Comienzan las clases y seguimos con la LOMCE

  • La situación política afecta a la educación. Así lo denuncian diferentes agentes sociales de la comunidad educativa que recuerdan que la LOMCE sigue vigente.
  • Entre las reivindicaciones principales, más allá de derogar la actual ley, se encuentran revertir los recortes, aumentar las ratios de alumnos o bajar las tasas universitarias.

En los próximos días comenzará un nuevo curso educativo en todas las etapas. Septiembre es el mes de “la vuelta al cole”. Una gran mayoría de profesores empieza hoy su trabajo, con preparaciones de cursos, exámenes, etc. El curso 2019-2020 se inicia en medio de una fuerte incertidumbre política. Con un Gobierno en funciones, unos presupuestos prorrogados y el horizonte cada vez más factible de unas nuevas elecciones generales. La situación política afecta y mucho a la educación. Así lo denuncian desde diferentes agentes sociales de la comunidad educativa que recuerdan que la LOMCE, ley del PP, sigue en vigor.

Las reivindicaciones principales no han variado demasiado en los últimos tiempos. Sindicatos o movimientos sociales piden derogar la actual ley educativa, que fue impulsada por el ministro del PP Jose Ignacio Wert y tuvo desde sus inicios una contestación fuerte en las calles. Y por supuesto, los recortes presupuestarios sufridos años atrás y de los cuales la enseñanza pública todavía no se ha recuperado. El PSOE aprobó en Consejo de Ministros, durante el mes de febrero, su reforma de ley educativa. Pero el adelanto electoral echó por tierra su tramitación.

Para Francisco Garcia, secretario general de Educación en CCOO, existe una “incertidumbre” evidente por la falta de Gobierno. «No podemos seguir trabajando en educación con unos presupuestos ya prorrogados de hace dos años, y hace falta tomar medidas como derogar la LOMCE, recuperar los profesores perdidos o mejorar las políticas de becas y ayudas«, resume a cuartopoder.es. El sindicalista recuerda que la educación ha sufrido muchísimos recortes y que “hay que empezar a recuperar el dinero que se fue por el sumidero en los gobiernos del PP”.

CCOO urge a que se conforme un Gobierno que retome la agenda con todos los asuntos pendientes y compromisos adquiridos en defensa de la educación pública.  “Estábamos trabajando con el anterior gobierno, pero ahora el principal problema es que no hay interlocución. Lo que queremos es que haya un gobierno que haga políticas sociales y favorezca una educación pública de calidad”, sentencia.

Y no oculta su preocupación por los problemas que se pueden generar en algunas comunidades autónomas en concreto como Madrid. “Donde gobierna el tripartito de la derecha se puede profundizar en una educación privatizadora o segregadora y por tanto se puede poner en riesgo una educación de calidad para todos y todas”, afirma García.

Además, apuestan desde CCOO porque ésta sea la “legislatura del profesorado”. En este sentido, señalan la necesidad de “activar un estatuto para el profesorado con la necesaria, y tantas veces reivindicada, carrera profesional”. “La carrera docente tiene que ser atractiva a nivel salarial e intelectual. Y fortalecer la autonomía profesional y una cultura no solo colaborativa sino de cooperación”, indican.

Durante los últimos años, la Marea Verde ha teñido las calles de ese color en lucha contra la LOMCE. Sandra Villa, portavoz de portavoz de Mareas por la Educación Pública, alerta de que en diferentes territorios la situación se ha ido agravando. Un ejemplo es Andalucía. “Se ha empezado a desregular la legislación, como se ha hecho en Madrid o Murcia, a través de las instrucciones de principio de curso”, señala.

La apuesta de estos colectivos pasa por derogar la LOMCE pero sin volver a la anterior legislación, la LOE, o pasar por una reforma de la actual. “Lo que queremos es que este gobierno se siente con todos los agentes sociales relacionados con la educación y poner encima de la mesa una nueva ley y un avance educativo global”, afirma. Para Villa, aunque el gobierno en funciones está abriendo unas mesas para escuchar, “a efectos prácticos no sirve para nada porque se inicia el curso con lo mismo de junio”.

La reducción de periodos lectivos es otro de los puntos importantes para el profesorado, recuerda Villa.  Además, varía mucho según la comunidad autónoma. “Pedimos lo que teníamos con anterioridad: 18 horas en secundaria y ahora pedimos 23 horas en primaria. Es decir, que como mínimo volvemos a pedir estos periodos lectivos, pero deberíamos estar avanzando en la reducción de los mismos». Además, se siguen exigiendo la disminución de las ratios de alumnos por aula.

Otros problemas señalados por Villa son la aparición de los cheques escolares, la construcción por fases en colegios, que genera que existan alumnos en barracones. Además alerta del aumento de plazas en la educación privada y concertada, “donde se invierte cada vez más dinero”.

