Huelga indefinida de sanitarios el 28 de septiembre en los centros de salud de Madrid: «No podemos trabajar en estas condiciones»

El sindicato mayoritario entre el colectivo médico de Madrid, AMYTS, avisa de que en las próximas semanas se irán sumando a la convocatorias del resto de sectores

El Gobierno de la Comunidad de Madrid se enfrenta a una nueva huelga: esta vez de sanitarios e indefinida. El sindicato mayoritario entre el colectivo médico de Madrid, AMYTS, ha registrado este jueves la convocatoria de huelga de sanitarios de la Atención Primaria, que se iniciará el 28 de septiembre «de forma indefinida y completa», reza el comunicado de la organización. AMYTS avisa de que en las próximas semanas se irán sumando a la convocatorias del resto de sectores.

El parón sanitario todavía se puede parar. «Desde AMYTS confiamos en la sensatez y en la voluntad de negociación de la Comunidad de Madrid para evitar que la huelga se inicie. Se trata de un movimiento que vienen pidiéndonos nuestros compañeros ante la dramática situación que se vive en este nivel asistencial clave», explican.

El sindicato alega en sus razones que los médicos de Atención Primaria vienen soportando una situación de sobrecarga asistencial desde hace años que se ha agravado con la pandemia. «Ya antes nos encontrábamos con un importante déficit de recursos humanos: más de seiscientos médicos de familia y más de ciento cincuenta pediatras. Esto, unido a la escasez de recursos económicos, y al agravamiento de la situación producido en los últimos meses por la pandemia, nos ha llevado a un límite inasumible y a un deterioro de la calidad asistencial en la atención a los pacientes», lamentan.

«No podemos seguir trabajando en estas condiciones laborales tan precarias. Somos médicos y nos debemos a nuestros pacientes, ya que somos los principales garantes de su seguridad y salud. Los ciudadanos se merecen una atención sanitaria digna y de calidad que en estas circunstancias no les podemos prestar», insisten. «A día de hoy, en los centros de salud se atienden consultas telefónicas, consultas presenciales, urgencias médicas, patologías crónicas, atención domiciliaria, detección y seguimiento de pacientes COVID, rastreo de sus contactos dada la escasez de rastreadores y la falta de comunicación con los mismos y con salud pública».

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, aseguró el pasado viernes que la Consejería ultima un plan para reorganizar la atención primaria que se presentará en los próximos días aunque no detalló en qué consistiría. Su viceconsejero, Antonio Zapatero, hablaba este martes de incentivos salariales. Fuente: Fátima Caballero en eldiario.es