El Pacto de Toledo y la jubilación anticipada con 40 años cotizados

Partidos de izquierda, progresistas, de centro e incluso miembros del gobierno han manifestado ser receptivos, sabedores de su repercusión política.

Los capitostes del Pacto de Toledo llenan páginas sobre la necesidad de reforzar la contributividad del sistema de la Seguridad Social, evidenciando su contradicción al mantener la injusticia de reducir la pensión a quienes se jubilaron o jubilan anticipadamente con 40 años cotizados.

Todas las reformas que se han hecho en 25 años del PT evidencian que los sucesivos recortes afectaban estructuralmente al modelo y con un gran calado de la cuantía económica a percibir en las prestaciones. Ya no pueden ignorarnos. La lucha de los pensionistas en la calle y la presión en las instituciones ha ido colocando nuestra plataforma reivindicativa encima de la mesa.

Respecto a este punto de jubilación al 100% sin penalizar, partidos de izquierda, progresistas, de centro e incluso miembros del gobierno han manifestado ser receptivos, sabedores de su repercusión política. Sin embargo, en el presente acuerdo de recomendaciones del PT sólo aparece la cuestión de forma escondida, sacándosela de encima, mediante la promesa de estudiar una propuesta que debe hacer el gobierno a la comisión del PT en un plazo de tres meses. ¿Por qué?

En primer lugar, esta cuestión afecta a un colectivo de más de 650.000 personas jubiladas bastante concienciado, que participa en COESPE y en otros movimientos específicos, lo que les sitúa como un potencial político electoral considerable.

En segundo lugar, se trata de una reivindicación que se resisten a reconocer porque según ellos tiene un coste global importante, ya que, en este caso, no se trata de compensar una reducción de coeficientes reductores como en el año 2007, se trata de eliminarlos para los 40 años cotizados. Ello puede suponer incrementar hasta un 30% esas pensiones. No hay duda de que estudian minimizar el impacto económico, mediante la exigencia de requisitos que reduzcan el colectivo afectado, buscando una posible concesión menor que les sirva de propaganda y les salve el expediente. No es descartable a medio plazo alguna mejora en esta materia. Nuestra posible conquista y su calado dependerán en todo caso y como siempre de nuestra capacidad de movilización.

Nuestra felicitación a los innumerables compañeros afectados por penalizaciones en su pensión con 40 años cotizados, que desde el primer día forman parte de COESPE a la vanguardia de nuestra lucha, defendiendo toda la plataforma reivindicativa y haciendo de esta reivindicación una más pero no la única.

Y hacemos un llamamiento a otras asociaciones, a que no caigan en el corporativismo de fijarse en este único punto, que se sumen a las plataformas de pensionistas, porque esto es la lucha de clases y juntos somos más fuertes. No está en juego una reivindicación, lo que está en juego es el futuro de la clase trabajadora, nuestro sistema público de pensiones, de reparto, solidario y redistributivo, la defensa de la pensión mínima de 1084 euros por aplicación de la carta social europea, la revalorización con el IPC sin otros aditivos, la superación de la discriminación de la mujer en las pensiones, la derogación de las reformas de pensiones y laborales, etc.

Reivindicamos el derecho de todos los trabajadores y trabajadoras a percibir el 100% de la pensión habiendo acreditado 40 años cotizados y 60 años de edad. En el caso de las mujeres, por tener en una gran mayoría una carrera de cotización más corta (cuidados de familia, trabajos precarios, etc.), se debería aplicar un coeficiente corrector transitorio, para no afectar aún más la brecha de género.

Contra el recorte del Pacto de Toledo en las jubilaciones anticipadas, reivindicamos generalizar el contrato relevo, para que, con la merecida jubilación de una trabajadora, de un trabajador, se incorpore en su puesto una persona joven en paro.

GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES SE DEFIENDEN!!

Fuente: COESPE en kaosenlared.net

También podría interesarte