Rechazo a la inversión en educación concertada

Respecto a la Comunidad de Madrid, critican la reciente aparición en la región de una Dirección General que agrupa la educación concertada y el bilingüismo, “modelos segregadores”. En este sentido, desde el sindicato CGT destacan que los problemas en Madrid se pueden agravar.Tenemos una situación de ratios muy elevada, plantillas muy ajustadas que se quedan en cuadro sobre todo en colegios pequeños o escuelas rurales. Los equipos de atención a la diversidad vienen siendo menos cada curso”, resume Enrique Díaz, delegado en la junta de personal docente del área territorial Norte de Madrid.

En Madrid, apunta Díaz, hay un “contexto especial” que se va a agravar, a su juicio, por el “descaradísimo apoyo a la enseñanza concertada” del nuevo Gobierno liderado por Isabel Díaz Ayuso. Sobre el panorama a nivel estatal, Díaz comenta que su sindicato tiene “poca confianza” en lo que pueda hacer el PSOE. “Ha tenido oportunidades para acabar con la LOMCE y no se ha hecho”, afirma.

Respecto a sus líneas de acción, apunta a dos líneas principales. Una, unitaria con otros sindicatos como CCOO y STEM. “Tenemos planteada una primera asamblea estatal el 17 de septiembre para analizar posibles alternativas de movilización”, afirma. Además, anuncia que CGT apoyará las movilizaciones que se den en aquellos colegios o institutos que vean que su situación sea insostenible.

Por su parte, Leticia Cardenal, presidenta de la Confederación Española de Asociaciones Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), también muestra la preocupación de las familias porque siga en vigor la LOMCE. “Queremos que se reviertan los recortes y de una vez por todas se apueste por la educación pública. En definitiva, apostar por la educación gratuita que eduque en equidad e igualdad de oportunidades”, señala. Otra preocupación es el desembolso económico de las familias al inicio del curso. “Nos preocupa que en algunos casos sea demasiado excesivo”, señala.

Sobre la conformación de Gobierno, resuena otra vez la misma palabra: “Vamos a empezar un curso con incertidumbre porque no sabemos qué pasará. Si a mitad de curso tendremos gobierno y se podrán llevar a cabo algunas de las propuestas que se incluyeron en el borrador de ley del PSOE. No sabemos si habrá que ir a las elecciones. Todo esto crea incertidumbre tanto a docentes como a familias”, apunta.

Tasas universitarias, becas, 3+2…

Mirando hacia la Universidad, que empieza sus clases más tarde, las reivindicaciones son también conocidas. Coral Latorre, Secretaria general del Sindicato de Estudiantes (SE), las sintetiza, más allá de la derogación de la actual ley educativa. “Queremos la derogación del 3+2 y una rebaja inmediata de las tasas universitarias”. En este sentido señala los “datos salvajes” de multiplicación de los precios de accesos.

“Queremos que esos jóvenes que han sido expulsados de la Universidad por motivos económicos puedan volver a acceder”, añade Latorre. También apunta a la necesidad de “lanzar un plan de urgencia en defensa de la educación pública con la cuestión de las becas”. Recuerda que éstas “han sido recortadas de forma dramática y es uno de los motivos por los que miles de jóvenes no han podido acceder a estudios superiores”.

Latorre tiene críticas a la gestión del PSOE. Considera que se han olvidado de derogar la LOMCE pese a que en campaña electoral utilizaron mucho esa consigna. “Para derogarla hay que confrontar con los poderes económicos y no parece que haya intención”, afirma. “Desde el SE votamos para expulsar a la derecha. Pero si el gobierno que se conforma quisiera realmente llevar a la práctica aquellas cuestiones por las que fuimos a votar, debería ponerse manos a la obra en serio. Es cuestión de voluntad política”, afirma.

Próximas acciones

Aún es pronto para precisar acciones concretas de movilización. Pero los colectivos ya se están empezando a organizar. Las mareas por la educación pública celebran el 7 de septiembre un encuentro estatal en Madrid. Ese día se tratarán las primeras movilizaciones conjuntas. Además, cada territorio convocará sus propias asambleas. Estos colectivos además apoyarán dos citas importantes fijadas ya en un “otoño caliente”. De este modo, las Mareas por la Educación Pública estarán presentes el 27 de septiembre en la Huelga Mundial por el Clima y el 26 de Octubre en la manifestación en defensa de las pensiones.

El 27-S también, según señala Latorre, tendrá lugar una huelga general estudiantil coincidiendo con la citada convocatoria contra el cambio climático. “Consideramos necesario que un mismo día salgamos a las calles no solamente a denunciar la barbarie ecológica sino poner encima de la mesa quienes son los responsables”, señala. En este sentido, desde el SE recuerdan la “responsabilidad de las grandes multinacionales el propio sistema y los gobiernos cómplices” ante el cambio climático.

Villa reconoce que el movimiento de las mareas “tiene una parte de desilusión” por “haber luchado mucho y estar viendo que las cosas cambian poco o retroceden”. “Pero no tenemos otra opción que seguir organizadas y luchando, nos estamos dando cuenta de que es una lucha muy larga en el tiempo”, apunta.  “No solo es una cuestión de España, es mundial. El modelo político social es lo que está en juego. No podemos hablar de educación sin hacerlo de feminismo, ecología o modelo productivo”, afirma.

Fuente: cuartopoder.es

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Subscribe  
Notify of