Colapso en Urgencias del Infanta Sofía con el cierre de más de dos plantas de hospitalización

Desde el sindicato médico AMYTS denuncian que esta unidad amanece cada mañana con una media de 60 pacientes, mientras tiene una capacidad de 49 camas y cada día hay 30-40 pacientes pendientes de ingreso.

“La urgencia tiene una capacidad de pacientes encamados de 49 y desde que ha empezado el mes de julio suele amanecer con más de 60 pacientes. Y de esos 60 pacientes tenemos una media de 30-40 pacientes pendientes de ingreso cada día”. María Parras es médica de Urgencias y delegada del sindicato médico AMYTS en el Hospital Infanta Sofía, quien explica que mientras sucede este “colapso” en la unidad, a primeros de julio se produjo el cierre de más de dos plantas de hospitalización.

Sin ir más lejos, y según confirma AMYTS, este lunes 12 había en la Urgencia 44 personas pendientes de ingreso en planta, algunas de ellas desde el viernes 9. “A día de hoy, 15 de julio— prosiguen— sigue habiendo 38 pacientes pendientes de ingreso en planta sin que se nos haya comunicado ninguna solución al respecto”.

Los fines de semana cada médico tiene a su cargo entre 15 y 18 pacientes más la urgencia que va llegando cada día, según denuncian desde AMYTS

Situación que se complica los fines de semana, cuando, según denuncia Parras, hay tres médicos adjuntos de guardia más un médico residente (en prácticas), lo que supone que cada doctor tiene a su cargo entre 15 y 18 pacientes más la urgencia que va llegando cada día. Desde la Sección Sindical de AMYTS alertan de que esta ratio de pacientes “está por encima de todos los estándares de calidad atentando contra la seguridad del paciente, la del personal sanitario, la humanización y la dignidad del paciente”.

Una “falta estructural de personal” para atender a la población del área que, aseguran desde el sindicato, se recrudece en verano y con la campaña de vacunación que asumen desde este servicio por las mañanas de martes a viernes. 

Desde este sindicato médico han enviado un escrito urgente a la directora médica, a la directora de recursos humanos, tanto del hospital como de la Consejería, y al consejero de Sanidad, para reclamar la apertura inmediata de las plantas cerradas en julio.

“Se ha contactado con recursos humanos, con dirección médica del hospital y no hay una solución viable a día de hoy. Está claro que es una situación insostenible, y necesitamos una solución ya”, avisa la delegada de AMYTS.

Fuente: Sara Plaza Casares en elsaltodiario.com
Foto: CAM

También podría interesarte