El fondo buitre de la familia Aguirre compra cuatro nuevos bloques y amenaza con una ola de desahucios

El Sindicato de Inquilinos advierte sobre la expansión de Elix Rental Housing, empresa vinculada con los Aguirre y los Polanco, cuyo modelo de negocio es comprar bloques, desahuciar, renovar y poner alquileres por las nubes

VecinosChamberíyActivistas

Las puertas giratorias y las redes clientelares y familiares son más que habituales entre los grandes tenedores, fondos de inversión e inmobiliarias. Especialmente entre las vinculadas con el Partido Popular, como es el caso de la familia de José María Aznar: mientras la Ana Botella entregaba 1.806 pisos protegidos a Blackstone, su hijo, José María Aznar Botella, entraba a trabajar para el otro gran fondo buitre con intereses especulativos en España, Cerberus. 

Y allí sigue una década después. Otra de las grandes familias del PP clásico, la de los Aguirre, también tienen intereses en el mercado de alquileres y según denuncia el Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid, prepara una oleada de desahucios en cuatro barrios de Madrid que puede afectar a unas 200 personas.

El fondo se llama Elix Rental Housing y es una socimi propiedad de AltamarCAM, una empresa inversora dirigida por Claudio Aguirre, primo de la expresidenta autonómica del PP. Según su página web, la empresa “provee soluciones a sus inversores” con más de 18.700 millones de euros en activos con intereses en el “real estate”.

Según el Sindicato de Inquilinos, el objetivo de la empresa del primo de Esperanza Aguirre es propiciar “cientos de desahucios a cambio de beneficios millonarios para unos pocos empresarios”

Elix Rental Housing se dedica, según sus propias palabras, a “la adquisición, rehabilitación y comercialización en alquiler de viviendas en el centro de Madrid y Barcelona”. Según el Sindicato de Inquilinos su modelo de negocio se puede definir de otra forma más directa: “Especulación a través de los alquileres”. En el negocio también ha participado el consultor inmobiliario Santiago Aguirre, hermano de exdirigente del PP, y la familia Polanco, históricos accionistas del Grupo Prisa, tal como publicó ElDiario.es.

Este 15 de enero, la junta de accionistas de esta socimi ha votado la compra de otros cuatro bloques para ampliar su patrimonio. Según el sindicato, el objetivo de la empresa es propiciar “cientos de desahucios a cambio de beneficios millonarios para unos pocos empresarios”. 

Fuera de la junta protestaban los vecinos de uno de los bloques afectados, Galileo 22, en Chamberí, “para recordarles que cada inversión que hagan, cada bloque que compren, se convertirá en su peor pesadilla”. Según denuncian, Elix pretende desalojar a todos los vecinos “para renovar el edificio y subir los alquileres desorbitadamente”. Acompañaban a los vecinos activistas del Sindicato de Inquilinos, organización en la que el bloque se ha integrado para “señalar a los culpables de las expulsiones” y exigir una negociación colectiva. 

“El plan consiste en organizar a todas las vecinas en un frente común contra la socimi, para pararle los pies antes de que consigan implementar exitosamente su modelo en la ciudad”, dicen desde el Sindicato de Inquilinas

Según el sindicato, Altamar y su socimi pretenden replicar el proyecto previo Elix Vintage, a través del cual adquirieron 22 bloques en Madrid y Barcelona. Después de desahuciarlos por completo, cuentan, renovaron y volvieron a alquilar 421 pisos a un precio mucho más alto, todo ello en cinco años. Según el sindicato, se trata de una “técnica estrella de la especulación inmobiliaria que busca sacar el máximo beneficio en el menor tiempo posible, sin importar el efecto que tiene en la vida de las vecinas expulsadas ni en los barrios gentrificados”.

A esta lucha contra la especulación, se han sumado activistas de la Casa de la Cultura de Chamberí, que pretenden crear un observatorio de vivienda en el barrio junto con el Sindicato de Inquilinos. Mientras, esta organización de arrendatarios ya está conectando las experiencias de Galileo 22 con la de otros bloques que Elix pretende comprar en Tetuán, Lavapiés, Ciudad Lineal y Canillejas. “El plan consiste en organizar a todas las vecinas en un frente común contra la socimi, para pararle los pies antes de que consigan implementar exitosamente su modelo en la ciudad”, dicen.

Fuente: elsaltodiario.com

Vecinos del bloque de Chamberí (Madrid) y activistas del Sindicato de Inquilinas se concentraron este 15 de enero en la junta de accionistas del fondo buitre Elix para denunciar las prácticas especulativas de esta empresa vinculada con el primo de Esperanza Aguirre, Claudio Aguirre. | Sindicato de Inquilinas

.
También podría interesarte