El Ayuntamiento quiere destruir el huerto cedido a los vecinos que protestaron por las talas de Madrid Río: “Es una venganza”

La Junta de Arganzuela adjudicó a la asociación Pasillo Verde el uso del Huerto Las Vías durante los próximos dos años, pero la nueva concejala llegada al distrito quiere resolver ya la concesión para ampliar allí las instalación de un polideportivo municipal. La asociación ha denunciado en los tribunales la decisión

HuertoLasVias

Controvertido giro del Ayuntamiento de Madrid en Arganzuela con olor a represalia. El equipo de Almeida planea desmantelar el actual Huerto Las Vías, una plantación urbana que recientemente reformó con 46.000 euros y sobre la que convocó un concurso para su gestión durante los próximos dos años. Su entrega estaba lista desde hacía meses, a falta de la firma de la concejala del distrito. Pero la única asociación vecinal que se presentó a la concesión teme que esta nunca se lleve a cabo.

La excusa municipal, todavía no comunicada por escrito, es la de desmantelar el huerto para ampliar a su costa el cercano Centro Deportivo Municipal Marqués de Samaranch, sobre cuyos terrenos se asienta. Lo contó la Junta de Arganzuela durante el pleno del mes de marzo, en respuesta a una pregunta de la Asociación Pasillo Verde – Imperial. Entonces el coordinador de distrito alegó “quejas” de los usuarios de las cercanas pistas de pádel para después hablar de un proyecto de ampliación deportiva sobre este espacio. Nadie ha visto dicho proyecto, que no estaba en el programa electoral con el que el PP concurrió a las elecciones de hace un año.

“Es un argumento falaz que oculta el verdadero motivo de la decisión municipal, la venganza”, lamentan desde la asociación Pasillo Verde en declaraciones a Somos Madrid. Y ponen números para comparar la superficie del polideportivo (33.800 m2) con la del huerto urbano (650 m2), además de añadir que a poca distancia de estas instalaciones se encuentran 4.461,76 m2 de terrenos para otro equipamiento deportivo aún sin planificar por parte del consistorio. Y que junto al propio Marqués de Samaranch existen otras dos parcelas sobre las que se podrían extender las instalaciones.

La venganza a la que aluden tiene que ver con su posición crítica hacia el proyecto de ampliación de la línea 11 de Metro, que iba a arrasar por completo la arboleda histórica de Madrid Río. Esta asociación vecinal fue una de las que inició las protestas bajo el lema “Metro sí pero no así”. Ahora creen que el Ayuntamiento de Madrid se está cobrando una “represalia” con ellos en un tema que nada tiene que ver con el “arboricidio” que denunciaron.

En el Ayuntamiento explican que la autorización demanial para uso de la parcela finalizó en diciembre 2023 y que la actual convocatoria “está pendiente de resolver” por parte de la Junta de Distrito. Sin embargo, confirma que los terrenos del huerto están incluidos en el Plan Director del polideportivo, “que contempla la ampliación de este equipamiento deportivo con nuevas instalaciones en esos terrenos para el uso de todos los vecinos”. Y que la concejala está dispuesta “a buscar una alternativa para la nueva ubicación del huerto.

Ante esta situación, los vecinos están preparando movilizaciones. De momento han iniciado una petición de firmas online y convocan a una protesta el próximo sábado, como parte del pasacalles reivindicativo por un Madrid Verde y Habitable, así como una concentración ante el próximo pleno de la Junta de Arganzuela, el martes 9 de abril.

En paralelo, han abierto en los tribunales una vía judicial, a través de un recurso contencioso-administrativo, para que el Ayuntamiento les firme de una vez una concesión que creen haber ganado ya. Alegan que han pasado más de seis meses desde la convocatoria del concurso, al que se presentaron en solitario. Y añaden que el pasado 28 de septiembre la Comisión de valoración y seguimiento del Programa Municipal de Huertos Urbanos, que depende del consistorio, emitió un fallo favorable hacia su propuesta y hacia la de otras cinco entidades para la gestión de otros tantos espacios verdes. El único contrato que queda por resolver es el suyo.

Un huerto con seis años de arraigo

El Huerto Las Vías nació gracias a unos presupuestos participativos municipales, que se materializaron en el año 2018, al ceder oficialmente el Ayuntamiento de Madrid cedió su uso a la asociación Pasillo Verde. Los vecinos solo pudieron disfrutar del lugar durante un año, porque el consistorio tenía que acometer unas obras en el polideportivo y necesitaba pasar por el espacio que ocupaba el huerto. La asociación aceptó abandonar el espacio a cambio de que se parara el periodo de concesión, aunque hubo un tira y afloja con la anterior concejala de Arganzuela y un primer intento de acabar con este espacio.

Entonces, el incidente finalizó con una marcha atrás del equipo de Almeida, las disculpas de la concejala de entonces -Cayetana Hernández de la Riva, ahora en el distrito de Salamanca- y una nueva convocatoria de cesión firmada por esta última antes de abandonar el cargo. Era “a libre concurrencia para que se presente esta asociación o cualquier otra interesada”, explicaron fuentes del Ayuntamiento de Madrid a este periódico durante el anterior mandato.

Patatas cosechadas en el Huerto Las Vías / Asociación Pasillo Verde – Imperial

A día de hoy el Huerto Las Vías es utilizado cada semana por un centenar de personas, que pasan su tiempo libre y construyen relaciones en torno a una actividad comunitaria que el consistorio está potenciando en otros barrios de Madrid. En sus bancales crecen habas, zanahorias, lechugas, cebollas, ajos o patatas. Hortalizas que los alumnos de los colegios Marqués de Marcenado y San José, situados cerca, han aprendido a identificar durante talleres impartidos por voluntarios, dentro de sus salidas escolares.

El huerto colabora también con el Centro de Rehabilitación Psicosocial Arganzuela y el Centro Municipal de Salud Comunitaria del distrito, a través de actividades de su programa de Soledad no Deseada, y el propio Ayuntamiento de Madrid ha programado una actividad allí el próximo 17 de abril, como publicita la cuenta en X de la Junta de Arganzuela.

“Todas las propuestas son gratuitas y están abiertas a la vecindad”, recuerdan desde la asociación, que lamentan que el proyecto pueda acabarse por una decisión municipal que piensan pelear. Porque creen que tienen la razón de su parte y porque su desmantelamiento significaría arrasar con más árboles en esta parte del distrito, los que han plantado hasta ahora: membrillos, manzanos, olivos, cerezos, higueras y hasta un limonero.

Fuente: Diego Casado en eldiario.es
Foto portada:Un cartel en el Huerto de las Vías reclama su pervivencia | Asociación Vecinal Pasillo Verde

separacb
.
También podría interesarte