La muerte de un paciente indigna a los sanitarios que señalan al Gobierno de Ayuso como responsable directo

“Quien decidió que esos 29 centros pueden funcionar como dispositivos de urgencias extrahospitalarias sin médico, tiene la directa responsabilidad de lo ocurrido en éste y en todos los otros casos que se han ido sucediendo desde la susodicha reorganización”, denuncia la Plataforma SAR-SUAP

puntoatencioncontinuada

Un hombre de 72 años murió el pasado 27 de enero a las puertas de un centro de salud de Majadahonda en Madrid. Era sábado y acudió caminando él solo a las dependencias sanitarias conocidas como el Centro de Continuidad de Cuidados de Enfermería (CCCE) en el Cerro del Aire de esa localidad. El lugar es uno de los 29 dispositivos de Urgencias Extrahospitalarias que la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid decidió abrir el 27 de octubre de 2022 sin personal médico. En el lugar solo se encontraban dos profesionales de enfermería y un celador. Los sanitarios intentaron reanimar al paciente, que había sufrido una parada cardiorrespiratoria, con maniobras de resucitación cardiopulmonar básica, al tiempo que avisaban al 112 para que activara una UVI. Las emergencias tardaron en llegar 20 minutos. 20 eternos minutos en los que los enfermeros siguieron atendiéndole sin poder contar con un médico que pudiera darles instrucciones más precisas. Pasados 30 minutos de parada, la unidad móvil solo pudo confirmar y certificar su fallecimiento.

Este es el relato que hacen sanitarios de la Plataforma SAR-SUAP de Madrid. Profesionales de Urgencia Extrahospitalaria que se muestran impotentes ante la falta de medios. En octubre de 2022 y pese a las protestas, paros, manifestaciones en defensa de la sanidad pública en Madrid, y por la reapertura de las urgencias de Atención Primaria, el Gobierno de Isabel Díaz-Ayuso aprobó la apertura de una treintena de centros, buena parte de ellos sin facultativos médicos. La falta de este servicio que durante años había estado activo en la Comunidad dejó de estarlo obligando a muchos ciudadanos a acudir a las urgencias hospitalarias cuando se trata de fines de semana o fiestas. Antes de que la Consejería de Sanidad ‘reordenase’ el servicio, estos centros contaban con un equipo completo: personal de medicina, enfermería y celador.

“Lo que podía pasar pasó… de nuevo”, señala la plataforma SAR-SUAP, que lamenta profundamente la muerte de esta persona. En un comunicado, explican que los profesionales de enfermería de guardia que atendieron al paciente actuaron “bajo la presión que supone el no contar con personal médico que es el que tiene las competencias para realizar un diagnóstico clínico y la prescripción de medicación”.

Los hechos ocurrieron tal y como cuenta la Plataforma. Los sanitarios no pueden saber si el desenlace hubiera sido diferente si el centro de urgencias hubiera estado dotado como lo estuvo en periodos anteriores a la ‘reorganización’ del Gobierno Ayuso. Lo que sí saben es que las emergencias deben ser “siempre” atendidas por un equipo completo y bajo un diagnóstico médico “no debiendo apostar únicamente por la llegada rápida de una UVI que por diversas circunstancias no siempre es posible”, afirman.

No fue así en esta ocasión, como tampoco lo será en muchas otras. Y ¿quién o quienes son los responsables? “Quien decidió que esos 29 dispositivos pueden funcionar como dispositivos de urgencias extrahospitalarias sin médico, tiene la directa responsabilidad de lo ocurrido en éste y en todos los otros casos que se han ido sucediendo desde la susodicha reorganización”, subrayan.

Los sanitarios advierten de que “en la conciencia de quien diseñó este absurdo plan quedarán las consecuencias”. Por su parte, “no dejarán de denunciar estos hechos públicamente” y de “seguir luchando para que estas terribles situaciones nunca más vuelvan a suceder”.

Tras la muerte de una persona sobre lo que ya no hay remedio alguno, solo queda la pesadumbre. Desde la Plataforma SAP-SUAP han querido transmitir su más sentido pésame a la familia y el total apoyo a los compañeros que “tuvieron que vivir una situación tan dramática y que hicieron todo lo que estaba en sus manos por intentar salvar la vida del paciente”.

Fuente: Isabel García en nuevatribuna.es

Foto portada: ‘Punto de Atención Continuada’. Así se denomina a la treintena de nuevos centros de urgencias extrahospitalarias tras el plan de reordenación llevado a cabo por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid en 2022.

También podría interesarte