Ayer domingo miles de personas volvieron a salir a las calles de Madrid en defensa de la Sanidad Pública

A un año de que se declarara el Estado de Alarma, la ciudadanía vuelve a manifestarse en defensa a una Sanidad Pública que consideran ha sido maltratada por el gobierno regional

Miles de personas han vuelto a salir a la calle en Madrid en defensa de la Sanidad Pública convocadas por la Marea Blanca. En medio de la creciente incertidumbre por lo que suceda con los destinos de la política madrileña, el reclamo de defensa del Sistema Público y las críticas a la gestión de la pandemia que ha hecho el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, se han reiterado.

Cuando se cumple justo un año del decreto que ordenó el confinamiento en todo el Estado, el Paseo del Prado volvió a llenarse de color al grito de “¡Sanidad Pública! Diferentes entidades profesionales y colectivos sociales de la ciudad adherían a un comunicado que se leyó al final de la manifestación, junto a la emblemática Puerta de Alcalá.

“Esta es una denuncia cada día de más cabreo por la destrucción programada de nuestra sanidad pública y la mala acción política de Ayuso, que realmente se ha dedicado en estos tiempos de pandemia a gastarse el dinero Covid, que ha recibido muchos millones, para privatizar más cosas”, ha explicado Carmen Esbri, portavoz de la mesa en defensa de la Sanidad Pública en Madrid. En tal sentido, ha recordado que hay “centros de atención primaria muy precarizados, el personal muy estresado y así un largo etcétera mientras ella (por Ayuso) hizo un hangar, que no es un hospital, que no había necesidad de hacerlo porque teníamos centros de salud y hospitales, había que contratar a más gente”, ha manifestado.

La nota distintiva de la manifestación la puso una especie de ninot con la cara de la presidenta traído por las vecinas y vecinos del barrio de Butarque, que reclaman a la Comunidad un centro de salud para la atención en la zona. También fue notorio el reclamo al alcalde José Luis Martínez Almeida, por el incumplimiento de su promera de instalar en el edificio de la calle Gobernador 39 —donde funcionaba el centro social La Ingobernable— un centro de salud.

“Denunciamos el mal hacer de la señora Ayuso y el peligro que supone un gobierno que trabaja solo para sí mismo. Ayuso trabaja para Ayuso, no trabaja para Madrid, porque asi no va a garantizar la salud comunitaria, que es en definitiva para lo que está ahí. Desde hace años tenemos al PP en Madrid y ellos solo piensan en términos de mercado, y los políticos que solo piensan en mercado son colaboracionistas de nuestro malestar” ha concluido Esbri.

El cuestionamiento a la gestión del gobierno regional se ha extendido también al plan de vacunación de la Comunidad, desarrollado en parte en grandes espacios como el Estadio Wanda Metropolitano y al cierre de los centros de Urgencia de la Atención Primaria. “La sanidad no se vende, se defiende”, es el lema que acompaña siempre a una Marea que sigue encabezando la protesta ciudadana en defensa de la Sanidad Pública.

Fuente y Foto: Pablo ‘Pampa’ Sainz en elsaltodiario.com

Ampliación @carabanchelnet

SANIDAD PUBLICA
https://twitter.com/CCOOSanidadMad/status/1371060104720740358
También podría interesarte