Descubierto yacimiento romano del siglo II en la Casa de Campo

  • Los restos arqueológicos descubiertos pertenecen al suelo de una casa situada entre las vías del metro y el arroyo Meaques.
  • El lugar donde se ha localizado es una antigua excavación que data de 1933.
  • En el lugar existía un yacimiento de adscripción cultural romana (siglos II-III. d. C.).

Los técnicos del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid han localizado el suelo de una vivienda romana en la Casa de Campo, entre las vías del metro y el arroyo Meaques.

Este descubrimiento, dirigido por el arqueólogo Manuel Silvestre, forma parte de la campaña que se inició el pasado mes de septiembre para poder revelar con mayor precisión qué clase de yacimiento es, desvelando sus características más importantes: tipología, cronología, conservación, contextualización histórica y geográfica en el marco del municipio de Madrid, etc. Como señaló el delegado, “este hallazgo es de un gran un valor histórico y científico para el estudio de la historia de la ciudad de Madrid”.

Primeros indicios, hace más de 80 años

La ubicación donde se halla este yacimiento es una antigua excavación que comenzó en el verano de 1933 José Pérez de Barradas (1897-1981, arqueólogo y antropólogo, con notable reconocimiento internacional en Europa y América). Ya entonces, se detectaron huesos de animales, cerámica tosca, tierra sellada (térra sigillata), teselas de mosaico, algún fragmento de estuco y trozos de vidrio y de metal. También se descubrieron restos de un pavimento tosco formado por un empedrado de cantos rodados y un muro de una piscina.

Hasta la fecha (aún se está realizando la actuación arqueológica) y después de una fase sistemática de desbroce bajo control arqueológico, se ha visto sobre el terreno las improntas de los trabajos realizados por Pérez de Barradas. También una gran bolsa de cenizas que él documentó, entre las que había fragmentos de cerámicas romanas (tipo térra sigillata), una moneda romana, fragmentos de una posible fíbula, así como material de construcción.

Con los indicios documentados durante otra intervención realizada en 2017, se puede asegurar que existía un yacimiento de adscripción cultural romana (siglos II-III. d. C.) en la Casa de Campo, tal y como se había señalado desde principios del siglo XX.

El entorno se convertirá en zona forestal una vez terminada la investigación

En coordinación con la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid y gracias a la utilización de diversas técnicas de prospección arqueológica, como la fotografía aérea y las prospecciones geofísicas, se han podido localizar y documentar estos yacimientos.

Como las ruinas no son susceptibles de alojar un museo o de incorporarse a la colección de uno, una vez que concluya este trabajo, se realizará una fase de restauración medioambiental protegiéndolas con geotextil. Alrededor de la zona, en el terreno afectado, se procederá a la plantación de 400 plantas autóctonas para convertir el lugar en zona forestal, dada su gran significación ecológica.

El Ayuntamiento de Madrid apuesta por la conservación y puesta en valor del patrimonio integral madrileño como unión indisociable del patrimonio natural y cultural, ya que el significado de los elementos históricos, artísticos, arquitectónicos, arqueológicos e industriales solo cobra sentido si se comprenden las características ecosistémicas en donde se hayan.

En este área, tan privilegiada desde el punto de vista arqueológico, también se han encontrado trincheras de la Guerra Civil, lo que confiere aún mayor importancia histórico-arqueológica a este espacio de la Casa de Campo de Madrid. Fuente: AytoMadrid

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Suscribir  
Notificar de