Sareb se sienta a la mesa de negociación mientras sigue desahuciando familias

Días antes de reunirse por primera vez con los colectivos de vivienda, el banco malo ha intentado desalojar un bloque de pisos en Vallecas. La operación de desalojo ha estado viciada de las situaciones que el propio movimiento quiere erradicar.

Siete familias han visto peligrar su techo en la mañana de este viernes, cuando la Sareb ha intentado desalojar un bloque de viviendas en Arroyo del Olivar 11, Vallecas, justo el mismo día que se conocía que el denominado banco malo y el Fondo de Reestructuración Ordenación Bancaria (FROB) recibirán el lunes 17 de mayo a integrantes de la campaña Plan Sareb para acercar posturas en torno a la negociación de un centenar de casos atascados con amenaza desahucio.

Se trata de una construcción relativamente nueva de once viviendas que hasta hace poco pertenecían a una única propietaria. Cuatro de ellas estaban equipadas para su uso en el mercado de turismo inmobiliario, y las otras siete habitadas por familias en régimen de alquiler. Todo ha cambiado para sus habitantes desde que la Sareb se ha quedado con el edificio.

“Lo que ocurre es que Sareb se está presentando a subastas para quedarse con bloques a bajo precio“

“Lo que ocurre es que Sareb se está presentando a subastas para quedarse con bloques a bajo precio. Es una estrategia que lleva en ciertos barrios donde ha subido mucho el alquiler y ellos ven que puede haber ahí una rentabilidad”, denuncia Diego Sanz, integrante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Vallecas.

A finales de marzo había sido un primer intento de desahucio del bloque, pero la interposición de un grupo de militantes de la Pah Vallekas logró frenarla. En la jornada de hoy, una nueva mediación ha permitido la continuidad de dos de las familias con quienes Sareb no acepta negociación. Otras ante la presión han entregado las llaves y se han ido, y algunas habrían cedido aceptando in extremis un alquiler social que en la mayoría de los casos, según explican desde la Pah, implica “la firma de un nuevo contrato con cláusulas abusivas y el cambio de vivienda al lugar que la Sareb decida”.

Evitar este tipo de situaciones es lo que el pasado 24 de marzo llevó a los colectivos de vivienda de Madrid a iniciar el plan Sareb, un plan de lucha y reivindicación que iniciaban con una rueda de prensa y la ocupación de la sede del FROB hasta obtener un compromiso de reunión. “La vía que teníamos de negociación directa con Sareb entendemos que es una vía muerta, ha llegado a un punto muerto absolutamente. Queremos que haya luz y taquígrafos en las negociaciones para evitar los desalojos, los contratos abusivos y las malas prácticas”, explicó el propio Sanz en aquella oportunidad.

La campaña Plan Sareb está impulsada por el movimiento de vivienda de Madrid, que integra a grupos de Stopdesahucios, Asambleas de Vivienda, PAHs, colectivos de barrio y el Sindicato de Inquilin@s. Cuenta con grupos organizados también en Cataluña, País Valencia y Zaragoza, entre otras regiones.

Si bien el compromiso asumido por el organismo público fue mantener una reunión antes del 9 de abril, la citación a la reunión para este lunes parece abrir un nuevo escenario de negociación. El FROB no solo es una entidad dependiente del Ministerio de Economía, sino que cuenta con participación mayoritaria en la Sareb.

Entre otras malas prácticas del banco malo, Plan Sareb destaca “el bloqueo de las negociaciones, en algunos casos durante años, para diferentes bloques de vecinos pendientes de un desalojo, como es el caso de los ubicados en la calle María Guerrero y Cadete en Carabanchel o Sierra de Llerena y Callejo, en Puente de Vallecas”.

También cuestionan los criterios de acceso al alquiler social por ser “cada vez más selectivos y con menos garantías”. También reclaman la creación de un parque público de viviendas a partir de los recursos de la entidad.

Fuente: Pablo ‘Pampa’ Sainz en elsaltodiario.com Foto: Ocupacion FROB por DAVID F. SABADELL

alquileresocupacion frobsarebviviendas públicasviviendas sociales