La investidura de Sánchez abre la puerta al primer gobierno de coalición de la democracia

Pedro Sánchez ha sido investido presidente del Gobierno en segunda votación por 167 votos a favor, 165 en contra y 18 abstenciones. Es la primera vez que el socialista consigue el aprobado en un debate de investidura, pues ha sido presidente pero por el triunfo de la moción de censura contra Mariano Rajoy en junio de 2018. Se abre la puerta, así, al primer gobierno de coalición tras la dictadura. Por primera vez desde la II República habrá ministros situados más a la izquierda que el PSOE en el Consejo de Ministros.

Sánchez ha contado con los votos a favor de los diputados socialistas, los de Unidas Podemos, PNV, Más País-Equo, Compromís, BNG, Nueva Canarias y Teruel Existe; las abstenciones de ERC y EH Bildu; en contra han votado las derechas y ultraderechas de PP, Vox, Ciudadanos, Navarra Suma y Foro Asturias, así como los representantes de las CUP y de JxCat, Coalición Canaria y PRC. La jornada de esta mañana ha sido seguida en directo por cuartopoder.

Sánchez cita a Azaña el día de su investidura

Era la segunda votación a la que se sometía el presidente en funciones, tras no conseguir la mayoría absoluta (176 diputados) el pasado sábado, en una sesión en la que el parlamento arrojó 166 ‘síes’, 165 ‘noes’ y 18 abstenciones. Sin embargo, en esta segunda vuelta, estos números le servirían para renovar su mandato en Moncloa, acompañado en esta ocasión de ministros de Unidas Podemos. 

El día de la investidura ha empezado con tensión por lo ajustado de la votación, que podría salir adelante por un par de votos de diferencia con el ‘sí’. La jornada comenzaba con la portavoz socialista, Adriana Lastra, anunciando en Twitter que el PSOE acudirá “a los tribunales” a defender la democracia frente a las amenazas, coacciones, difamaciones y calumnias que han sufrido los diputados socialistas en los últimos días. No han sido los únicos, el representante de Teruel Existe, ha sido uno de los representantes que más presiones ha soportado en los últimos días por darle su ‘sí’ a Sánchez.

Citando al presidente de la II República española, Manuel Azaña, reivindicando el gobierno progresista que encabeza como «única opción posible» y pidiendo a la derecha que no dañe más la convivencia. Así ha construido el líder socialista, Sánchez el discurso con el que ha sido investido este martes. El presidente en funciones ha comenzado su intervención prometiendo que buscará mecanismos para evitar futuros bloqueos políticos como el que ha sufrido España en los últimos meses. 

Además de defender que tras dos elecciones generales, su gobierno es el único posible, Sánchez ha dibujado tres posturas en el parlamento con respecto a la votación. La de la «España que quiere avanzar», representada por su «coalición de progreso, diálogo y justicia social». La de aquellos que «no lo impiden» con su abstención y la de aquellos que mantienen una «curiosa coalición» de bloqueo, formada por la ultraderecha, los «antisistema» y los nacioanalismos «intransigentes».

Sánchez ha acusado a las derechas de «tensionar la situación» para ver si aparecía una «nueva oportunidad», pero se ha mostrado convencido de que «va a gobernar en España una coalición progresista», que suba el Salario Mínimo, haga que los «españoles más acaudalados» tengan que contribuir con más impuestos, que restaure los derechos sociales y que apueste la educación o las pensiones, entre otras medidas,

Para acabar, ha terminando citando a Azaña, recordando que «todos somos hijos del mismo sol y tributarios del mismo río» y con un mensaje a la derecha y a la ultraderecha: «Nadie tiene el derecho de monopolizar el patriotismo». 

Casado a Sánchez: “Ultra es usted”

El presidente del PP ha iniciado el turno de réplicas al candidato a la Presidencia reivindicando la Constitución y al rey, “frente a los ataques que sufrió por parte de los radicales que sustentan el gobierno de Sánchez”. También ha tenido palabras de reconocimiento para las víctimas del terrorismo, que según el líder conservador, “fueron ultrajadas” en el pleno de la semana pasada.

Casado se ha esforzado en situar al próximo gobierno, el de coalición de izquierdas, en el marco de la ilegitimidad que pretenden conseguir derechas y ultraderechas. “Usted forzó una repetición electoral de no depender de la ultraizquierda, separatistas y batasunos. Hoy, los trae de socios sin dar explicación por su engaño masivo a los españoles”, ha dicho, calificando esta situación de “estigma con el que nace el gobierno más radical de la historia”.

“No hay más excepción a la democracia que la que representan sus socios ultras”, considera Casado, que ha tildado a Sánchez de “ultra”. “Ultra es usted y todos los que le apoyan. Su disfraz de moderado se le ha caído. Su única patria es usted”, le ha criticado. Vaticina el líder del PP: “Si cumple con sus socios, romperá España. Si no, le echarán a la calle. Tenemos la esperanza, que engañe a sus aliados igual que hizo con sus electores”.

