El regalo de Navidad de Almeida y Ayuso a los distritos de Carabanchel y Arganzuela: La Tala, “Es un atentado ecológico”. Antes y después …

Las redes se llenan de imágenes y protestas una semana después de que los trabajos de ampliación del suburbano comenzaran a cobrarse los 523 árboles cuya eliminación está proyectada

AntesydespuesdetalaparqueComillas
Antes y después de la tala en el parque de Comillas @DiegoRBCA

Las talas de Madrid siguen trayendo cola. Una semana después de que se consumaran los primeros arboricidios en Comillas y Madrid Río por las obras de ampliación de la línea 11 de Metro, impulsadas por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso y apoyadas por el Ayuntamiento de José Luis Martínez-Almeida, la comparativa entre la estampa que presentaban estos lugares antes y después de los trabajos sirven para ilustrar las quejas vecinales.

“Es un atentado ecológico, el antes y el ahora es aterrador”. Así denuncia en redes un usuario las consecuencias de estas intervenciones. Pero las imágenes que adjunta se explican solas, con un parque de Comillas (hasta ahora pulmón del barrio homónimo en el distrito de Carabanchel) en el que el verde ha dado paso al gris. Donde antes había árboles de gran altura ahora solo quedan troncos talados.

Los vídeos en movimiento también muestran el cambio exponencial que ha experimentado la zona, donde han sido eliminados 195 árboles y en la que se situará la entrada de la tuneladora para extraer e introducir elementos en la futura estación de Comillas. Según denuncian residentes y padres del cercano colegio público Perú esto supondrá que durante las obras, con una duración prevista de cuatro años, el entorno se llenará de ruidos, polvo y camiones para desplazar materiales.

Todo ello en las proximidades del centro Perú, cuyo alumnado (incluidos niños con autismo o trastornos de atención) vivirá de cerca estas circunstancias mientras pierde una de sus principales bazas medioambientales y de ocio en un distrito con escasas zonas verdes.

Las LEGOTalas

Más allá de registrar el fin de los primeros 523 árboles cuyo destrozo está proyectado, algunos usuarios han puesto imaginación en su forma de denunciar las talas. Hay quien ha echado mano de la Inteligencia Artificial para recrear un hipotético set de LEGO con la estampa que se vivió el pasado lunes en Arganzuela: camiones, excavadoras, cientos de troncos en el suelo (aquí se erradicarán 106 especímenes) y hasta vecinos manifestándose junto a las vallas.

Unas recreaciones apocalípticas, aunque no tan impactantes como las imágenes de árboles en el preciso momento de su tala que siguen publicando vecinos y colectivos medioambientales. Estas sin embargo no son el resultado de ninguna IA, sino la cruda realidad de Madrid Río y Comillas.

Fuente: Somos Madrid en eldiario.es (Título cambiado por @carabanchelnet)

separacb
.
También podría interesarte