Trasladada en ambulancia desde el Zendal hasta otro hospital por una crisis de ansiedad durante la vacunación

“Nos dijeron que era un centro de vacunación y que no había médico para atenderla”. Una mujer es trasladada en ambulancia hasta otro hospital tras sufrir una crisis de ansiedad por las aglomeraciones dentro del hospital de Valdebebas

“Nos dijeron que era un centro de vacunación y que no había médico para atenderla”. Marta— nombre ficticio, pues es sanitaria y teme por represalias— describe con perplejidad lo acontecido en las instalaciones del hospital Enfermera Isabel Zendal el pasado martes 30 de marzo. Ese día su abuela, de 78 años, tenía cita a las 10:20 de la mañana para recibir la primera dosis de la vacuna contra el covid-19 en el macrocentro de Valdebebas. Una larga cola de entrada y una aglomeración de gente en el interior provocó que la tarea se alargara más de tres cuartos de hora y, tras recibir la dosis, la mujer refirió no encontrarse bien, mostrando los primeros síntomas de un ataque de ansiedad.

“Aunque pasaban de catorce en catorce había mucha gente dentro sin poder respetar las distancias de seguridad y era un agobio. Estábamos saliendo y en el pasillo me dijo que le estaba dando una subida de tensión. Le dije que volviéramos a entrar y tumbada en una cama le tomaron la tensión, que había subido. Les dije que si le podían dar trankimazín. Las enfermeras me dijeron que iban a llamar al médico para ello. A los 10 minutos una enfermera apareció para decirnos que aquello era un centro de vacunación y no había médico, que me la llevase a urgencias del Hospital La Paz o al centro de salud”, explica Marta, quien ha puesto una reclamación, a la que ha tenido acceso El Salto. Finalmente, Marta tuvo que llamar a una ambulancia que condujo a su abuela hasta el Hospital HLA Universitario Moncloa.

El hospital de pandemias, la receta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso  para luchar contra el coronavirus, lleva levantando polémicas desde su nacimiento. Las instalaciones vieron la luz sin plantilla propia, sin quirófanos y sin urgencias, entre otras ausencias. De cara a la campaña de vacunación contra el coronavirus el gobierno regional ha decidido utilizar sus dependencias para suministrar las dosis de la vacuna. En estos días, mutualistas de 78 y 79 años se aproximan hasta sus instalaciones, situadas a más de 30 kilómetros del centro de Madrid. “Aunque sea un hospital de pandemias si están vacunando masivamente debieran estar preparados para cualquier situación”, declara Marta.

“Tenemos una excelente red de atención primaria, en la que siempre se ha estado vacunando a las personas desde que nacen, que debido al colapso y a la falta de personal, no la están usando para vacunar a la gente“

“Estas son las consecuencias de hacer una gestión espectáculo de la sanidad en lugar de ser responsables”, expresa Guillén del Barrio, portavoz del sindicato MATS. “Tenemos una excelente red de atención primaria, en la que siempre se ha estado vacunando a las personas desde que nacen, que debido al colapso y a la falta de personal, no la están usando para vacunar a la gente. Les parecerá muy buena idea tener a personas haciendo colas de varias horas en el Wanda y en el Zendal, pero eso es malo para el paciente y malo para el sistema sanitario”, sentencia del Barrio.

Sin centros de salud en Semana Santa

El Salto ha comprobado este sábado las largas colas a las puertas del Zendal y las aglomeraciones una vez dentro, para realizar la vacunación de mutualistas de 78 y 79 años, el mismo día que se conocía que el Wizink Center se convertirá en otro punto de vacunación masiva a finales de la semana que viene.

La decisión de suspender la vacunación en los centros de salud durante la Semana Santa ha levantado polémica entre algunos colectivos, así como la paralización del suministro a mayores de 80. “A partir de la próxima semana, los 262 centros de Atención Primaria incrementarán el ritmo con unas previsiones de 25.000 ciudadanos cada día, siempre y cuando se cumplan los compromisos de recepción de vacunas que entrega el Ministerio de Sanidad”, aseguran desde la Comunidad de Madrid.

“Los profesionales de Atención Primaria llevamos meses ofreciéndonos a vacunar más allá de nuestro horario, exigiendo que la vacunación se haga en los Centros de Salud y diseñando hasta la estrategia necesaria para su cometido. Podemos y queremos vacunar, es el gobierno de la Comunidad de Madrid el que no lo permite porque está convirtiendo la campaña de vacunación en un elemento de propaganda electoral, para la que le es mucho más útil el parque temático Zendal-Wanda”, denuncian desde la Plataforma de Centros de Salud de Madrid.

Fuente: Sara Plaza Casares en elsaltodiario.com
Foto: David F. Sabadell

ansiedadIsabel Zendalvacunaciónvacunaszendal