Vox despliega el discurso xenófobo

Santiago Abascal, líder de Vox, ha comenzado su discurso lamentando el asesinato de una mujer y su hija que han muerto a manos de un hombre en Esplugues de Llobregat, pero pronto lo ha utilizado para atacar la violencia machista y reivindicar su ley de violencia intrafamiliar para que no haya «víctimas de segunda»: «Nos preocupan todas las víctimas». Después, el dirigente de Vox ha continuado usando crímenes sexuales para vincular delincuencia con inmigración.

El dirigente ultraderechista ha calificado el nuevo gobierno como un «matrimonio entre la mentira y la traición», que se «arrodillado ante diputados que no merecían ser acreditados» y que cuenta «con el beneplácito de ETA». Además, ha reprochado a Sánchez ser más de Largo Caballero o Negrín que de Azaña, citando de nuevo al presidente de la Segunda República. Abascal no ha dedicado prácticamente tiempo de su discurso a comentar las medidas propuestas por el gobierno de coalición.

Homenaje a Aina Vidal

Uno de los momentos más emotivos ha sido cuando Iglesias ha agradecido a la diputada de En Comú Podem, Aina Vidal, su presencia, después de que esta anunciara que padece un cáncer “raro y agresivo” que le impidió asistir el pasado fin de semana a las sesiones del Congreso. El PSOE, que había recibido la subida de Iglesias a la tribuna con un aplauso y en pie, Unidas Podemos y otros muchos grupos han ovacionado a la catalana.

Iglesias ha afeado a Abascal que use las dos primeras víctimas de violencia machista para vender su ley de violencia “intrafamiliar”. “Ojalá durante esta legislatura le hagamos entender que desde el machismo y el racismo es difícil defender los derechos de los ciudadanos”, le ha dicho. También ha tenido palabras de crítica al uso partidista que de las víctimas del terrorismo hacen las derechas y ultraderechas. Ha leído un mensaje de Rosa Lluch, hija de Ernest Lluch: “Basta ya de usar nuestro dolor en su beneficio”.

El líder morado ha afeado a la bancada de las derechas y ultraderechas que intenten apropiarse de la figura del rey. “Si algo sabía Juan Carlos I, que venía de donde venía, es que solo alejándose de la derecha la institución podría pervivir. Quizás se hayan convertido en la mayor amenaza de la monarquía en España”, les ha reprochado.

Antes de finalizar su intervención, Iglesias ha solicitado a Sánchez dos cuestiones. “Frente a los intolerantes, provocadores que quieren llevar a España al pasado, el mejor tono”, ha espetado al candidato socialista. “Las segunda, la mayor firmeza democrática”, le ha pedido al socialista frente a las derechas y ultraderechas.

Oramas pide perdón, pero reitera su «no»

Después le ha tocado el turno a los portavoces del Grupo Plural, formado por partidos muy diferentes.

La portavoz de JxCat, Laura Borrás ,  ha explicado por qué votará «no» al gobierno de sanchez: «No podemos votar en contra de Catalunya y a favor de la represión», ha anunciado tras quejarse de que Sánchez ha cambiado  «media docena de veces» de discurso.

Tras recordar que el Parlamento Europeo ha reconocido a Junqueras como eurodiputado, ha pedido al gobierno que «rectifique» y que en el futuro pase de las «palabras de diálogo a los hechos», aunque el tiempo dirá si es por «convicción o puro instinto de supervivencia».

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha dado la enhorabuena y las gracias a «Sánchez» y a «Pablo» en referencia a Iglesias, pero les ha pedido que no «le compren el marco a las derechas» y que dediquen la legislatura a «eliminar las condiciones de la política del odio», es decir, que aprueben políticas para paliar la desigualdad.

El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, recordando su condición de profesor de educación física, se ha dirigido a las derechas: «Ustedes necesitan educación» y les ha pedido que asuman el resultado y «aprendan a perder».

Ana Oramas, de Coalición Canaria, ha aprovechado para reiterarse en el «no» y pedir «disculpas» a su organización política por no buscar vías internas para defender su posición. También ha pedido a los diputados que velen por la «dignidad» de las instituciones ante la tensión delos últimos días.

Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, ha recomendado «valium» a las derechas y ha reiterado su apoyo a Sánchez por los intereses de canarias y la necesidad de no caer de nuevo en el bloqueo político.

Néstor Rego, del BNG, ha reiterado su «sí» a la investidura gracias a un acuerdo que mejorará «la calidad de vida y el bienestar» de los gallegos y para hacer frente a una derecha cada vez más «ultraespañolista».

El diputado del PRC, José María Mazón, ha explicado que su «no»  se debe a que la votación de las conclusiones de la mesa de diálogo con Catalunya se circunscriban solo a Catalunya y deje fuera la opinión del resto de españoles. Por eso, quieren un gobierno, pero «no a cualquier precio».

Por último, ha subido a la tribuna el diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, uno de los que más presiones ha sufrido, para defender su «sí» al gobierno de coalición por tres razones: darle su voto al candidato con mayores apoyos, desbloquear la situación y para que haya un gobierno que tome medidas ya para solucionar, por ejemplo, la situación de la central térmica de Andorra.

