Detenido el presunto asesino del doble crimen machista de la calle Jacobeo

La joven tuvo medidas de protección en septiembre de 2020, tras interponer una denuncia, pero el juzgado las retiró poco después por “no concurrir situación objetiva de riesgo” y dos años después el hombre fue absuelto

44detenidos

Un hombre de 26 años ha sido detenido este lunes en Madrid como presunto autor del asesinato de su expareja, una mujer de 25 años llamada Tatiana Beatriz, y a su hija, de tres años, en un inmueble de Carabanchel, según ha informado Emergencias Madrid. La Policía está investigando el crimen como un caso de violencia machista, lo que elevaría a 53 el número de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas y a dos el número de hijos o hijas víctimas mortales en lo que va de año.

La víctima no era una desconocida para el sistema de protección, aunque el caso constaba hoy como “inactivo” tras la retirada de las medidas de protección que llegó a tener en su momento, según fuentes policiales. La mujer había interpuesto una denuncia contra su pareja en septiembre de 2020 por un delito de lesiones en el ámbito familiar y fue dada de alta el día 14 de ese mes en el sistema VioGén por los agentes de la comisaría local de Torrejón de Ardoz.

Ese mismo día, los policías le hicieron la evaluación policial del riesgo, que dio como resultado “riesgo alto con especial relevancia” –son cuatro las gradaciones posibles: bajo, medio, alto y extremo–, “por la existencia de la niña”, informan fuentes policiales. Esto motivó la puesta en marcha de medidas de protección policial y el establecimiento por parte del Juzgado de Instrucción nº4 de Torrejón de Ardoz de una orden de protección a la víctima impidiendo al presunto agresor comunicarse con ella y aproximarse a ella a menos de 500 metros.

La denuncia había venido motivada por “una discusión” y una agresión que le produjo lesiones a la víctima a consecuencia de que “él le había quitado el móvil mientras dormía y le había leído los mensajes de Whatsapp”, explica a elDiario.es Elvira Pastor Palomar, que en ese momento, designada por el turno de oficio, era su abogada. En el escrito de acusación, la abogada sostuvo que las discusiones “eran frecuentes” y se habían dado “muchas otras situaciones parecidas”, afirma.

La joven fue atendida en el Hospital Universitario de Torrejón, que fechó un parte de lesiones el 14 de septiembre de 2020 tras ser evaluada por el médico forense, que observó lesiones “consistentes en contractura cervical y hematoma en brazo” sin limitación de la movilidad y que tardaron en sanar siete días, según consta en el parte.

La retirada de la protección

Sin embargo, un mes y medio después, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº4 de Madrid levantó las medidas cautelares, informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

La decisión vino motivada por “no concurrir la situación objetiva de riesgo que exige la ley” porque una vez finalizada la instrucción “no resultaron indicios” de agresión: “Se trataba de un hecho aislado, alzándose como contraindicio de riesgo la circunstancia de que la presunta víctima, siguiendo el consejo de su padre, que convivía con ellos, le aconsejó no denunciar, y de hecho, si lo hizo fue una semana después”. Y el motivo, según el TSJ, “expresado por ella en el día de la comparecencia”, no fue “por su protección”, sino “por intentar evitar que el investigado se llevara a su hija a Perú, pues en aquellos días tuvo conocimiento de la intención de él de regresar a su país y temió que pudiera llevarse a la niña”.

La Fiscalía reclamó la pena de un año de prisión para el acusado y una orden de protección durante tres años por la comisión de un delito de lesiones en el ámbito familiar. El juicio se produjo dos años después, el 29 de noviembre de 2022, en el Juzgado de lo Penal nº 37 de Madrid. En la sentencia, emitida el 1 de diciembre, el juez considera hecho probado que el 6 de septiembre se produjo una discusión entre la mujer y el hombre, pero estima “no acreditado” que en el transcurso “el acusado propinase golpes en la espalda y en los brazos de su pareja”.

El fallo explica que en el juicio oral el acusado aseguró que aquel día “ni insultó ni golpeó” a su pareja, que “tuvieron una discusión por temas económicos, los gastos de la casa” y que, si la mujer presentaba alguna lesión “puede que se la hubiera producido porque trabajaba en el reparto de cajas”.

La mujer, “pareja del acusado en la fecha de los hechos” y en el momento del juicio, manifestó que “como había pasado mucho tiempo no recordaba lo sucedido, solo que tuvieron una discusión”, que “es cierto” que denunció a su pareja y fue evaluada por el médico forense, “pero no recuerda que tuviese lesiones”. No es algo excepcional, explica Pastor, que desconoce qué ocurrió en esos dos años entre la denuncia y el juicio. Que las víctimas retiren denuncias o se retracten ocurre con frecuencia por múltiples motivos, algo a lo que no ayuda que los procesos se dilaten en el tiempo, cree la abogada.

La absolución

De acuerdo con el fallo, las lesiones “por las múltiples causas que pudieron producirlas” y ante la versión del acusado y el relato de ella, que aunque en la fase de instrucción “refirió haber sido agredida”, en el acto del juicio “no recordaba nada” y “sin testigos presenciales o de referencia, no permiten concluir con un mínimo de certeza que derivasen de una agresión del acusado”. La sentencia estima también que el agente policial, que se ratificó en el atestado, “se ha limitado a decir que participó en la detención del acusado”. Y “en base” a estos argumentos y al principio in dubio pro reo, el juzgado absolvió al acusado.

Este lunes los cuerpos heridos de Tatiana Beatriz y su hija han aparecido en su domicilio, en la calle Jacobeo de Carabanchel. Según informa Europa Press, el doble crimen ocurrió sobre las 00.30 horas de la madrugada y que fueron los vecinos quienes llamaron a la Policía Nacional tras escuchar los fuertes gritos de la mujer, que tras ser herida con un arma blanca había podido bajar al garaje para intentar pedir auxilio. Allí llegaron en primer lugar los agentes, que la encontraron en estado muy grave. Los sanitarios del SAMUR la encontraron ya en parada cardiorrespiratoria y no pudieron hacer nada.

La niña, que estaba en la vivienda junto al presunto asesino, presentaba graves heridas en el cuello, de acuerdo con Emergencias Madrid. El hombre ha sido trasladado al Hospital 12 de Octubre de Madrid con heridas de arma blanca al intentar suicidarse, y allí permanece detenido.

La ministra de Igualdad, Ana Redondo, ha afirmado en su discurso de cese como concejala del Ayuntamiento de Valladolid que “una sociedad democrática debe luchar contra la violencia estructural”. “Esta situación nos hace reflexionar” para “implementar todas las medidas que sean necesarias”, informa Javier Ayuso. De confirmarse, 53 mujeres y dos menores habrían sido asesinados por violencia machista en lo que va de año. 1.237 mujeres desde 2003 y 50 niños y niñas desde 2013.

Fuente: Marta Borraz / Elena Herrera / Alberto Pozas en eldiario.es
Foto portada: Archivo

separacb
MADRID: Una MUJER de 25 AÑOS y su HIJA de 5 MUEREN presuntamente a manos del PADRE y EXPAREJA | RTVE

youtube.com/carabanchelnet | tiktok.com/@carabanchelnet

La vecindad de Carabanchel ha salido a la calle a manifestarse en contra de la violencia machista y ha guardado un minuto de silencio.

También podría interesarte