Más Madrid reclama el cese del gerente de la EMT por su incompetente gestión del servicio durante la nevada

  • Más Madrid, que se ha reunido hoy con el comité de empresa, considera que la EMT debería haber tenido un plan de contingencia ante las previsiones meteorológicas y haber contemplado diferentes escenarios con medidas como la suspensión del servicio, “algo que pedimos el mismo viernes al delegado de Medio Ambiente y Movilidad”
  • La portavoz del grupo municipal de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, ha denunciado la mala gestión del Gobierno municipal que obligó a cerca de 100 conductores a tener que pasar la noche en sus autobuses por no poder volver a sus domicilios 
  • Por su parte, la concejala Esther Gómez ha exigido un servicio de lanzaderas desde los barrios más incomunicados hasta las estaciones de metro y el restablecimiento de la Línea H1 al Hospital Infanta Leonor
Declaraciones concejala Más Madrid Esther Gómez sobre colapso EMT nevada

Madrid, 11 de enero de 2021. El grupo municipal de Más Madrid ha reclamado hoy el cese del gerente de la Empresa Municipal de Transportes, Alfonso Sánchez, por su incompetencia en la gestión de la nevada, con centenares de autobuses atrapados y poniendo en peligro a conductores y usuarios. La portavoz de la primera fuerza política de la ciudad, Rita Maestre, y la concejala Esther Gómez se han reunido hoy con el comité de empresa de la EMT para tener más información de lo sucedido durante la nevada y para conocer cómo han vivido los conductores y el resto de trabajadores la situación. 

La conclusión a la que han llegado tras el encuentro es que, en palabras de Rita Maestre, el Ayuntamiento debe asumir su responsabilidad y cesar al gerente de EMT, Alfonso Sánchez. “Alguien tiene que hacerse responsable de los imprudentes fallos en la gestión ante una situación anunciada hasta la saciedad. Hemos visto autobuses tirados y vandalizados, personas de a pie empujando autobuses y parte de la plantilla y los usuarios atrapados en los autobuses en medio de la nieve”. 

Por su parte, la edil Esther Gómez ha pedido que, para garantizar el funcionamiento de la ciudad lo antes posible, se ponga en marcha de manera urgente una red de líneas de EMT priorizando las que no tienen alternativa en Metro, así como un servicio de lanzaderas desde los barrios más incomunicados hasta las estaciones del suburbano, que debe reforzarse para evitar aglomeraciones. 

Además, a pesar de que ayer domingo quedó restablecido el servicio de autobús al Hospital Enfermera Isabel Zendal con el objetivo de facilitar al personal sanitario el acceso a su puesto de trabajo, no ocurre lo mismo con el de otros hospitales y centros de salud que carecen de acceso por otros medios de transporte público. Es el caso del Infanta Leonor, por ejemplo, donde las vías de acceso ya están limpias de nieve y no es accesible ni en metro ni de forma peatonal. “Es absolutamente necesario el restablecimiento inmediato de la línea H1”, ha exigido la concejala de Más Madrid. 

La EMT debería haber tenido un plan de contingencia para aplicarlo ante las previsiones meteorológicas, que fueron exactas -ha constatado Rita Maestre- y haber contemplado diferentes escenarios ante una situación tan excepcional con medidas excepcionales, como la creación de líneas básicas acompañadas de quitanieves para garantizar una movilidad mínima en una situación extrema o  el adelanto del cierre con seguridad para el personal y usuarios. De hecho, la concejala Esther Gómez solicitó el mismo viernes al delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, que suspendiera el servicio de la EMT. 

Cronología 

Más Madrid ha mantenido una reunión con el comité de empresa de la EMT para tener información exacta de lo sucedido. La cronología es la siguiente, ha detallado Esther Gómez:

.- Durante los últimos días, incluso desde hace semanas, se venía anunciando que el día 7 de enero iba a comenzar una tormenta de nieve de gran magnitud, con aviso rojo a partir de las 18.00 horas del viernes 8 de enero, un nivel nunca alcanzado en la Comunidad de Madrid. El Gobierno municipal desoyó todos los avisos y anunció en repetidas ocasiones que tenía la situación controlada. “Sin embargo, pudimos comprobar que no era así, siendo el colapso de EMT una de las situaciones más graves de estos días”. 

