La venta del edificio de un colegio a una congregación católica solo para niñas deja en la calle a cientos de alumnos

¬Los propietarios del inmueble que alberga el colegio Las Naciones, conocido por su proyecto educativo innovador, lo ha liquidado por cuatro millones a una congregación de monjas que ya gestiona un colegio francés de élite
¬Las compradoras dan de plazo hasta junio para vaciar el inmueble y las familias han activado una campaña de urgencia para buscar una nueva ubicación al centro

Una operación inmobiliaria deja sin sede al colegio de Las Naciones tras más de 40 años de funcionamiento. Sus 185 alumnos y alumnas se quedan, de repente, en la calle. La familia propietaria del edificio donde está instalado el centro educativo privado y laico ha vendido el inmueble a una congregación católica que gestiona un colegio de élite solo para niñas, Unión Cristiana Saint Chaumond. El proyecto educativo de esta fundación dista mucho del que caracteriza al colegio Las Naciones: un centro de pedagogía innovadora donde han estudiado caras conocidas como la actriz Bárbara Lennie o la familia Trueba. 

La operación se selló en diciembre por cuatro millones de euros y la salida del alumnado debe ser inminente. Solo tienen permiso para permanecer en el edificio hasta final de curso. Después, todo es incertidumbre.

Las familias del centro conocieron la enajenación el sábado pasado, cuando la dirección les envió una carta que informaba de la «venta fulgurante». En apenas dos días, se han organizado a través del grupo ‘Salvemos Las Naciones’ con el objetivo de encontrar en los próximos seis meses otra sede para el centro, que tiene 24 maestros y casi 200 alumnos de entre dos y doce años (Infantil y Primaria). Ante la urgencia, las familias se plantean varias opciones, entre ellas crear una cooperativa de padres y madres o asociarse con posibles inversores que busquen proyectos educativos «con matiz social». 

La prioridad es que el colegio Las Naciones, esté donde esté, no muera tras cuatro décadas funcionando con un modelo innovador. Las clases, en las que prevalece la educación en valores, beben de las pedagogías Montessori y Waldorf, explican las familias. «En nuestro colegio se impartía coeducación cuando ni siquiera se había inventado el concepto, en los ochenta ya educábamos sin libros de texto y el trabajo cooperativo es de siempre una norma», asegura la directora Lola Tomás Krichevsky, hija de la fundadora del colegio.

El centro echó a andar con el impulso de una pedagoga rusa Eugenia Krichevsky en 1974. «Esto sigue, tiene que seguir. Este proyecto no puede desaparecer», apunta Beatriz Lucas, portavoz de las familias del colegio. Lucas pone en valor el trabajo desde la «perspectiva artística, solidaria, emocional y de respeto al medio ambiente» que hace, a su juicio, «único el proyecto».

anuncio

El inmueble, situado en el distrito de Chamartín, estaba anunciado en el portal inmobiliario Idealista hasta diciembre, cuando se cerró el acuerdo con las compradoras. El edificio se vendía así en la web: «chalet en venta por 4,3 millones de euros». Forma parte de una colonia protegida con un permiso especial para uso dotacional; el resto son viviendas. El colegio tenía una licencia específica para esta utilización pero vinculada a la actividad. Si la actividad del colegio Las Naciones cesa, cesa también esa licencia, según las familias.

La congregación Unión Cristiana Saint Chaumond se define en su página web como  «un instituto femenino de derecho pontificio de religiosas educadoras fundado por San Vicente de Paúl» y ya gestiona un colegio privado en Madrid. El centro católico, ubicado en el barrio residencial de El Viso, se distingue por tener en sus pupitres a hijas de familias adineradas de la capital que quieren darles una formación extensa en francés y engrosa ese reducto de colegios madrileños que aún segregan por sexo a su alumnado.  

El colegio católico confirma a eldiario.es que emplearán las instalaciones recién compradas para trasladar a parte de sus 800 alumnas temporalmente. «Llevábamos un año buscando un edificio porque necesitamos hacer reformas integrales en los nuestros. Demolerlos y reconstruirlos», apuntan fuentes del colegio, que cuenta con dos inmuebles, uno para Primaria y otro para Secundaria.

La congregación de Saint Chaumond defiende que la directora del colegio de Las Naciones «ha estado informada» del proceso de compra en todo momento y que «han intentado ayudar». «Por descontado que podrían terminar el curso, eso no era negociable, sabemos lo que es gestionar un colegio. También hemos pedido los currículum a los profesores para distribuirlos y hasta les dimos la referencia de un edificio alternativo donde nosotras no cabíamos», argumentan estas fuentes, que aseguran que los propietarios ofrecieron a la directora comprar el edificio. Fuentes cercanas al colegio lo confirman. 

Las Naciones pagará hasta junio el alquiler a la congregación religiosa (13.000 euros mensuales). Fuentes del Saint Chaumond avanzan que negociarán las condiciones porque «puede interesar que dejen algo de material». Hay dos módulos en el centro que son desplazables, un aula de tres años y el gimnasio. eldiario.es se ha puesto en contacto con el abogado de la familia propietaria sin obtener respuesta.

Rostros conocidos del mundo del cine y la literatura han estudiado entre estas paredes que ahora tendrán que cambiar de ubicación. También hijos de políticos y de profesionales liberales de Madrid. Hay un nutrido grupo de exalumnos y familias dispuestos a movilizarse para dar una solución a los estudiantes actuales, dice la portavoz, que asegura que «están explorando todas las posibilidades». Tienen seis meses para lograr frenar la reconversión de un colegio referencia por su método progresista en otro religioso que segrega por sexo a sus alumnos. 

Una sociedad mal informada debilita la democracia

Ahora más que nunca se demuestra que la desinformación debilita la democracia y por eso son necesarios medios que te cuenten la verdad: la independencia de eldiario.es es posible porque somos rentables y no tenemos deudas. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de más de 34.000 socios y socias. Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero.
Fuente: Sonia Pérez Mendoza en eldiario.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *