la autovía urbana. Pues “donde dije digo…”: en enero, el alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, anunció la autorización del contrato de licitación del Paseo Verde del Suroeste y la vecindad de Campamento y Aluche descubrió con estupor y malestar que sus barrios se habían quedado fuera. El nuevo plan municipal reduce el túnel proyectado en 700 metros, el tramo que va desde la calle Illescas hasta la avenida de los Poblados, condenando a más de 12.000 vecinos y vecinas a más contaminación, inseguridad y atascos. Desde entonces, los responsables del Consistorio se han dedicado a pasar la pelota al Ministerio de Transportes, sosteniendo que debe ser este organismo el que financie esa parte.

El último en hacerlo ha sido el concejal presidente de Latina, Alberto González, que el pasado miércoles se reunió con varios representantes vecinales de Campamento, el barrio más afectado por el recorte del proyecto y, paradójicamente, el que está sometido a los peores índices de contaminación. Como novedad, ofreció la posibilidad de que vecinos y asociaciones pudieran hacer aportaciones al Lote 3 del proyecto, el referido a la urbanización del paseo y que está aún por licitar.

Los delegados vecinales le hicieron llegar su malestar por el cambio de postura del Ayuntamiento y solicitaron que la parte del soterramiento que ha quedado fuera se licite lo antes posible con el fin de que se ejecute durante la primera fase de obras del Paseo Verde del Suroeste, de tal forma que la vecindad soporte las molestias de los trabajos el menor tiempo posible. “No tiene sentido que padezcamos tres o cuatro años de obras en la primera fase del proyecto, y después, no sabemos cuándo, otros tantos años en una segunda fase del proyecto. ¿No sería más lógico acometerlo en su integridad?” se pregunta Andrés Piñeiro, presidente de la Asociación Vecinal de Campamento, que participó en la reunión con el concejal de Latina.

Reunión con responsables del Ministerio de Transportes

El pasado 14 de marzo, Piñeiro, junto a otros representantes de las asociaciones vecinales de Latina y de la FRAVM, se reunió también con la directora de la Sociedad de Entidad Pública Empresarial de Suelo (SEPES), Leire Iglesias, dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, por el mismo motivo. La responsable gubernamental se comprometió a soterrar la zona afectada por la Operación Campamento, que va desde la avenida de Portugal hasta la avenida de la Aviación, algo que, aseguró, había hablado con el Ayuntamiento. Este túnel no estaba proyectado en el anterior convenio entre el Ministerio y el Consistorio pero les parecía razonable hacerlo para evitar en el futuro la creación de una fractura entre zonas de viviendas similar a la existente actualmente en la primera parte de la A5.

Tras estos encuentros, a los que hay que añadir uno precedente que tuvo lugar el pasado 13 de febrero con la coordinadora de Movilidad del Consistorio, María José Aparicio, las asociaciones vecinales de Campamento y Aluche y la FRAVM, su federación regional, reclaman a las Administraciones local y estatal que dialoguen y se pongan de acuerdo cuanto antes para buscar una solución a los 700 metros que, de momento, se han quedado fuera de la primera fase del Paseo Verde del Suroeste. “Nuestros representantes públicos están para solucionar los problemas de la gente, no para pasarse la pelota los unos a los otros. Nuestras demandas no tienen ideología, solo persiguen mejorar la salud y movilidad del vecindario”, subrayan los colectivos barriales.

Los grupos vecinales de los dos barrios afectados por el recorte del proyecto, que el pasado domingo organizaron una manifestación en la que participaron unas 1.200 personas y han iniciado una recogida de firmas en papel y en Change.org que en total ya lleva más de 3.500 apoyos, preparan nuevas protestas en la calle con el fin de lograr sus dos demandas principales: el soterramiento de la A5 hasta la avenida de los Poblados y una solución al intenso tráfico de la Carretera de Boadilla del Monte.

Fuente: FRAVM

.
También podría interesarte