Fuerte crecimiento de la contratación indefinida, especialmente entre los jóvenes

El mes de mayo cerrará con un crecimiento de la afiliación de 37.000 empleos, según el avance quincenal, en línea con meses previos. Hay casi 200.000 ocupados más que al inicio del año 2022 y 550.000 más que antes de la pandemia, impulsados por la creación de empleo en el sector privado.  En mayo, el 78% de los trabajadores son indefinidos, siete puntos más de lo que era habitual en este mes y se han realizado un millón de contratos indefinidos más que en los años 2017-19.Entre los jóvenes, la contratación indefinida crece a un ritmo anual superior al 10% y el porcentaje de fijos crece 20 puntos porcentuales.

El dinamismo del mercado laboral continúa en el mes de mayo, que cerrará con una creación de 37.000 empleos, lo que supone un crecimiento del empleo en línea con el registrado en los últimos meses, según la estadística experimental de afiliación quincenal elaborada por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. El dato de mayo eleva el incremento de la afiliación a la Seguridad Social en los cinco primeros meses de 2022 a “cerca de 200.000 personas”, según ha destacado el ministro José Luis Escrivá.  

“Esta cifra supone -ha subrayado el ministro- un inicio de año de intensa creación de empleo respecto al final de 2021”. Además, la cifra de afiliación diaria continúa por encima de los 20 millones de ocupados, superados por primera vez el pasado mes de abril, y a mediados de mayo se sitúa en 20,27 millones de personas.

El ministro de Inclusión ha destacado también “la rápida incorporación laboral de los refugiados ucranianos que han llegado a España en las últimas semanas”. Según los datos de la Seguridad Social, un total de 3.016 ucranianos que han recibido la protección temporal hasta el pasado 30 de abril ya están afiliados al sistema. 

Respecto al inicio de la pandemia, Escrivá ha recordado que “tenemos un nivel de empleo que supera en 550.000 personas el que teníamos en febrero de 2020, concentrándose en sectores innovadores y de alto valor añadido”. En concreto, las actividades con mayor tasa de crecimiento respecto al nivel prepandemia son informática (+13,3%) y actividades sanitarias (+8,3%). 

En este sentido, el ministro ha destacado que la recuperación del empleo respecto al nivel prepandemia procede especialmente del crecimiento en el sector privado y sólo en el año 2020 el empleo público creció más que el privado. Sin embargo, en 2021 y 2022, el 92% del crecimiento del empleo procedió del sector privado.  

Además, Escrivá ha resaltado que “continúan apreciándose, cada vez con mayor intensidad, los efectos positivos de la reforma laboral en el mercado laboral”, especialmente en el crecimiento de los contratos indefinidos y reducción de los temporales. En concreto, hasta la mitad de mayo se registran más de un millón de trabajadores con contrato indefinido (767.000 fijos y 292.000 fijos discontinuos) más de lo que era habitual en esta misma época del año en los ejercicios previos a la pandemia.  

Si sólo tenemos en cuenta el mes de mayo, “la evolución de la contratación indefinida también es muy positiva”, según Escrivá. El ministro de Inclusión ha destacado que el 78% de los afiliados a la Seguridad Social en este mes tienen contrato indefinido, lo que supone siete puntos más del promedio registrado en los meses de mayo de los seis años anteriores.  

El crecimiento de la contratación indefinida y reducción de la temporal impulsado por la reforma laboral se aprecia en todos los grupos de edad, pero “está beneficiando especialmente a los trabajadores más jóvenes”: en el colectivo entre los 16 y 29 años la contratación indefinida está creciendo a un ritmo interanual superior al 10%, mientras que los fijos discontinuos aumentan un 5% y los temporales se reducen un 20%. 

Así, en total, el porcentaje de indefinidos menores de 30 años ha aumentado 20 puntos porcentuales respecto a otros meses de mayo, con un 59% del total. Entre los mayores de 30, también hay un incremento, aunque menor, ya que han pasado del 77 al 82%.  

“La tendencia de reducción de los afiliados con contrato temporal y aumento de los trabajadores con contrato indefinido es generalizada por sectores de actividad, incluso en aquellos en los que suele haber una mayor tasa de temporalidad”, ha subrayado el ministro de Inclusión.  

Otro de los efectos de la reforma laboral se aprecia “en el crecimiento de los contratos de mayor duración y el desplome de los contratos de muy corta duración”. En concreto, Escrivá ha subrayado que los contratos de más de 30 días o sin finalizar son casi 300.000 más que de lo habitual a estas alturas del año. Mientras, los contratos a un día se han reducido en casi 600.000 respecto al promedio de los años previos a la pandemia. Además, simultáneamente, “se está produciendo un incremento de la duración de los contratos extinguidos en lo que va de año, que han pasado de 13 a 16 días”. 

“Este dinamismo del mercado laboral está permitiendo un fuerte crecimiento de los ingresos por cotizaciones sociales, que registra un crecimiento interanual del 9,7%”, según ha resaltado el ministro de Inclusión. De esta forma, los ingresos por cotizaciones sociales se sitúan por encima del 10% del Producto Interior Bruto (PIB), un punto por encima de la medida 2015-2019.  

Respecto a la evolución de los ERTE, los mecanismos previstos en la reforma laboral (RED, ETOP y ERTE de fuerza mayor) siguen proporcionando protección a los trabajadores y empresas que lo requieran. Actualmente, hay 26.000 trabadores en las dos últimas modalidades, mientras que 2.900 trabajadores del sector de agencias de viaje están protegidos por el Mecanismo RED. 

Fuente: nuevatribuna.es

También podría interesarte