El encierro médico se extiende a otras zonas de Madrid

Tras 16 días de encierro en la Asociación Vecinal de Manoteras, los 140 facultativos y facultativas que hacen turnos durante la huelga indefinida en Atención Primaria, ocuparán locales de asociaciones vecinales de Carabanchel, San Fernando de Henares, Hortaleza, La Latina y Vallecas

Tras 16 días de encierro en la Asociación Vecinal de Manoteras, los 140 facultativos y facultativas que hacen turnos durante la huelga indefinida de Atención Primaria, extienden su protesta a otros barrios de Madrid. A través de lo que han llamado servicio SUME (Servicio Urgente de Médicos Encerrados) ocuparán espacios en asociaciones vecinales de Carabanchel, San Fernando de Henares, Hortaleza, La Latina y Vallecas.

“Aquí lo importante es la unión entre médicos y pacientes con un mismo objetivo, defender la Atención Primaria”, asegura Ana María Sánchez Sempere, doctora del Centro de Salud Gandi, quien ha presentado estos encierros como un “proyecto piloto” que comenzará a funcionar la semana que viene “cumpliendo nuestros plazos”, en alusión al plan para reducir las agendas médicas que la administración de Isabel Díaz Ayuso presentó la semana pasada y que aún no ha arrancado. “Esperamos que esto sirva de germen para muchos otros sitios”, añade.

Mientras, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, hecha más leña al conflicto. En declaraciones a la prensa, tras la presentación de un Centro de Oncología Experimental en el Hospital 12 de Octubre, ha acusado al comité de huelga de Atención Primaria “inflar el conflicto”, después de que el sindicato médico AMYTS presentara un texto exigiendo mejoras también en el área hospitalaria, con una amenaza de huelga si no se cumplen.

Tras el anuncio de la Comunidad de Madrid del arranque de un plan piloto para descongestionar las agendas médicas en 22 centros de salud, desde AMYTS continúan esperando a que esta medida empiece

El pasado miércoles, y tras no llegar a un acuerdo en la negociación, el comité de huelga de Atención Primaria decidía proseguir con el paro, que atraviesa ya la octava semana. En una reunión, a la que no acudió Ruiz Escudero, en la que no se alcanzo ningún avance y de la que, aseguran desde el sindicato médico AMYTS, salieron con más dudas que certezas. 

Después del anuncio del arranque de un plan piloto para descongestionar las agendas médicas en 22 centros de salud, que consiste en fijar agendas de 34 pacientes para médicos y médicas de familia y 24 para pediatras, y establecer un turno de tarde con voluntarios para atender el exceso de demanda, desde AMYTS continúan esperando que esta medida, que supuestamente arrancaba el pasado lunes, empiece. Por ello durante la reunión plantearon múltiples dudas sobre este plan, entre ellas cuando daría comienzo en el resto de centros de salud, “y no han dado respuesta”.

Fuente: elsaltodiario.com

.
También podría interesarte