SOS de los facultativos del Centro de Salud Carabanchel Alto: “No podemos más, tenemos atrasos desde el 21 de julio”

¿Cómo se puede atender a una población asignada de más de 20.000 personas con apenas dos médicos de Familia por la mañana y dos por la tarde? Esto es lo que está sucediendo en el Centro de Salud Carabanchel Alto.
Una muestra más de cómo la Atención Primaria en Madrid está completamente abandona.

La falta de médicos de Familia y de pediatras continúa golpeando duramente a nuestros centros de salud y con más ahínco durante este verano. Algo que en AMYTS, sindicato mayoritario entre los médicos madrileños, ya advertimos a finales de junio protestando frente a la Consejería de Sanidad al ver que las plantillas médicas se quedarían al 30% o 40%.

Ya lo estamos viendo en el Centro de Salud Carabanchel Alto donde nos lanzan un mensaje crítico y contundente: “Queríamos pediros ayuda. Desde julio de los 11 médicos de familia que estamos en plantilla solo estamos dos por la mañana y dos por la tarde: atendiendo domicilios, atendiendo urgencias, intentando resolver mucha demora para derivar a un especialista, con demoras para las ecografías o radiografías…”.

Este es la grave situación que narra Susana Calvo, médico de Familia del citado centro y con más de 25 años de experiencia en la profesión, y que recuerda cómo este déficit de profesionales está provocando que aún queden pacientes sin llamar desde el 21 de julio ante el acumulamiento de trabajo y el incremento de la demanda.

Para entender este desbordamiento que se sufre hay que mirar unas cifras: actualmente en este centro tienen un cupo asignado por cada médico de Familia de unos 1.600 o 1.800 pacientes; sin embargo, hay más de 20.000 pacientes asignados para apenas cuatro médicos, lo que triplica mínimo este cupo.

“Habitualmente como mucho llegamos a siete médicos de Familia”, completa la doctora Calvo. Además -como es habitual en el resto de la Atención Primaria- las plantillas son tan deficitarias que, ante cualquier baja o cualquier periodo vacacional, el centro de salud se ve en serios apuros. Incluso las promesas de contratar un refuerzo en verano no se cumplen como sucedió en el C.S Carabanchel Alto.

En AMYTS hemos sido informados de las peticiones de ayuda por correo electrónico que el C.S Carabanchel Alto lleva haciendo desde junio de 2020 a los responsables de la Atención Primaria de Madrid. Un año después, nada ha cambiado e incluso ha empeorado.

Los médicos no pueden más: “Aunque el centro puede parecer vacío, detrás de cada puerta, estamos atendiendo a más de 300 consultas al día. Tenemos atrasos que llegan hasta el 21 de julio. No damos más de sí”.

Un SOS que en AMYTS hemos recogido exigiendo soluciones urgentes a la Gerencia de Atención Primaria, así como el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Asimismo, en las próximas horas tomaremos medidas judiciales si la Administración no soluciona inmediatamente este crítico escenario.

Fuente: amyts.es

Atención PrimariaCentro de Salud Carabanchel AltoMédicos AMYTSmedicos de familia