Organizaciones sociales denuncian “un preocupante aumento de la violencia” en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche-Carabanchel

Las organizaciones piden “una implicación más exhaustiva en la instrucción e investigación de estos posibles casos de tortura y tratos degradantes y vejatorios”

Al menos siete quejas de presuntas agresiones físicas y verbales por parte de funcionarios de Policía hacia personas internas en los CIE en los últimos nueve meses. Son las cifras que denuncian las organizaciones sociales que visitan a personas migrantes que se encuentran en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, en Madrid.

Mundo en Movimiento, Pueblos Unidos-SJM y el Observatorio de Derechos Humanos Samba Martine han presentado hoy varios escritos dirigidos a la Fiscalía de Extranjería, Fiscalía de Delitos de Odio y al Consejo General del Poder Judicial ante lo que consideran “un preocupante aumento de la violencia” en el interior de estos espacios. Reclaman “una implicación más exhaustiva en la instrucción e investigación de estos posibles casos de tortura y tratos degradantes y vejatorios”.

Entre la documentación entregada se encuentran los testimonios de las víctimas y testigos que aseguran haber sufrido “un trato degradante y vejatorio”. Las mencionadas organizaciones consideran que estos hechos podrían ser constitutivos de delitos de odio: “La insuficiente investigación de estas actuaciones junto con el corto recorrido procesal de las denuncias por malos tratos físicos, mantiene la impunidad de quienes lo ejercen, siendo necesario una mayor implicación de los distintos actores jurídicos para salvaguardar las garantías de la tutela judicial efectiva y el respeto de los derechos humanos”, remarcan.

Tal y como piden en la nota de prensa emitida para medios de comunicación, “las situaciones de vulneraciones de derechos que se repiten año tras año en los CIE deben acabar”. Explican que el obejetivo último es el cierre de este tipo de “centros de detención” donde se encierra a personas que no han cometido ningún delito.

De acuerdo con el informe del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP) del Defensor del Pueblo para 2019, ese año 54 adolescentes extranjeros menores de edad acabaron recluidos en estas instalaciones, lo que supone un incumplimiento de la normativa de estos centros. En este mismo documento, el Defensor del Pueblo denuncia que el servicio médico de algunos CIE como los de Algeciras y Valencia no envían al juzgado de guardia “los partes de lesiones que se redactan”, lo que supone incumplir la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Fuente: lamarea.com
Foto: OLGA BERRIOS / Licencia CC BY 2.0

Centros de Internamiento de Extranjeroscie Aluche-Carabanchelciestratos degradantestratos vejatoriosviolencia