Miles de personas salen a la calle en Madrid contra la Ley Omnibus de Ayuso

Más de cinco mil personas se han manifestado el sábado día 26 de febrero, desde Atocha hasta la Puerta del Sol, convocadas por una plataforma formada por 50 entidades sociales y por los sindicatos contra la llamada Ley Ómnibus.

Los convocantes, entre los que destacaban CCOO, UGT, CGT, la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos, los principales grupos ecologistas (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, GRAMA, ARBA, El Soto, etc.) así como plataformas de taxistas como Élite Taxi y otras asociaciones en defensa de las pensiones, la sanidad o la educación públicas, han manifestado en numerosas pancartas su oposición al proyecto de ley enviado la pasada semana a la Asamblea de Madrid y que ha cosechado ya 600 alegaciones y más de 50.000 firmas ciudadanas pidiendo su rechazo.

Se corearon consignas contra la presidenta Díaz Ayuso relacionándola con el reciente escándalo relativo al cobro por su hermano de una presunta comisión de más de 280.000 € por la compra de mascarillas durante la etapa más aguda de la pandemia. Frases como: “Esta ley está prevista para un buen comisionista”, refiriéndose a uno de los aspectos más polémicos del proyecto legal: la creación de una agencia de contratación sanitaria que escaparía, según los convocantes, al control parlamentario regional y sería un coladero para nuevas corrupciones.

A la defensa de la naturaleza madrileña se refirieron otros de los lemas más repetidos en la marcha ya que, si se aprobase la ley, en cualquier suelo protegido de la región, se podrían construir complejos hoteleros o tipo Las Vegas, simplemente siendo declarados por el gobierno autonómico estratégicos regionales. La amenaza sobre las zonas protegidas, un nuevo empuje a la especulación y la defensa de los parques regionales, que esta ley también convertiría en papel mojado, han movido al movimiento ecologista madrileño a movilizarse intensamente, aún en plenas navidades, con el lanzamiento de recogida masiva de firmas.

El representante de CCOO manifestó asimismo la gravedad del ataque de fondo para el empleo madrileño que supone esta ley, en numerosos sectores laborales y el retroceso general hacia modelos ya superados hace muchos años. Idea que comparten también los taxistas que, representados por Élite Taxi acudieron al acto y que denunciaron la “uberización” del transporte que pretende Díaz Ayuso.

Al final del acto, una representante de Ecologistas en Acción y el presidente de la FRAVM, en nombre de los convocantes, leyeron un comunicado en el que exigieron la retirada del proyecto de ley y el respeto por la legislación vigente.

Fuente: Pedro Díez Olazabal en nuevatribuna.es

#ManifestaciónLeyOmnibusAyuso dimisiónsanidad públicasanidad universal y gratuita