La Plataforma en Defensa del Memorial del Cementerio del Este exige la dimisión de Almeida por destruir el monumento

Las organizaciones memorialistas acusan Martínez-Almeida de mostrar “un desprecio absoluto a las víctimas del genocidio y dictadura franquistas, así como la ignorancia de leyes y principios universales sobre los derechos a la verdad, justicia y reparación”.

Las organizaciones integradas en la Plataforma en Defensa del Memorial del Cementerio del Este (PEDM), en Madrid, han exigido este sábado la dimisión del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, por sus decisiones respecto a la política de memoria y al histórico memorial, cuyas placas fueron arrancadas el pasado 23 de noviembre. El colectivo ve inaceptable la destrucción del monumento, que fue aprobado por el equipo de Gobierno de Manuela Carmena como homenaje a las casi 3.000 personas fusiladas por las fuerzas golpistas entre los años 1939 y 1944 “por el único motivo de defender la libertad y la democracia”, tal como remarcan de la Plataforma.

Para estas organizaciones la actuación del Equipo de gobierno conservador “supone una humillación más a las víctimas del franquismo en Madrid, además de una muestra de carencia de la más elemental cultura democrática”. Asimismo, acusan al alcalde demostrar un “desprecio absoluto a las víctimas del genocidio y dictadura franquistas, así como la ignorancia de leyes y principios universales sobre los derechos a la verdad, justicia y reparación”.

La sustitución del monumento por una inscripción en recuerdo “a todos los madrileños
que, entre 1936 y 1944, sufrieron la violencia”, es, para la Plataforma “un intento inaceptable de confundir víctimas de guerra y víctimas de la revancha fascista en tiempos de paz; así como entre quintacolumnistas cómplices de los golpistas y sus bombardeos de Madrid y quienes
defendieron la legalidad republicana”.

La PEDM denuncia que, con las acciones tomadas a cabo por el actual Consistorio, se pretende equiparar víctimas franquistas, “reconocidas y reparadas sobradamente por la dictadura”, con las republicanas, “ignoradas y despreciadas durante más de 80 años”.

En un acto celebrado en el salón de actos de la sede central de la Unión General de Trabajadores, en Madrid, los colectivos memorialistas han hecho público su rechazo a la eliminación, por parte del Equipo de Almeida y Villacís y apoyado por la ultraderecha de Vox, de la partida aprobada por el anterior equipo municipal para la creación de un Memorial de la antigua cárcel de Carabanchel, al igual que el desmantelamiento de la Oficina de Derechos Humanos y Memoria.

Todas estas acciones son, para las organizaciones defensoras de la memoria histórica, un intento por parte del Ayuntamiento de “negar el derecho a la memoria democrática, propio de cualquier sociedad civilizada, a costa incluso de un despilfarro de los fondos públicos como el que ha supuesto su acto vandálico del cementerio del Este”.

PANELES ARRANCADOS

El pasado 11 de enero más de trescientas personas participaron en una acción de protesta por la eliminación del memorial en la que los activistas colocaron sobre las tapias que rodean el monumento imágenes con los paneles arrancados por el Ayuntamiento que contenían los nombres de las 3.000 víctimas. Fuente: elsaltodiario.com

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Subscribe  
Notify of