La plaza de la Emperatriz en Carabanchel acogerá una de las actuaciones musicales de ‘Acorde Urbano 21 distritos’

El Ayuntamiento de Madrid impulsa un nuevo ciclo de encuentros musicales al aire libre en parques y plazas de la ciudad

actuacion-acordeurbano

Las Escuelas Municipales de Música sacan su talento a la calle con ‘Acorde Urbano 21 distritos’

  • El proyecto busca revitalizar los espacios públicos, convirtiéndolos en escenarios de expresión artística que acerquen la riqueza cultural de Madrid a los barrios

  • La iniciativa se enmarca en el objetivo del Consistorio de descentralizar la cultura y de fortalecer el tejido social en torno a ella, promoviendo la música como punto de encuentro

  • Las actuaciones se programarán en primavera y otoño, comenzando el próximo 19 de abril en Villa de Vallecas, y llegarán a los 21 distritos de la ciudad

  • Más de 8.600 alumnos reciben formación en la red de Escuelas Municipales de Música y Danza, que cuenta con 122 agrupaciones

El Ayuntamiento de Madrid apoyará el talento de las Escuelas Municipales de Música y Danza creando un ciclo de encuentros musicales al aire libre que se desarrollará en plazas, parques y otros recintos de la ciudad, brindando a las 122 agrupaciones de estos centros una plataforma para exhibir sus propuestas artísticas. La vicealcaldesa y alcaldesa en funciones, Inma Sanz, acompañada por el delegado de Políticas Sociales, Familia e Igualdad, José Fernández, y el concejal de Chamberí, Jaime Taboada, ha presentado hoy el programa, denominado ‘Acorde Urbano 21 distritos’ y ha anunciado que el ciclo de primavera se inaugurará el próximo 19 de abril en Villa de Vallecas. 

Sanz ha destacado que, “con Acorde Urbano, acercamos la cultura a los distritos, a los barrios, algo que está muy presente en el programa de Gobierno” y ha asegurado que “cada barrio, cada calle, cada plaza forma parte de la ciudad, y todos los vecinos tienen derecho a disfrutar de la cultura”. La vicealcaldesa y alcaldesa en funciones ha señalado que “las 73 actuaciones previstas en este programa son un paso más hacia un objetivo fundamental de este mandato: descentralizar las expresiones culturales y extenderlas por toda la ciudad”. 

Con esta iniciativa, el Consistorio contribuye al desarrollo artístico local y celebra la diversidad musical de la ciudad, representando su riqueza cultural en un repertorio diverso que incluye música clásica, contemporánea y otros géneros. Además, aspira a revitalizar los espacios públicos, al utilizar los parques, plazas o jardines como escenarios vibrantes que inviten a la ciudadanía a participar de forma activa, fortaleciendo así el tejido social de los barrios. 

Actuaciones en los 21 distritos

‘Acorde Urbano’ llegará a los 21 distritos de la ciudad. En el ciclo de primavera se han programado actuaciones en 12 de ellos: Carabanchel, Chamberí, Fuencarral-El Pardo, Hortaleza, Moncloa-Aravaca, Moratalaz, Puente de Vallecas, Retiro, Salamanca, Tetuán, Vicálvaro y Villa de Vallecas. Así, se han previsto recitales en espacios como la plaza Daoíz y Velarde, la plaza Rosa Chacel, el parque Villa Rosa -Paco Caño, la plaza de la Emperatriz, el Templete de La Vaguada, el Templete de El Pardo, la plaza del mercado de Villa de Vallecas o el auditorio municipal 13 Rosas. Las agrupaciones visitarán los 9 distritos restantes durante el ciclo de otoño.  

“La música es capaz de conectar experiencias y emociones y con ‘Acorde Urbano 21 Distritos’ queremos convertir los espacios abiertos de Madrid en escenarios vivos de expresión artística donde la música sea el lenguaje universal que todos entendemos y compartimos”, ha destacado Fernández. El delegado ha agradecido a las Escuelas Municipales de Música y Danza su “compromiso con la excelencia y con la preservación de nuestra herencia cultural”. “En ellas no solo se fomenta el aprendizaje técnico, sino el desarrollo integral de las personas, así que, gracias a profesores y a alumnos por su trabajo diario, por seguir manteniendo el prestigio que, con merecimiento, han alcanzado”, ha indicado. 

Más de 8.600 alumnos en formación

La red de Escuelas Municipales de Música y Danza del Ayuntamiento de Madrid celebra este 2024 su 40º aniversario. Durante su dilatada trayectoria en la enseñanza artística se ha consolidado como un servicio muy demandando no solo por su tarea educativa, sino por la importante labor social y cultural que en ella se desempeña. En la actualidad, en sus 16 centros están matriculados más de 8.600 alumnos, que reciben formación en 25 especialidades instrumentales y en cuatro estilos de baile.   

“Para Madrid es un orgullo contar con estas Escuelas de Música y Danza municipales, uno de los recursos con más tradición de nuestra ciudad que se ha ido consolidando bajo los distintos gobiernos y que hoy está enraizada”, ha señalado la vicealcaldesa y alcaldesa en funciones, resaltando la apertura de dos estas escuelas, las de Moratalaz y la de Ciudad Lineal, en el pasado mandato. 

La formación que se imparte en estos centros tiene un carácter muy amplio y no se limita a la adquisición de la destreza necesaria para la práctica instrumental o de la danza, sino que pretende, asimismo, cultivar la afición por estas disciplinas como fenómeno artístico y medio de comunicación cultural, facilitando el desarrollo de la persona. Por ello, contribuye a la compensación de desigualdades sociales y a la prevención de conductas marginales y de riesgo en determinados grupos de edad. 

Los centros proponen un itinerario pedagógico continuado, alternativo a los estudios profesionales que ofrecen los conservatorios. En ellos se trabaja con el objetivo concreto de facilitar el acceso a la cultura en instalaciones próximas de calidad, de difundir una identidad cultural de la ciudad comprometida con la creación y respetuosa con su patrimonio y de fomento de la práctica musical y de la danza en grupo, estimulando el diálogo intergeneracional y favoreciendo la diversidad cultural. 

Además, en estos recursos se potencian las sinergias con los distintos servicios públicos ofrecidos en colegios, institutos, centros culturales, hospitales o centros de mayores, creando así comunidades de aprendizaje conectadas al entorno. Al mismo tiempo, se erigen como espacios inclusivos en los que se estimula la comunicación, la expresión de emociones y la socialización del alumnado con necesidades educativas especiales.

Fuente: madrid.es

.
También podría interesarte