Renuncias masivas, expedientes disciplinarios y caos en la urgencia del Hospital de Alcorcón

Los sindicatos denuncian la renuncia de una decena de facultativos, la baja por presiones de seis médicos y la aperturas de expedientes disciplinarios para “callar voces” en las urgencias de este centro, que se llenan de pacientes en los pasillos.

Pacientes esperando a ser atendidos por los pasillos durante este verano. La estampa, que se ha repetido durante el mes de agosto en el Hospital Universitario Fundación de Alcorcón (HUFA), es la consecuencia de un conflicto laboral por el que se ha producido la “huida” de profesionales del servicio de urgencias, tal y como denuncian los sindicatos.

Desde el sindicato médico Amyts cifran en una decena de médicos los que han renunciado a una plaza fija para trabajar en este centro tras conseguirla en una Oferta Pública de Empleo (OPE) y desde CCOO alertan de que seis facultativos han sido dados de baja por presiones en el hospital. Así, el servicio de urgencias funciona actualmente con solo dos tercios de la plantilla, lo que ha dificultado la atención a pacientes, especialmente en verano.

“Han estado cambiando los turnos de un día para otro, no dejan librar a la gente y ante la protesta del personal la gerencia ha respondido abriendo un expediente disciplinario al exjefe de urgencias”

“Han estado cambiando los turnos de un día para otro, no dejan librar a la gente y ante la protesta del personal la gerencia ha respondido abriendo un expediente disciplinario al exjefe de urgencias, al que consideran cabecilla, dejándole sin empleo y sueldo durante un año”, explica José Antonio Crespo, portavoz de CCOO Sanidad Madrid en este hospital. Este sindicato ha interpuesto ya seis demandas contra la gerencia del hospital por acoso laboral, despidos o irregularidades en los procesos de selección de personal.

“Hay dos médicos que llevaban 16 y 17 años trabajando en la urgencia y se presentaron a la OPE. Durante la fase de entrevistas las dos jefas de urgencias les excluyeron y han seleccionado a residentes con experiencia de uno o dos años, que han sido a su vez alumnos de ellos”, explica Crespo, para quien estas exclusiones han sido motivadas “por su forma de reclamar las conciliaciones”.

La consecuencia: una merma en la calidad asistencial con una plantilla insuficiente. “Tendría que haber 12 médicos por la mañana y en el día de hoy solo hay 8. Como no contratan sustitutos, bajan sanitarios de otras especialidades. En urgencias puedes ver a un médico otorrino viendo a pacientes con problemas de traumatología”, explica el portavoz de CCOO.

El modo de proceder de la jefatura está salpicado por “la dificultad para conseguir días libres, el desastre en la organización de las planillas y la culpabilización que sufre quien solicita una reducción de jornada”

Desde el sindicato médico Amyts alertan de que el modo de proceder de la jefatura está salpicado por “la dificultad para conseguir días libres, el desastre en la organización de las planillas y la culpabilización que sufre quien solicita una reducción de jornada”.  “Una jefatura de Urgencias que, para más inri, parece haber descubierto en la apertura de expedientes disciplinarios su única forma de actuar” y todo para “silenciar las voces discordantes”. Desde este sindicato exigen el cese de las dos jefas de urgencias, así como la dimisión del director asistencial del centro.

Y todo durante una quinta ola y además con unas 64 camas cerradas durante la época estival. “Han tenido que abrir algunas deprisa y corriendo y  no encuentran enfermeras ni auxiliares. El punto neurálgico del hospital, que es la urgencia, está destrozado”, concluye Crespo.

Fuente: Sara Plaza Casares en elsaltodiario.com

expedientes disciplinariosHospital de AlcorcónRenuncias masivasurgencias