Ecologistas en Acción señala que las mejoras en el tratamiento de los residuos son insuficientes

  • Los datos de tratamiento de los residuos municipales en el Estado español en 2021 no son optimistas: se alcanzó un 42,2% de preparación para la reutilización y el reciclaje. Se produjo un aumento de tan solo el 1,7% respecto a los datos de 2020.

  • El objetivo establecido por la Ley 7/2022 de residuos de alcanzar un 55% de reciclaje para 2025 se muestra inalcanzable.

  • La deposición en vertedero de casi la mitad de los residuos sigue siendo el principal tratamiento de los mismos.

tratamientoresiduosinsuficientes

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha publicado los datos de generación y tratamiento de los residuos municipales de 2021. Esa publicación, efectuada con retraso respecto a otros años, resume las estadísticas enviadas por las Comunidades Autónomas (CC AA) y el Instituto Nacional de Estadística al ministerio.

Se muestran ligeros avances en la recogida selectiva de los residuos (aumento del 10,5%), aunque sigue siendo muy baja respecto al total de residuos generados: el 15,6% de los 22,15 millones de toneladas en 2021. En 2021 se generaron un 0,74% más de residuos respecto a 2020. La Ley 7/2022 establece el objetivo de la reducción del 13% para 2025 respecto a los generados en 2010, que parece imposible conseguir.

También ha aumentado la recuperación de materiales en las plantas de tratamiento, con un incremento del 39,6%. Ha aumentado ligeramente el compostaje en las plantas (6,3%) y el compostaje doméstico y comunitario (6,8%), y ha disminuido el vertido de residuos sin tratamiento previo (15,1%) respecto a 2020.

De todas formas, ese vertido alcanza los 2,37 millones de toneladas, que supone el 10,7% del total de residuos generados. Hay un expediente de infracción abierto por la Comisión Europea al Reino de España por este vertido excesivo.

Se mantiene el alto porcentaje de la utilización de los vertederos (47% del total de residuos generados). Esa “eliminación” es la principal salida que se le da a los residuos. Ese vertido ha disminuido ligeramente, un 0,68%. La incineración de los residuos en las 11 plantas específicas llegó a 1,9 millones de toneladas y la coincineración en cementeras alcanzó 0,5 millones de toneladas, aumentando un 8,7%, hasta alcanzar los 2,4 millones de toneladas (el 10,8% del total generado). La incineración y el vertido, los tratamientos con peores impactos ambientales, copan la mayoría, sumando un total de 12,8 millones de toneladas, el 57,8% del total, respecto al 59,5% en 2020.

Por CC AA solamente tres superan el objetivo para 2020 de la preparación para la reutilización y el reciclaje: La Rioja (64,9%), Comunitat Valenciana (58,2%) y Catalunya (56,4%).

Hay varias CC AA que vierten sus residuos sin ningún tratamiento previo de forma significativa, destacando Asturies (76,8%), Aragón (40,0%), Madrid (30,6%) y Navarra (31,0%).

Ecologistas en Acción considera “lamentable” que en las estadísticas no aparezca reflejado ningún porcentaje de reutilización de los residuos, cuando la Ley 7/2022 establece un objetivo del 5% para 2025, fundamentalmente de residuos textiles, residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, muebles y otros residuos susceptibles de ser preparados para su reutilización. Esa reutilización es muy incipiente todavía.

Independientemente del marco normativo actual estatal y, en algunos casos, autonómico, que ha supuesto un avance importante, para alcanzar los objetivos normativos se necesitan políticas valientes y drásticas que pongan el acento en la reducción y prevención de la generación de residuos.

Fuente: ecologistasenaccion.org

.
También podría interesarte