El gobierno de Díaz Ayuso baraja la posibilidad de cerrar Telemadrid

Ciudadanos no permite el cierre de la televisión pública madrileña, pero abre la puerta a otras represalias.

Han amagado los populares con su intención de cerrar la televisión pública de Madrid, pero hasta ahora la cuestión ha quedado en meras palabras. Las últimas, pronunciadas por la propia presidenta, Isabel Díaz Ayuso, quien no descartó recientemente el cierre de Telemadrid, para más tarde matizar sus propios argumentos horas después. Primero aludió a la cadena pública como un servicio “no esencial”, del que añadió “un servicio público sin público no es un servicio”, en alusión a lo que según su parecer era una audiencia escasa de la cadena pública.

Tras el revuelo que provocaron por sus palabras, ella misma matizaba en otra cadena de radio. Mientras, Telemadrid se defendía a través de sus profesionales, como Inmaculada Galván, que ese mismo día sentenciaba en su programa que «Telemadrid sí es un servicio público”. Las promociones de la cadena rezaban: “esenciales para informarte, sin filtros interesados, 100% servicio público”.

Los populares se quejan de que “Telemadrid está siempre ensañándose con el PP”. Frases como “en Madrid gobierna el PP, pero en Telemadrid manda la izquierda” son algunos de los comentarios que vienen siendo habituales en la familia popular desde la época en que Cristina Cifuentes era presidenta.

Entorno y asesores de Díaz Ayuso han barajado la posibilidad de cerrar Telemadrid, algo que ya ocurrió en la Comunidad Valenciana, con Canal Nou, y que no supondría un problema para VOX. Aseguran los populares que Telemadrid ha volcado las más duras críticas sobre los casos de corrupción que han salpicado al PP (Gürtel, Púnica. Lezo, etc.) y no sienten  que dispense igual trato hacia el PSOE. Y mucho menos hacia Podemos. Hay incluso quienes, desde el PP aseguran con horror que “Telemadrid está llena de podemitas”.

Sin embargo, Ciudadanos, que ha llevado a gala ser el motor del cambio operado en la televisión pública, no quiere oír hablar del cierre de la cadena pública. Pero según fuentes del PP, C´s sí es partidaria de modular la línea informativa de Telemadrid, “especialmente ahora – asegura un dirigente popular- que son parte del Gobierno y no se sienten tan bien tratados”.

La cuestión es cómo hacerlo. Los dos socios en el Gobierno, con la inestimable colaboración de VOX planean utilizar el presupuesto público y asfixiar a la cadena para forzar a sus consejeros, cuya elección se sometió a votación en la Asamblea de Madrid, y a su presidente, José Pablo López, a ser “sensible” a su malestar o a acabar dimitiendo ante una situación de asfixia económica que provocaría una situación de parálisis real en la cadena.

En la televisión pública responden hablando de audiencias, de cifras en los shares que hacía mucho tiempo no se veían en Telemadrid. Pero no parece que eso vaya a hacer mella en los planes del nuevo gobierno de la Comunidad de Madrid. El encargado de pilotar la operación asfixia es el consejero de Hacienda, Javier Fernández Lasquetty, hombre de confianza del líder del PP, Pablo Casado, a quien corresponderá organizar presupuestos y prioridades.
Fuente: cuartopoder.es

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Suscribir  
Notificar de