Denuncian que Ayuso «castiga» sanitariamente a los pueblos que no gobierna el PP y barrios obreros como Carabanchel

El desastre sanitario promovido por Isabel Díaz Ayuso continúa desgranándose a medida que los recursos se distribuyen de forma poco equitativa

Através de Crónica Libre se ha denunciado que en la Comunidad de Madrid ninguna de las localidades gobernadas por el Partido Popular tuvo este puente las Urgencias cerradas, en concreto Getafe, Alcorcón, Leganés, Parla, Coslada, Campo Real, Moralzarzal y Morata de Tajuña.

No fue así, sin embargo, lo mismo lo sucedido en las localidades gobernadas por el Partido Popular. «El domingo, dos de cada tres ambulatorios que no abrieron por falta de sanitarios estaban en pueblos donde no gobierna el PP. El sábado, misma medicina», indican desde el medio digital.

De este modo dilucidan que «el nuevo modelo de Urgencias Extrahospitalarias implantado por Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid está castigando a los madrileños residentes en pueblos donde el Partido de Génova perdió las elecciones».

En la capital tampoco se distribuyeron equitativamente dichas urgencias, puesto que son los barrios obreros los que se llevaron la peor parte. Carabanchel, Moratalaz, Latina y Vallecas son los que se llevan la peor parte.

De este modo se concluye que el nuevo plan de urgencias de Isabel Díaz Ayuso demuestra con clarividencia una organización dispar, con concreciones específicas que siguen un patron partidista y ligado con un clasismo íntegro, que se identifica con el motivo principal de los populares.

Ayuso ataca a los sanitarios: «Intentan boicotearlo todo y lo condeno rotundamente»

La reapertura de las emergencias supuso un absoluto desastre. El 80% de los centros que abrieron lo hicieron sin médico

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha salido este miércoles a la palestra después del desastre que ha supuesto la reapertura de las emergencias, con las nuevas medidas implementadas desde la consejería de Sanidad de su propio Gobierno.

Durante el puente, la mayúscula debacle sanitario se constató en el hecho de que el 80% de los centros sanitarios abrieron sin médico.

De este modo, Isabel Díaz Ayuso, impotente, ha cargado contra los mismos sanitarios al afirmar que «es evidente que la mayoría de los profesionales sanitarios quieren trabajar con normalidad», pero denuncia que «hay una parte política que intenta boicotearlo y politizarlo todo». Concluye, entonces, «tienen los servicios públicos del ciudadano secuestrados por fines partidistas».

«Niegan que somos el Gobierno que más dinero está destinando a la sanidad pública madrileña. Intentan politizarlo todo y hacer campaña de todo», ha insistido tratando de reafirmar su dañada reputación.

Así, Ayuso, ha puesto en el foco a la oposición, quienes consideran que se encuentran al frente de este «boicot» contra ella y su Gobierno

«Tienen servicios públicos fundamentales de los ciudadanos secuestrados por fines partidistas. Entiendo que tengo los oponentes que tengo, que intentan adueñarse de la educación y de la sanidad. Sin embargo, recuerdo que no es a mí a quien perjudican; es al ciudadano», ha afirmado Ayuso.

Fuente: contrainformacion.es

También podría interesarte