El paro se sitúa en la cifra más baja de los últimos 15 años, demostrando el éxito de las reformas de Yolanda Díaz

El desempleo entre las mujeres registra su nivel más bajo desde 2008 con 30.710 paradas menos

Las políticas llevadas a cabo por el Ministerio de Trabajo de la mano de Yolanda Díaz siguen cosechando buenos datos, como demuestran los últimos datos de desempleo publicados, el número de personas registradas en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), al finalizar el mes de junio ha bajado en 50.268 personas (-1,84%), con respecto al mes anterior. Por lo tanto el paro registrado se ha situado en un total de 2.688.842 personas, la cifra más baja de los últimos 15 años, en concreto desde septiembre 2008. En los últimos 12 meses la reducción ha sido de casi 200.000 personas (-191.740 personas, el -6,66%).

Este descenso, que es de carácter generalizado en todo el país, afecta a todos los sectores y todas las franjas de edad, tanto a hombres como a mujeres. Confirmando la evolución positiva del mercado de trabajo, que ya suma 14 meses de forma ininterrumpida con la cifra de desempleados por debajo de los tres millones de personas, al tiempo que se alcanzaba un nuevo récord de afiliados a la Seguridad Social, con 20.869.940 trabajadores de media. 

Cabe señalar que desde junio de 2020, hace tres años, más de un millón de personas han abandonado las listas del desempleo (-1.174.041). Así, el paro ha descendido un 30,4%, una situación que se ha producido pese a la incertidumbre económica generada por la guerra en suelo europeo.

Por sectores

Los sectores que más tiraron del empleo fueron la hostelería, que sumó 32.260 nuevos puestos de trabajo, y el comercio, con 30.084 afiliados más. También destacaron las actividades sanitarias y los servicios administrativos, que añaden más de 25.000 y 21.000 empleos, respectivamente.

Por el contrario, con el final del curso escolar, la educación pierde 51.722 puestos de trabajo, cerca de un 5% del total de trabajadores del sector. El otro gran agujero se encuentra en el sector agrario, que destruyó 33.605 empleos a lo largo del mes.

Así se refleja también en los datos del paro, ya que la agricultura fue el único sector en el que aumentó el desempleo, aunque fuera ligeramente, con 220 parados más que en mayo. En cambio, los servicios sacaron a 42.133 personas de las listas de desempleados, la industria redujó su paro en 4.888 personas y la construcción, en otras 1.688; además, encontraron trabajo 1.779 personas que no habían tenido ningún empleo anterior.

La caída del paro fue especialmente acusada entre las mujeres, con 30.710 desempleadas menos, lo que deja el paro femenino en 1.624.317 solicitantes de empleo, su nivel más reducido desde diciembre de 2008. Con todo, siguen siendo casi 560.000 paradas más que parados, ya que el desempleo masculino bajó en 19.558 personas y se sitúa en 1.064.525 solicitantes.

Fuente: mundoobrero.es

separart

Fuente: tercerainformacion.es

Izquierda Unida señala que la nueva bajada del paro demuestra “la exitosa estrategia de Yolanda Díaz a la hora de implementar transformaciones que mejoran el empleo y reducen la precariedad”

El responsable federal de Programa Electoral de IU incide en que “tras las elecciones generales del 23J es imprescindible un gobierno de izquierdas fuerte que despliegue políticas como las que señala Izquierda Unida y la coalición Sumar”, porque “frente a la amenaza permanente de los planes de la derecha del PP y la ultraderecha de Vox debemos garantizar servicios públicos de calidad y acometer una estrategia industrial que convierta este sector en central, como dos de los ejes fundamentales para acercarnos más al pleno empleo”.

El responsable federal de temas económicos y de Programa Electoral de Izquierda Unida, Carlos Sánchez Mato, considera que los “buenos datos” de reducción del paro en el pasado mes de junio demuestran que “la exitosa estrategia de Yolanda Díaz al frente del Ministerio de Trabajo, especialmente a la hora de implementar transformaciones en el ámbito laboral que mejoran el empleo y reducen la precariedad”.

Sánchez Mato incide en las valoraciones alejadas de cualquier tipo de triunfalismo que realiza Izquierda Unida y afirma que “queda claro que debe darse un nuevo y potente impulso a las políticas públicas para seguir reduciendo drásticamente el nivel de desempleo existente. No nos conformamos con bajar el paro por debajo del umbral de los 2,7 millones de personas, con rozar las 21 millones de personas cotizando a la Seguridad Social y con que el sector servicios siga siendo el motor estacional que mejore las cifras”.

El dirigente federal de IU recuerda que el paro disminuye en 50.268 personas, un 20% más que la reducción experimentada en junio de 2022 (-42.409), “lo que lleva a una disminución hasta los 2,68 millones de desempleados, que es la menor cifra desde la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008”.

Pese a cierta ralentización con respecto al mismo periodo del año pasado, entre mayo y junio se crearon 54.000 nuevos empleos. Además, “la reducción del desempleo se ha notado en todos los sectores, salvo un ligero crecimiento en la agricultura, y especialmente ha sido importante en el sector servicios y la industria. Por todo ello, en el último año el desempleo acumula un descenso de 191.740 personas, lo que supone bajar un 6,6%”.

Carlos Sánchez Mato apunta que “tras las elecciones generales del 23J es imprescindible un gobierno de izquierdas fuerte que despliegue políticas como las que señala Izquierda Unida y la coalición Sumar. Frente a la amenaza permanente de los planes de la derecha del PP y la ultraderecha de Vox, debemos garantizar servicios públicos de calidad y acometer una estrategia industrial que convierta este sector en central, como dos de los ejes fundamentales para acercarnos más al pleno empleo”.

Fuente y foto portada: tercerainformacion.es

También podría interesarte