“No es el frío, es el mercado”: piden la reforma de un sistema hecho a medida de Endesa, Naturgy e Iberdola

Organizaciones de consumidores y partidos políticos apuntan al sistema de fijación de precios como principal responsable de los aumentos en la factura de la luz.

Con el inicio de año y la llegada de la peor tormenta de nieve y frío que se recuerda en diversos puntos de la península en cinco décadas, el precio de la electricidad no ha dejado de crecer. El precio máximo, el segundo más alto de la historia, se alcanzó el pasado viernes 8, con 94,99 euros / MWh y amenaza con crecer más allá de los 100 euros en los siguientes días.

Según denuncia la organización de consumidores FACUA, el incremento del precio de la luz en lo que va de enero supone un 35,8% con respecto al año pasado, algo que ha situado a España entre los países de Europa con la energía más cara.

Tensiones en el mercado del gas y de las emisiones, un importante aumento en la demanda de energía por la ola de frío, junto con la escasa producción de renovables por la falta de sol y viento son algunas de las razones que explican los aumentos récord que está viviendo el mercado eléctrico. 

El mismo 8 de enero, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, anunciaba que el Gobierno había pedido que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) investigue si “ha habido irregularidades en el mercado”. A la vez, declaraba en Twitter, que se buscaban “soluciones definitivas para una tarifa regulada que proteja especialmente a las familias más vulnerables”.

La transición energética hacia un mercado con mayor presencia de renovables y menos dependiente de las nucleares y los combustibles fósiles es la última responsable de estas subidas, aduce la vicepresidenta económica Nadia Calviño. Según declaró la ministra este lunes, la reforma del sistema eléctrico que está realizando el Gobierno no impide que se produzcan subidas “puntuales” como las producidas por el temporal.

“No podemos hacer pensar a los ciudadanos que la reforma del sector eléctrico que estamos abordando con determinación supone que no pueden darse subidas puntuales del precio de la luz cuando se da una tormenta perfecta como la que estamos viviendo estos días”, señaló a la Cadena Ser. Sin embargo, Calviño considera “muy adecuado” que el Gobierno haya pedido que la CNMC verifique si se han producido irregularidades.

La vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha pedido que no se haga “alarmismo” ya que el aumento en el recibo “solo son unos pocos euros”

Frente a las críticas y las denuncias de los efectos de esta subida en los millones de españoles que ya sufren de pobreza energética, la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha pedido que no se haga “alarmismo” ya que el aumento en el recibo “solo son unos pocos euros”. 

La organización de consumidores FACUA lamenta la “actitud conformista” ante la evolución de los precios mostrada en diversas entrevistas por la ministra Ribera, y le reclama “medidas urgentes para frenar la especulación y abaratar el recibo de la luz, en cumplimiento de los compromisos adoptados en el acuerdo de Gobierno de coalición”. 

En este documento firmado por PSOE y Unidas Podemos, ambos partidos se comprometieron, recuerdan desde FACUA, a reducir el porcentaje que representa el término de potencia en la factura de la luz —que es fijo— para mejorar la eficiencia y no penalizar a los hogares que consumen menos. En el pacto de investidura también figuraba el compromiso de acabar con la “sobrerretribución” de las grandes eléctricas, que cobran por unas infraestructuras en buena parte levantadas con dinero público antes de la privatización. De la misma forma, el acuerdo recogía que se impulsaría “la elaboración de normas legales necesarias para reformar el mercado eléctrico, de forma que la reducción progresiva del coste de las energías renovables se traslade al precio de la electricidad, y se garantice la rentabilidad adecuada y el pleno desarrollo de la expansión de las mismas”.

“Un buen día para nacionalizar las eléctricas”

Para Jorge Fabra Utray, del blog Economistas Frente a la Crisis, el frío y el aumento de la demanda no explican por sí solos el aumento de los precios experimentados en los primeros diez días de enero. “El precio de la luz no se ha disparado por la ola de frío. Se ha disparado por la regulación del mercado de la electricidad establecida mediante la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico”, dice este economista en referencia a la norma aprobada por José María Aznar por la que se terminó de privatizar el mercado y se inauguró el actual sistema de fijación de precios dominado actualmente por el oligopolio formado por Naturgy, Endesa e Iberdrola, que controlan el 90% del negocio. Para este economista, el problema está en el mercado, “un mercado ineficiente que daña la economía de este país todos los días, con frío o con calor, y que agudiza las consecuencias de la pobreza energética”.

Desde Unidas Podemos, señalaban como responsable directo de la subida de precios a un “sistema de fijación de precios hecho a medida de los intereses de un oligopolio eléctrico que durante mucho tiempo se compraba a políticos con las puertas giratorias”

Desde Unidas Podemos, señalaban como responsable directo de la subida de precios a un “sistema de fijación de precios hecho a medida de los intereses de un oligopolio eléctrico que durante mucho tiempo se compraba a políticos con las puertas giratorias”. Muchas de las medidas que Unidas Podemos y PSOE se comprometieron en el pacto de legislatura, aseguran, todavía “están por desarrollar en la legislatura”. 

La principal medida que defendía Podemos en la campaña electoral, la intervención pública y la nacionalización de al menos parte del mercado eléctrico, tendrá que esperar, afirman en un vídeo lanzado en redes sociales. “La solución definitiva para bajar la luz en España es intervenir en el mercado eléctrico y nacionalizar una eléctrica para tener al menos una gran empresa pública de energía que pueda competir con el oligopolio que nos sube la luz”, señalan. Una medida que no será posible, señalan a continuación, “porque el socio mayoritario de Gobierno no es partidario de ello” y los resultados electorales no han avalado esta opción. “¿Tenemos la fuerza para imponer a nuestro socio la nacionalización de Endesa? La realidad es que no”, concluyen. 

Fuente: Martín Cúneo en elsaltodiario.com

Ampliación por @carabanchelnet

Endesafactura luzIberdolaNaturgy