Trabajadores del SUMMA, indignados al ser trasladados al Zendal y no a las Urgencias de Atención Primaria

La Consejería de Sanidad traslada a 200 trabajadores y trabajadoras desde el WiZink Center hasta el Zendal para realizar 400 vacunaciones al día. Mientras, los Servicios de Urgencias de Atención Primaria, donde faenaba esta plantilla, permanecen cerrados

Verónica Portigo ha pasado por cinco sitios en estos dos últimos años. Es enfermera del SUMMA, antes trabajaba en el Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) del Centro de Salud de Orcasitas. Cuando estalló la pandemia y estos dispositivos —un total de 37 en toda la Comunidad de Madrid— cerraron persianas, fue desplazada hasta el hospital de campaña del IFEMA. De ahí fue derivada a atención en UVI móviles. Cuando arrancó la campaña de vacunación la enviaron al estadio Wanda. Y, de ahí, hasta el WiZink Center, punto de vacunación que cerrará el próximo domingo cinco de junio, por lo que volverá a ser desplazada: esta vez hasta el Hospital Enfermera Isabel Zendal, el antídoto contra la pandemia de la presidenta regional Isabel Díaz Ayuso. Un camino similar al experimentado por otros 200 trabajadores y trabajadoras, que estrenarán puesto en las instalaciones hospitalarias de Valdebebas el próximo lunes. Y asegura que su sitio debería de volver a ser los SUAP, cuya reapertura es necesaria mientras se saturan las urgencias hospitalarias.

“Nos parece un abuso, ya no hacemos falta para vacunar, la mayoría de la población tiene las dosis mínimas y muchos las de refuerzo. Mientras, los centros de Urgencias de Atención Primaria siguen cerrados y a nosotros nos tienen de un lado a otro”, se queja Postigo quien asegura que el último movimiento tiene un motivo: “Antes que reabrir las Urgencias, nos quieren esconder en el Zendal”. De hecho, y tal y como denuncian los sindicatos, en su nuevo puesto en el Zendal irán vestidos de blanco y deberán despojarse del uniforme del SUMMA.

“Yo vivo en Fuenlabrada, me voy a tener que recorrer medio Madrid hasta llegar al Zendal. Tengo compañeros que tendrán que ir desde Aranjuez”, se queja Ángel, técnico en emergencias sanitarias, quien explica que han sido avisados por una comunicación de manera rápida y por la vía de los hechos consumados.

“Trabajamos en turnos de 12 horas y no llegábamos a las 400 vacunas por turno”

Ángel, que se dedica a la filiación de las personas que se acercan al punto de vacunación, confirma la escasa actividad en las últimas semanas. “Trabajamos en turnos de 12 horas y no llegábamos a las 400 vacunas por turno”, describe, para quien lo necesario sería volver a reabrir los SUAP. El trabajaba en el de Pinto. “Son 22 años en el SUMMA y en los últimos años esto es lo más parecido al ejército de Pancho Villa”, se queja.

Denuncia ante inspección laboral

Ante este último traslado, Rosa López, vicepresidenta del sindicato Summat, informa de que han presentado una denuncia en la inspección de trabajo “por el cambio en las condiciones, la pérdida de poder adquisitivo, ya que en el nuevo puesto les niegan los cheques de comida, e imposibilidad de conciliar vida laboral y familiar”. Además, López informa de que mañana viernes se reunirán con el defensor del pueblo.

Desde CC OO hablan de traslados forzosos que constituyen “una grave irregularidad”, que “vulnera lo establecido en el Estatuto Marco del Personal Estatutario de la Comunidad de Madrid y en el Plan de Ordenación de RRHH del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS)”.

“El hecho de que trasladen a 200 personas que eran de los SUAP hasta el Zendal significa que no tienen intención de reabrir las Urgencias”

“El hecho de que trasladen a 200 personas que eran de los SUAP hasta el Zendal significa que no tienen intención de reabrir las Urgencias”, se queja López, mientras el Consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, lleva unos meses arrastrando el latiguillo de que “se está estudiando su reapertura”.

“También estamos barajando algún tipo de movilización con la población, que al final es la última afectada”, añade López. Mientras, en otro extremo de la ciudad, vecinas y vecinos de Villaverde permanecen acampados frente al Centro de Salud Los Ángeles para pedir la reapertura de los SUAP. Hoy se concentrarán, como todos los jueves desde hace un año, exigiendo la vuelta a la vida de estos dispositivos. Y también lo harán en otros barrios como Carabanchel o Moratalaz. “La gente no sabe lo que están haciendo con nosotros; tienen que saber que nos están desplazando de un lado a otro para suplir puestos no necesarios”, concluye Ángel.

Fuente: Sara Plaza Casares en elsaltodiario.com
Foto: Concentración del personal sanitario del SUMMA en la puerta del WiZink Center | Elvira Megías

Ayuso dimisiónconcentracioninspección laboralSUMMAUrgencias de Atención Primariazendal