Carabanchel quiere se incluya en la ampliación de la L11 de Metro la estación Puente de Praga

El proyecto de ampliación de la L-11 de Metro no incluye la parada del Puente de Praga que pedía el vecindario.

El pasado 31 de mayo el BOCM publicó la resolución por la que se somete al trámite de información pública el Estudio Informativo “Ampliación de la Línea 11 del Metro de Madrid. Tramo: Plaza Elíptica-Conde de Casal”, y su Estudio de Impacto Ambiental, lo que significa que durante 30 días hábiles se podrán presentar alegaciones. Tres son las propuestas de trazado, pero en ninguna de ellas aparecen nuevas estaciones en la margen sur del río, como había solicitado la vecindad, en concreto a la altura del Puente de Praga.

Este nuevo paso, que además se realiza acortando los plazos iniciales, “supone la afirmación del proyecto de ampliación, cuyas obras esperamos sean iniciadas antes de que finalice el presente año, sin que la formación o composición del nuevo gobierno en la Comunidad retrase dicho plan”, sostiene la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto en un comunicado hecho público hoy.

La línea 11 de Metro inició su construcción en 1996, después de más de diez años de movilizaciones vecinales en Carabanchel Alto. Tras el parón de la línea en Pan Bendito, se reanudaron las protestas y los vecinos y vecinas del mismo barrio, junto a las y los nuevos habitantes del PAU y La Fortuna, consiguieron en 2006 la prolongación hasta Carabanchel Alto, el PAU y La Fortuna.

Diez años después, “reanudamos las movilizaciones, con manifestaciones, escritos de entidades y la presentación de más de 10.000 firmas, consiguiendo en septiembre de 2017 el compromiso del Gobierno de la Comunidad de acometer la ampliación de la línea hasta Atocha Renfe y Conde de Casal. Numerosas han sido las reuniones mantenidas por la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto con miembros del Gobierno autónomo (consejeros/as y directores Generales), del Consorcio de Transportes o de la dirección de Metro a lo largo de estos años de lucha”, recuerda la entidad.

Por ello “nos sorprende y disgusta que en la relación de asociaciones y organizaciones a las que la Comunidad otorga trámite de audiencia durante el período de información pública, no aparezca nuestra asociación de vecinos. Preferimos pensar que se trata de un olvido, más que una exclusión; y esperamos ser recibidos por los responsables en este período fijado”, subraya.

Y como es habitual, “serán convocadas asambleas y consultas para que sea el conjunto del vecindario quien determine cuál es el trazado mejor para nuestro barrio, lo que será trasladado a los responsables de la Comunidad. Sin descartar, como es habitual, la posibilidad de nuevas movilizaciones en el caso de que observemos dudas o demoras en la realización del proyecto de ampliación”, concluye la asociación en su nota.

Fuente: aavvmadrid.org

Y tú que opinas de esto...?

avatar
  Suscribir  
Notificar de