El PP gana las elecciones en Castilla y León pero necesitará a la ultraderecha

El Partido Popular no consigue los resultados esperados tras el adelanto electoral y Vox pide la vicepresidencia de la Junta

El Partido Popular de Alfonso Fernández Mañueco ha ganado las elecciones de Castilla y León con 31 escaños. Se trata de un resultado muy similar al de 2019, si bien consigue 2 procuparadores más. A pesar de ello, el actual presidente en funciones de la región se queda muy lejos de obtener la mayoría absoluta, el gran objetivo del adelanto electoral del PP.

El salto en estos comicios lo da, sin embargo, el partido de ultraderecha Vox, que pasa de 1 a 13 asientos en el parlamento regional y se convierte en la tercera fuerza de la comunidad. Esto provoca que, entre ambos partidos, sumen mayoría absoluta en las Cortes.

Uno de los grandes damnificados de la jornada es Ciudadanos, que pierde 11 procuradores y se queda con solo con uno, el del lider Francisco Igea, al borde de la desaparición.

La otra cara de la moneda la representa Soria ¡YA!, que ha obtenido un resultado muy relevante, siendo primera fuerza en su provincia e irrumpiendo con tres procuradores en sus primeras elecciones, en las que consigue un 40% de los votos de la provincia. Este resultado sitúa a la formación en una buena posición de salida para los próximos comicios generales, en los que podría seguir la estela de Teruel Existe.

Por su parte, el PSOE de Castilla y León pierde siete asientos y cae hasta los 28. Asimismo, pasa de ser primera fuerza en las pasadas elecciones de 2019 a ser la segunda, por debajo del PP. Unidas Podemos, que por primera vez se presentaba en coalición en la comunidad, tampoco consigue el resultado esperado y se queda con un único asiento, el del líder Pablo Fernández.

Unión del Pueblo Leonés triplica los procuradores que obtuvo en las anteriores elecciones y llega hasta los tres escaños. Finalmente, Por Ávila mantiene el escaño conseguido en 2019.

Victoria pírrica de Mañueco

En su primera comparecencia tras conocer los resultados, Mañueco ha celebrado la victoria del PP y ha expresado su intención de gobernar. Su partido gana las elecciones, pasa a ser primera fuerza y obtiene dos escaños más que en 2019. Y, a pesar de esto, la victoria no es la esperada para los conservadores. La estrategia del adelanto electoral tenía como fin la mayoría absoluta del PP, un objetivo que se ha quedado muy lejos.

La victoria de Mañueco, por tanto, poco se parece a la lograda por Isabel Díaz Ayuso . La presidenta de la Comunidad de Madrid sí logró un holgado resutado que le ha permitido gobernar en solitario.

La extrema derecha se haya convertido en la gran beneficiada de estos comicios, obteniendo la llave de la gobernabilidad en Castilla y León. Estos resultados «históricos», según los ha definido el candidato de Vox, Juan García-Gallardo, deja a la formación de ultraderecha con posibilidad de entrar en un gobierno de coalición con los populares. «Qué cara de vicepresidente se le está poniendo a Juan», ha dicho Santiago Abascal tras conocer los resultados. Y ha añadido: «Vox tiene el derecho y el deber de formar gobierno en Castilla y León».

Es la primera vez que desde Vox se muestran dispuestos de dar el paso de entrar en un gobierno.

Fuente: Dani Domínguez en lamarea.com

.