El Supremo anula la construcción de viviendas de lujo que destruyó patrimonio industrial centenario en Madrid

El Tribunal Supremo da la razón a Ecologistas en Acción anula definitivamente la construcción de 450 viviendas de lujo en el barrio madrileño de Chamberí. Las organizaciones ecologistas y de defensa del patrimonio trataron de proteger, sin éxito, un edificio centenario.

La justicia ha confirmado la nulidad del Plan Parcial de Reforma Interior (PPRI) del TPA Raimundo Fernández Villaverde. El Supremo ratifica así la sentencia emitida en 2019 por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Lo que en castellano significa que la construcción de 450 viviendas de lujo en el corazón del barrio de Chamberí es ilegal, tal y como reclamaban Ecologistas en Acción y otras organizaciones.

La Sección Quinta de la Sala Contencioso-Administrativa del alto tribunal anula el paso de suelo dotacional de la administración a residencial privado y establece que se debía haber reservado suelo para vivienda protegida, en contra de los intereses de Residencial Maravillas, la cooperativa promotora de un edificio que, según la sentencia, no pueden ocupar. La sentencia es firme y no cabe recurso. El Ayuntamiento de Madrid tendrá que responder económicamente tras esta sentencia puesto que la aprobación del plan supuso la consolidación de derechos para los propietarios del solar.

Para la organización Ecologistas en Acción, la sentencia es una buena noticia que, no obstante, llega tarde. La organización, no obstante, reclama que las viviendas sean demolidas.

El caso del Taller de Precisión de Artillería de Chamberí supuso uno de los primeros enfrentamientos abiertos entre el Ayuntamiento de Manuela Carmena en la pasada legislatura, y su concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo, con el tejido asociativo, de defensa del patrimonio y ecologista de la ciudad. El edificio principal, levantado en 1898, era una construcción de estilo neomudéjar que albergaba en su interior un jardín centenario y que gozaba de protección desde que fue incluido en el Precatálogo de 1977 y después en el Plan Especial de la Villa de Madrid de 1980. En el Plan General de Ordenación Urbana de 1997, vigente hasta la fecha, figura en el Catálogo de Elementos Protegidos, aunque no se detallaba su nivel de protección, pues era necesario concretarlo en el Plan Parcial que se aprobó en el pleno extraordinario de noviembre de 2015. Tras su derribo en 2016 solo se conserva el refugio antiaéreo y el polvorín, construidos en el subsuelo, durante la Guerra Civil.

Fuente: Pablo Elorduy en elsaltodiario.com

También podría interesarte