El EKO necesita tu colaboración para funcionar con energía solar

El Eko fue okupado en noviembre de 2011, durante las potentes movilizaciones populares del 15M en Madrid. Llegaba el invierno y la asamblea del barrio necesitaba un refugio contra el frío y la lluvia, un lugar para dar cabida a todos los proyectos que estaban surgiendo. El edificio( Calle Ánade, 10 ) llevaba abandonado 14 años, esperando el mejor momento de la burbuja inmobiliaria para derribarlo y hacer pisos, como en el resto de la zona en la que se encontraba, que hasta hacía bien poco era una de las áreas industriales del distrito. Pero entre tanto, la burbuja pinchó, al igual que las previsiones de la inmobiliaria, que entró en concurso de acreedores y los “dueños” desaparecieron.

Pronto la necesidad de refugio inicial de la asamblea de Carabanchel se vio superada por las posibilidades que ofrecía el espacio y el barrio: un edificio de seis plantas y mucha energía. Tras un par de meses acondicionándolo, abrimos puertas en enero de 2012. Y la actividad se desbordó: asambleas, conciertos, proyecciones, charlas, luchas antidesahucios, intercambios, bailes, grupos de consumo, etc. Un sinfín de actividades que han ido cambiando con el tiempo. Unas permanecen, otras han desaparecido; algunas han mutado y otras diferentes han surgido hace poco. Por aquí han pasado y pasamos muchas personas, con ganas de relacionarnos de otra forma, de crear otro mundo, de hacer y de transformar, de defender y derribar, para construir y construirnos en otras direcciones traspasando fronteras fuera de lo aprendido.

Tenemos un sueño: hacer funcionar con energía solar el E.S.L.A. EKO, el centro social de nuestro barrio.

Para muchas vecinas y vecinos de Carabanchel el EKO es algo más que un espacio de reunión y ocio, es una fábrica de soluciones colectivas. Un espacio abierto a todos los públicos que funciona con dos sencillas reglas de juego: autogestión y apoyo mutuo.

Sirven para todo: para organizarnos contra un desahucio, para celebrar una fiesta o para inventar un sistema alternativo de consumo de agua aprovechando el agua de lluvia. Y, ¿por qué no?, para conseguir energía solar.

Hace poco más de un mes nos cortaron definitivamente el suministro eléctrico, interrumpiendo el funcionamiento normal del centro social. Gracias a un experimento que realizamos el verano pasado tras visitar el barrio de Errekaleor, en Gasteiz, ya disfrutamos de 400w de energía solar, lo suficiente para iluminar la planta baja. Sabemos, por tanto, lo que hay que hacer.

Pero no es suficiente. Para contar con energía solar en todo el edificio y recuperar el funcionamiento normal de nuestro centro social, necesitamos multiplicar por 15 el suministro actual. Por ello, pedimos el apoyo de todas las personas, colectivos y organizaciones que valoráis la función de los centros sociales como espacio de resistencia y construcción de comunidad para hacer posible este reto.

El coste mínimo de los materiales necesarios ronda los 10.000 euros. Y para hacer posible la instalación completa hemos calculado que serían necesarios unos 15.000 euros. El apoyo mutuo y la autogestión harían el resto.

Siempre hemos creido que es necesaria otra forma de hacer las cosas, en lo social, lo político y, por supuesto, en lo medioambiental, uno de los principales problemas que vivimos y sufrimos. Ya habíamos empezado a experimentar con soluciones energéticas menos nocivas para nuestra especie y el resto de las que habitan el planeta, pero la necesidad reciente ha acelarado la propuesta de una solución colectiva que también pueda servir de aprendizaje y modelo de otros espacios, desde los que se propugnen formas de vivir que no pongan el riesgo la vida de los demás seres. Os animamos y os pedimos que seáis partícipes en esta evolución.

Descripción del proyecto. Características, fortalezas y diferenciales

Objetivos

  • Instalar placas solares en la azotea del centro social. Las mínimas necesarias para suministrar luz en todo el edificio. Hemos x placas y un consumo medio de unos 6000 KW.
  • Hacer las reformas necesarias para la instalación del sistema y para ubicar las baterías en un espacio seguro.
  • Cambiar el sistema eléctrico del edificio e instalar bombillas de bajo consumo.
  • Adquirir un generador para apoyo en momentos puntuales (condiciones metereológicas adversas o grandes eventos extraordinarios).

Motivación y a quién va dirigido el proyecto

Razones para apoyar nuestra campaña #LuzparaelEKO

  • Ayudarías a las vecinas y vecinos de Carabanchel, y a decenas de colectivos, a recuperar el uso y disfrute de su centro social.
  • Contribuirías a llenar de vida un espacio ajeno a los ritmos que imponen la turistificación y las burbujas inmobiliarias.
  • Convertiríamos el Eko en uno de los primeros centros sociales de nuestra ciudad que consumen luz y agua de manera autogestionada.
  • Aportarías tu granito de arena en la lucha contra el cambio climático y el respeto por el medio ambiente.
  • Harías posible una nueva victoria colectiva y contribuirías a poner en valor nuestros principios de autogestión y apoyo mutuo.

Fuente: EKO Ayudas–>#LuzparaelEko

si se puede

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Suscribir  
Notificar de