.- Según la información trasladada por el Comité de Empresa de EMT, no se produjo ninguna comunicación, reunión o preparativo previo para el servicio de autobuses, pese a los avisos repetidos de la AEMET y de Protección Civil. Ni un plan de contingencia, ni contemplar los escenarios posibles, nada que pudiese preparar al servicio de autobuses para la gran nevada que finalmente cayó, cumpliendo las previsiones.

.- El Ayuntamiento tardó horas en tomar las primeras medidas, critica la concejala de Más Madrid, poniendo en peligro a personas usuarias, plantilla y la propia flota municipal, a pesar de los avisos y la evidente acumulación de nieve. Y a pesar de que, desde las 15.00 horas del viernes, los sindicatos empezaron a preguntar a la empresa por los planes para el servicio ante la gran nevada que empezaba a fraguarse y pidieron la suspensión del mismo para evitar males mayores.

.- A media tarde, los sindicatos empezaron a tener información de que había autobuses cruzados en las calles, pero el gerente de EMT aseguró no tener constancia. La nevada arrecia y pasadas las 20.00 horas comunicaron a los conductores que llevaran los vehículos a las cocheras, decisión revocada a los pocos minutos para pedir al personal que siguiera prestando el servicio. 

.- La propia Esther Gómez contactó sobre las 21.00 horas con Borja Carabante para pedirle la suspensión del servicio ante el peligro que suponía para personal y usuarios. El delegado de Medio Ambiente y Movilidad respondió minutos después que el servicio se había reducido al 50 % y que planteaban ir reduciéndolo aún más hasta las 23.00 horas. 

.- A las 22.00 horas, a falta de noticias oficiales sobre el servicio nocturno, algunos conductores se desplazan para prestar el servicio, quedando atrapados muchos de ellos también en las cocheras.

.- Hasta las 23.30 horas no se comunicó a la plantilla que se suspendía el servicio de autobuses y se informó por redes de la suspensión del servicio del sábado. También hubo que esperar hasta la tarde del sábado para conocer que el servicio no saldría el domingo. 

.- Como consecuencia de esta falta de previsión, hasta 260 autobuses se llegaron a quedar atrapados en la nieve y algunos de ellos dejaron de estar localizados por parte de la empresa. Por supuesto, en ellos estaban los conductores y conductoras, así como los usuarios, y buena parte no pudo volver a sus casas. 

.- Parte de los conductores, además, no solo se quedó atrapado en la nevada, sino que la empresa no los tenía localizados. Pese al riesgo para su integridad física, con autobuses en algunos casos casi sin combustible, la empresa no dio la orden de que los autobuses se retiraran y buscaran cobijo hasta las 00.50 horas del sábado. 

.- A causa de la incompetencia en la previsión de la nevada por parte de EMT, muchos vehículos quedaron abandonados en la vía sin cerrarse, ya que los autobuses no disponen de llave o cierre posible. Hasta el momento, los sindicatos son conocedores de la existencia de hasta 12 autobuses vandalizados, algunos con problemas en la tecnología de a bordo, rotura de cristales y grafitis. Cada uno de estos autobuses ronda los 300.000 euros. 

.- A fecha de hoy lunes, a las 14:30 horas, 114 buses siguen sin haber sido recuperados y llevados a sus cocheras. El descontrol ha llevado incluso a no conocer con exactitud el paradero del coche 2.143. Es fundamental que se recuperen todos los autobuses y se evalúe su estado, pues la flota actual está tan ajustada que cualquier retirada de vehículos supondrá una afección a la calidad del servicio que deberá resolverse con la mayor celeridad posible. 

Asimismo, dado que la situación de pandemia persiste, es necesario dotar de los medios materiales y humanos para que los servicios de limpieza y desinfección de los vehículos de EMT puedan seguir realizando su labor.

Más Madrid considera fundamental que la plantilla de la EMT, a la que ha agradecido su trabajo y vocación de servicio público en momentos tan difíciles, es parte esencial de la empresa y tiene todo el derecho a recibir una información adecuada. Como actores fundamentales, los responsables políticos deben tener en cuenta la voluntad de los trabajadores para ayudar en el restablecimiento de la normalidad del servicio. 

Fuente: masmadrid.org

EMTesther gomezfilomenagerenteincompetencianevada