Inspección de Trabajo hace un requerimiento al Gobierno de Díaz-Ayuso por la situación de los sanitarios

Inspección de Trabajo ha enviado un requerimiento a la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid para que “en el plazo de un mes” presente un plan de mejora de las condiciones laborales de los profesionales sanitarios de atención primaria.

Los cinco sindicatos de la sanidad madrileña (CCOO, Satse, AMITS, CSIT UP y UGT) llevan un año negociando un acuerdo para limitar la carga de trabajo de las plantillas que la Consejería “se ha negado a firmar en el último momento”, denuncian.

En el mismo, se fijaban los tiempos de atención por paciente en función de la categoría, entre los 10 y los 20 minutos y se trataba de limitar la carga de trabajo existente en las categorías con agenda, con propuestas sobre la organización del trabajo para el resto de los profesionales sin agenda establecida.

Asimismo, se establecían los tiempos respecto a repartos en caso de ausencias a 10 minutos/paciente, a partir de las 48 horas de ausencia, un tiempo mínimo para atención domiciliaria de 30 minutos; y se consolidaba la agenda asistencial en un máximo del 70% de la jornada laboral (300 minutos).

Ante la negativa de la administración sanitaria a negociar, la Inspección de Trabajo ha emitido un requerimiento a la Consejería reclamando “una adecuada planificación preventiva para eliminar o reducir, y controlar los riesgos ya identificados y que son extrapolables al sistema de atención primaria, incluyendo para cada actividad preventiva el plazo para llevarla a cabo, la designación de responsables y los recursos humanos y materiales necesarios para su ejecución”.

El organismo también pide al Gobierno de la Comunidad de Madrid que se preste “especial atención a las situaciones de aquellos centros de trabajo que de manera permanente o puntual tiene una carencia significativa de personal”. Para ello, le da un plazo de un mes desde la notificación de la propuesta de requerimiento para el diseño de la citada planificación preventiva.

En un comunicado conjunto, las organizaciones sindicales afirman que la Consejería “ha perdido una gran oportunidad para instaurar unas condiciones laborales adecuadas” para los trabajadores de atención primaria.

“El rechazo injustificado y unilateral de la Consejería, tras un año de negociación, a la firma de un acuerdo beneficioso para los profesionales, pone de manifiesto una vez más, la falta de importancia que para esta Consejería tienen las condiciones en las que trabajan todos los profesionales de la sanidad pública en general y de la atención primaria en particular y su falta de compromiso para dar solución a los graves problemas de sus trabajadores”.

Asimismo, denuncian la “desidia” de la administración que “está poniendo en grave peligro la salud y la seguridad” de las plantillas “al no facilitar los medios necesarios para que se desempeñe la actividad profesional con medidas de seguridad y salud adeudadas”.

Fuente: nuevatribuna.es
Imagen: Montaje Archivo wikimedia

.
Share
También podría interesarte