La Iglesia Católica recibió 12.000 millones de euros de dinero público en el año de la pandemia

EL 75% de la asignación por IRPF no se destinó a fines asistenciales o pastorales

La Iglesia Católica Española (IC) recibió 11.800 millones de euros de dinero público en 2020 según las estimaciones realizadas por Europa Laica en su ‘Informe Crítico sobre la Memoria de Actividades de la Iglesia Católica’ dado a conocer este martes.

De ellos, 298,1 millones corresponden a la recaudación a través del 0,7% de la casilla del IRPF pero solo el 25% de ese montante ha ido destinado a labores asistenciales y pastorales, mientras el 75% restante es utilizado en salarios, pagos a la Seguridad Social y en el funcionamiento interno de la Conferencia Episcopal Española (CEE).

Especial hincapié hace Europa Laica en este dato, dado que en él se basa la Iglesia para defender el uso en labores sociales que hace de la recaudación de la renta. Si bien, la realidad es que, de esos 298 millones, solo 3,1 han ido destinados a actividades pastorales; y 6,5 millones a Cáritas, según se desglosa de la última Memoria de la Iglesia correspondiente al año de la pandemia y que se ha hecho pública casi dos años después, en mayo de 2022.

Del desglose además se comprueba que un 1,6% lo dedica a publicidad; y hasta un 10,8% que queda declarado como superávit. Y todo ello de dinero público.

INGRESOS IRPF POR VÍA INDIRECTA

Pero esta no es la única cantidad que la Iglesia recibe vía IRPF, ya que de la casilla que el contribuyente puede marcar para ‘fines sociales’, reciben de forma indirecta hasta el 50% de esta recaudación que va a parar a asociaciones de ámbito estatal vinculas a su vez a la IC. De ahí que Europa Laica lleve insistiendo desde años en que lo mejor es no marcar ninguna de las dos casillas en las declaraciones que el contribuyente hace cada año.

Y hay más. Hay otros 50 millones de euros correspondientes al Impuesto de Sociedades donde el contribuyente también puede optar por marcar la casilla eclesiástica.

En total, la Iglesia recibió en 2020 por asignación tributaria de la Renta 550 millones de euros, solo “la punta del iceberg” del monto total de casi 12.000 millones, resalta Europa Laica que un año más ha analizado al detalle la memoria de actividades anual que la institución lleva realizando desde 2006 tras la última actualización de los Acuerdos con la Santa Sede que datan de 1979.

La Iglesia ha recibido entre 2008 y 2020 un total de 3.650 millones vía IRPF

Una memoria, en palabras del presidente de Europa Laica, Juanjo Picó, que “no es adecuada ni fiable” e incurre en claras “disfunciones” “ausencia de transparencia” y “falsedades”. Disfunciones incluso que ha puesto de relieve el Tribunal de Cuentas sin que, a día de hoy, se hayan subsanado esos errores.

“Está habiendo una falta de control. El análisis de estas cifras nos lleva a decir que de lo que la Iglesia Católica recibe por IRPF nada es para la labor asistencial, que es su propaganda fundamental”, afirma Picó.

SUPERÁVIT Y RENDIMIENTO FINANCIERO

Uno de los asuntos que ha puesto en cuestión el Tribunal de Cuentas fue el superávit declarado por la Iglesia por sobrepasar -dice el organismo- “el adecuado sostenimiento de la Iglesia Católica”. Según el informe de Europa Laica, entre 2016 y 2020 fueron 84 millones de euros (32,1 en 2020).

Y lo más llamativo es que 36 millones se han destinado a Trece TV (propiedad de la Conferencia Episcopal)vulnerando así la legislación europea sobre ayudas del Estadoy otros 48 a un fondo de reserva de la Iglesia que junto con otras inversiones arroja un rendimiento económico de cerca de 1,5 millones de euros en el periodo 2016-2020.

OTRAS PARTIDAS DE DINERO PÚBLICO

La Iglesia solo está obligada a rendir cuentas por los ingresos de IRPF, para justificar a qué destina ese dinero del contribuyente, pero no el resto de financiación pública que según el análisis de Europa Laica se desglosa en varias partidas, como por ejemplo los 5.400 millones de la enseñanza concertada y pago de profesores de religión. O los 2.000 millones para ‘obra social y asistencial’.

También recibe 900 millones por actividad hospitalaria; o 600 en mantenimiento del patrimonio artístico e inmobiliario.

Por exenciones fiscales (IBI y otros impuestos), la Iglesia se embolsa un total de 2.000 millones de euros al año.

“Millones de dinero público sin control ni transparencia” de los Presupuestos Generales del Estado, denuncia Europa Laica que acusa a la institución de “no cumplir con el compromiso contraído”, ya que “las 100 páginas de la memoria son de propaganda de actividades eclesiales en un intento mediático de legitimar los enormes privilegios que disfruta”, afirma.

Fuente: Isabel García nuevatribuna.es

También podría interesarte