El ADN confirma que los restos encontrados en el vertedero de Toledo son de Ángel | Vídeos

Los restos humanos encontrados el pasado día 11 de enero en la zona acotada del vertedero Ecoparque de Toledo se corresponden con Ángel, el niño de 11 años que desapareció el 10 de diciembre en Madrid junto a su primo Fernando, cuyo cadáver fue hallado en la misma instalación. Fuentes policiales han confirmado a elDiario.es de Castilla-La Mancha que el Instituto Anatómico Forense ha confirmado este extremo tras el análisis del ADN del pie localizado.

La Policía Nacional localizó el pasado miércoles estos restos en el vertedero, donde desde el 27 de diciembre hay en marcha un operativo de búsqueda de Ángel, el niño de 11 años desaparecido hace un mes en el madrileño distrito de Carabanchel. Efectivos policiales los trasladaron custodiados al laboratorio para analizarlos y cotejarlos.

Ángel desapareció junto a su primo Fernando, de 17 años, cuyo cadáver también fue localizado en este centro de residuos toledano a mediados de diciembre y días después se confirmó que era el mayor de los dos. Desde entonces, Guías caninos, la Policía Científica, la Policía Judicial, el Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT) de la Policía Nacional y dos retroexcavadoras trabajan en la zona que se acotó desde el primer momento.

El pasado 3 de enero ya se había examinado aproximadamente el 20 por ciento de la superficie en la que se centra la búsqueda del pequeño, pero pasada una semana no se había encontrado rastro del menor.

Tres semanas de búsqueda

Los trabajos arrancaron el pasado 27 de diciembre y desde la Policía Nacional ya vaticinaron la dificultad de la búsqueda. Al menor desaparecido se le busca entre unas 9.000 o 10.000 toneladas, en una zona acotada desde el día 15 donde apareció el cadáver de Fernando, el primo junto al que desapareció.

Las labores se centran en el Ecoparque de Toledo, porque la principal hipótesis es que Fernando y Ángel estuvieran juntos en la capital castellanomanchega, a la que se habían trasladado y como confirman varias cámaras de seguridad. Existen varias líneas de investigación, ninguna descartada al cien por cien, mantienen fuentes policiales.

Los dos chicos habían ido juntos al Hiper Usera de General Ricardos de Madrid y no volvieron, aunque las imágenes los situaron en Toledo, en concreto, en la estación de autobuses, en el entorno de un hotel y en un centro comercial. El 15 de diciembre se halló un cuerpo sin vida en el centro de residuos de Toledo, que da servicio a una población de más de 600.000 personas de 196 localidades de la provincia, y días más tarde se confirmó que era Fernando, cuyo cuerpo no presentaba signos de violencia. Tras confirmar la identidad del fallecido, se paralizó la actividad en el lugar.

El portavoz de la familia, Sinaí Giménez, también presidente de la Asociación Sociedad Gitana Española, criticó la tardanza de varios días en iniciar la búsqueda del menor, aunque se conocía la identidad y los primeros datos de la autopsia de Fernando desde la semana anterior. La hipótesis principal de los investigadores es una desaparición voluntaria de los dos menores, pero la familia no está de acuerdo y explica que cuando los chicos viajaban de Madrid a Toledo acudían a un domicilio concreto para visitar a la exnovia de Fernando.

Familias personadas como acusación particular

Asimismo, las familias de Ángel y Fernando ya se han personado como acusación particular en el procedimiento abierto en el Juzgado de Instrucción número tres de Toledo, encargado de las diligencias abiertas por este caso. Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) a Europa Press, esta acusación particular ya ha solicitado al juzgado instructor la práctica de nuevas diligencias de investigación.

Por otra parte, estas mismas fuentes han explicado que la causa está siendo instruida únicamente por el Juzgado de Instrucción número 3 de Toledo, después de que el juzgado de Madrid que abrió diligencias previas tras la denuncia de la desaparición de los menores se haya inhibido y haya remitido testimonio de dicho procedimiento en favor del juzgado de Toledo. El procedimiento judicial continúa bajo secreto de sumario.

Fuente: Alicia Avilés Pozo en eldiario.es

spcbnet
.
Share
También podría interesarte