Carabanchel se queda sin su concejala en el Ayuntamiento de Madrid

Estos últimos dias hemos asistido a movimientos sísmicos dentro de la formación de Podemos del Ayuntamiento de Madrid.
Según el artículo publicado en 20MINUTOS.ES, por JAVIER GARCÍA MARTÍN, Podemos se enfrenta a una crisis en Madrid. La novedad está en que, por primera vez, la lógica de familias no vale para entenderla del todo. Pablistas, errejonistas y anticapitalistas reubican en las últimas horas sus filias, fobias e indolencias en dos categorías: a favor o en contra de los seis (y diversos) concejales que, con Rita Maestre al frente, han decidido descolgarse de las primarias moradas y colocarse bajo el abrigo de la lista de colaboradores que Manuela Carmena llevará a las negociaciones de la confluencia para situarles en puestos de salida.

Todo terminó por estallar ayer a última hora. Por la mañana, el secretario de Organización, Pablo Echenique, había dado por cauterizada la herida. Su mensaje:Maestre y los otros cinco ediles pueden hacer lo que quieran, pero, si no pasan por las primarias internas, dejarán de ser considerados como concejales de Podemos. Palabras, únicamente, que no fueron a más hasta que, en un golpe de mando, el secretario general en Madrid, Julio Rodríguez, las transformó en hechos.

“No podíamos dejarlo pasar”

El ex-Jemad, afín a Pablo Iglesias, ganó una votación de urgencia y vía Telegram por la noche que determinó la suspensión cautelar de militancia de los seis. “No quedaba otra opción”, explican hoy fuentes de la ejecutiva en la capital: “No podíamos dejarlo pasar”. La expulsión será definitiva cuando se inscriban para concurrir en la plataforma de Carmena sin el “aval” de las primarias moradas. “Solo se ha formalizado su decisión”, ha resumido la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Ione Belarra.

El desencuentro está, según fuentes próximas a los concejales consultadas por 20MINUTOS.ES, en que Rodríguez no ha cejado en su afán de “imponer un equipo” a Carmena, contraviniendo la única condición de la exjueza para repetir en 2019. El entorno de Maestre fundamentó ayer el portazo a las primarias en que algunos de los ediles se veían “relegados” en la lista confeccionada por el ex-Jemad y desplazados bajo sus leales.






Sin embargo, desde las filas de Rodríguez, que debe recomponer sus fuerzas, han llegado a acusar a Maestre de que esa lista, filtrada a la prensa, la habían “modificado” y han afirmado que, en la original, los concejales Esther Gómez y Jorge García Castaño ocupaban mejores puestos. “El pacto era que los seis iban a estar entre los nueve primeros, tras Julio Rodríguez. Era una posición asequible, aunque sean votaciones desbloqueadas, pero parece que no han querido arriesgarse”, insinúan.

Los ediles niegan cualquier retoque. “El problema ahora no es de puestos, sino que han expulsado a todos los concejales de Podemos del Ayuntamiento“, insisten, una sanción de la que se enteraron “por la prensa”. “Esto nunca había sido una dicotomía entre Manuela o Podemos“, lamentan. En esta línea, sostienen que entre las bases moradas su decisión cuenta con apoyos, después de que la dirección haya aireado una supuesta carta abierta “de inscritos” anónimos que reclaman su salida del partido.

“Irresponsables” y “rehenes

Entre las críticas más sonoras, la del diputado regional Hugo Martínez Abarca, próximo a Maestre. “No eran unas primarias para que decidiera la gente. Eran la forma de coger a una parte sustantiva del equipo de  Carmena como rehén: si quieres a tu equipo te tienes que tragar el mío”, ha censurado en su blog, después de definir el proceso restante de primarias como un “suicidio”.

Para la portavoz en la Asamblea, Clara Serra“perder a compañeros así de valiosos sería una mala noticia”. Los anticapitalistas, muy alejados del errejonismo, han rechazado las sanciones, a la vez que la “escalada de acontecimientos irresponsables” y el proceso en la capital, del que también se han apartado.

Uno de los protagonistas, el concejal de Hacienda, García Castaño, ha querido templar los ánimos ante la “delicada” situación y ha reducido el problema a un “error de interpretación y de enfoque”, en declaraciones a la Cadena Ser. Sin embargo, más allá de la unanimidad alrededor de que sea Carmena la cabeza de todos, los puentes están rotos. Podemos asume que deberán recortar sus pretensiones tras el trasvase de estos concejales a la cuota de la regidora, y ellos rechazan que se haya abierto cualquier negociación. En un calculadamente ambiguo tuit, Rodríguez ha aprovechado para ensalzar “la lealtad” y “el juego limpio” mientras sigue sin poner fecha a la presentación ante los medios de su candidatura.

Y tú que opinas de esto...?

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribete  
Notificar a...