La Junta Electoral Central da a Vox 24 horas para retirar la “lona del odio”

La Junta Electoral Central ha resuelto otorgar a la formación ultraderechista Vox un plazo de 24 horas para desinstalar la lona propagandística, bautizada como la “lona del odio”, que se encuentra ubicada en la calle Alcalá de Madrid. La decisión de la Junta Electoral se centra en el incumplimiento de los plazos de la campaña electoral por parte de Vox.

La Junta Electoral Central ha concluido que la lona en cuestión constituye un claro acto de campaña realizado fuera de los plazos establecidos por la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) y la Instrucción 3/2011 de la Junta Electoral Central. Esta resolución se produce tras la denuncia presentada por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y la Asociación Española contra las Terapias de Conversión.

La Junta Electoral Central ha advertido pues que la instalación de la lona no se justifica como parte de las actividades ordinarias de los partidos políticos, coaliciones o federaciones. Además, el eslogan presente en la pancarta, «Decide lo que importa», refleja una clara intención de persuadir a los electores para que apoyen a Vox, lo cual se considera propaganda electoral contraria a la LOREG.

Así y aunque la Junta Electoral Central no ha evaluado el contenido del cartel ni los posibles delitos de odio, los denunciantes consideraron que acudir a este organismo era la vía más efectiva, descartando la denuncia a través de la ley madrileña LGTBI debido a la posible negativa de la administración liderada por Isabel Díaz Ayuso.

A pesar de esto, la Junta Electoral Central ha señalado dicha cuestión penal corresponde a los juzgados y tribunales de jurisdicción penal, ya que la persecución de infracciones de esa índole cuenta con sus propios medios legales y organismos competentes. Se espera que un procedimiento penal si pueda prosperar en los juzgados de Cataluña.

No solo la Junta Electoral Central: Activistas de Futuro Vegetal boicotean la “lona del odio”

Activistas de Futuro Vegetal llevaron a cabo un boicot visual a la lona del odio, lanzando pintura con un extintor y manchando la imagen que muestra cómo se desecha la bandera LGTBI, el feminismo y la Agenda 2030.

El movimiento ecologista Futuro Vegetal emitió un comunicado en Twitter donde explicaron que su acción fue en respuesta a lo que consideran un ataque a los sectores que cuestionan los posicionamientos hegemónicos. Futuro Vegetal ha protagonizado otras protestas similares, como lanzar pintura a sedes de partidos políticos y bloquear el tráfico en la M-40 en abril pasado.

En el comunicado, Futuro Vegetal expresó su preocupación por la falta de compromiso de los partidos políticos en relación al cambio climático. Denunciaron la falta de acción y la falta de conciencia sobre la gravedad del problema en temas como las anomalías térmicas en el océano, el comercio de agua y los récords de temperatura.

Las activistas de Futuro Vegetal, portando pancartas del movimiento y la bandera LGTBI, denunciaron la polarización promovida por los partidos políticos con fines electorales, ignorando las consecuencias catastróficas para el futuro del planeta.

Futuro Vegetal acusa a Vox de ser el máximo exponente de la «necropolítica» en España y los califica de «terroristas».

La acción de Futuro Vegetal terminó con la detención de dos activistas, quienes fueron llevados a la comisaría de Moratalaz bajo el cargo de deslucimiento de bienes. Futuro Vegetal solicita donaciones para cubrir los gastos derivados de sus acciones, ya que han enfrentado detenciones anteriores.

Fuente: Juan Francisco Albert en aldescubierto.org
Foto: Activistas de Futuro Vegetal después de la acción de boicot

.
También podría interesarte