Bassa (ERC) llama “verdugos” a los socialistas desde la tribuna

Hoy, la voy de ERC en la tribuna la ha ostentado la diputada Montse Bassa, hermana de la exconsellera presa Dolors Bassa. “Le hablo como una familiar de una presa política catalana, no sé si se hacen una idea del dolor que han generado en nuestras familias”, ha afeado la republicana al socialista, para asegurarles: “Ustedes también son verdugos, los presos políticos están en la cárcel porque ustedes quieren que estén ahí”.

Sobre el PSOE, la diputada de ERC ha asegurado que “lleva años construyendo un relato falso de violencia en Catalunya” y que prefiere “golpear y encarcelar antes que reconocer un derecho democrático como el de la autodeterminación”.

“El PSOE ha sido cómplice de todo esto y de la gran mentira de la violencia en Catalunya. Ante esto, ¿cree que me importa la gobernabilidad de una España que tiene en la cárcel a mi hermana y a mi gobierno en el exilio? Personalmente, me importa un comino la gobernabilidad de España”, ha explicado, antes de decir que votará, como el resto de su grupo, abstención, porque cuando visita a los presos de ERC en la cárcel, le recuerdan que apuestan por “construir una república catalana independiente desde la cordialidad con España y el diálogo”.

Arrimadas se erige como una alternativa de «centro»

La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha animado una vez más a los diputados socialistas a que cambien de voto y den un «no» a Sánchez: «Se saltan muchas veces la disciplina de voto, saltensela una vez por todos los españoles».

La dirigente naranja ha asegurado que hay muchos españoles preocupados por que la economía caiga en «manos de populistas» o  por las «cesiones al separatismo»: «Eso no es progresismo». Arrimadas cree que frente a los «extremos» del futuro gobierno, «tenemos que darle a España una alternativa de centro».

Esteban: «Es la sesión de investidura de Sánchez porque el rey lo ha querido»

El diputado del PNV, Aitor Esteban, ha reafirmado el voto afirmativo del nacionalismo vasco a Sánchez y, con la sorna que le acostumbra, ha dejado en evidencia a las derechas y ultraderechas que , durante toda la sesión de investidura ha usado la figura del rey para apropiársela. «Es la sesión de investidura de Pedro Sánchez es porque el rey lo ha querido». «Según su lógica, qué irresponsabilidad la del monarca», se ha jartado.

Esteban cree que es necesario que el gobierno eche a andar para  “acabar con el parón legislativo”. “Hacen falta nuevas recetas, las que nos han traído aquí ya no son válidas”, considera, así como que este gobierno “es la única salida”.

EH Bildu, contra la extrema derecha

El portavoz de EH Bildu, Oskar Matute, ha comenzado citando a Angela Davis para explicar su abstención: “No estamos aceptando las cosas que no podemos cambiar. Vamos a cambiar las cosas que no podemos aceptar». El dirigente se ha dibujado como el rompeolas que para «a la extrema derecha», por las mujeres, las personas LGTBI, las racializadas, etc. Antes de comenzar su parlamento, los diputados de Vox han abandonado el Hemiciclo.

Matute ha pedido  «verdad, justicia y reparación» para «todas las víctimas», en las que ha incluido las de ETA, las del GAL o las que siguen en las cunetas.

También se ha dirigido a las derechas: «Estamos aquí para demostrarles que ni nos vencieron ni nos domesticaron», ha proclamado para reivindicar su «derecho a construir una república vasca donde no exista ninguna forma de dominación».

García Adanero: “El mayor enemigo de Navarra es el nacionalismo vasco”

El Grupo Mixto ha dividido los cinco minutos entre la CUP, UPN y Foro Asturias. Poco tiempo de intervención para todos ellos. La CUP, se ha encarado con “las ultraderechas y las ultra-ultraderechas” y les ha recordado, en especial a Abascal, que, de las mujeres, “todos los agresores son hombres”. “Pare de hacer comentarios racistas”, ha exigido al dirigente ultraderechista.

Carlos García Adanero, diputado de Navarra Suma, ha afeado a Sánchez que vaya a ser investido con la abstención de EH Bildu. “¡Vaya compañeros, vaya estabilidad para España!”.  “Lo que no vamos a perdonarle es que haya puesto al PNV como interlocutor de Navarra. El mayor enemigo de Navarra es el nacionalismo vasco”, ha dicho. Por parte de Foro Asturias, Isidro Martínez Tudanca ha reiterado su ‘no’ a Sánchez para “garantizar a los españoles la convivencia”.

Lastra reprocha su «matonismo» a las derechas

La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, ha acusado a las derechas de estar «radicalizadas» y de haber practicado «matonismo» contra los diputados de otros partidos. A juicio de la socialista, PP y Vox no respetan dos preceptos básicos de la democracia: que forma gobierno quien tiene la mayoría y que «la oposición acepta el resultado».

También se ha dirigido directamente a Pablo Casado, líder del PP, quien cree que «tiene que tomar una decisión» respecto a Vox o «se hundirán en el abismo del extremismo».

#SI SE PUEDE

Fuente: Sara Montero y Sato Díaz en cuartopoder.es
Fotos: @carabanchelnet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *