necesitamos tu ayuda para poder traerte todos los dias la actualidad del barrio y sus alrededores...

Más Madrid plantea una mesa de negociación con todas las partes implicadas para consensuar la reforma de la Ordenanza de Terrazas

  • La portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, ha puesto sobre la mesa ocho propuestas que debe incluir la nueva norma, basadas en el modelo de ciudad de la principal fuerza política: un Madrid para convivir, cercano, alegre, vivo y dinámico y respetuoso con las ordenanzas 
  • Es el momento de sentarse a hablar con vecinos, hosteleros, comerciantes y grupos municipales para consensuar el texto final de la modificación de la Ordenanza y garantizar una ordenación del espacio público que asegure la convivencia vecinal y un desarrollo sostenible de la ciudad 
  • Propuestas de Más Madrid: mesa de negociación, reordenar el espacio público, definir las zonas tensionadas, endurecer sanciones, regular definitivamente las terrazas en bandas de aparcamiento, restringir horarios, eliminar las estufas de combustión en 2025, y quitar las terrazas de mesas altas 
Rita Maestre sobre la reunión de grupos para la nueva Ordenanza de Terrazas.

Más Madrid ha planteado hoy una mesa de negociación con todas las partes implicadas para consensuar la reforma de la Ordenanza de Terrazas. Madrid necesita una nueva ordenanza de terrazas, pero no se puede permitir aprobar una como la que ha presentado el equipo de Gobierno, porque es cortoplacista, desordenada e imprecisa y carece de modelo de espacio público. Esta iniciativa es una de las ocho que hoy ha puesto sobre la mesa la portavoz de la primera fuerza política de la ciudad, Rita Maestre, durante la reunión con el Gobierno municipal y el resto de grupos sobre el proyecto de modificación de la Ordenanza de Terrazas. 

Rita Maestre ha detallado que se trata de una mesa de negociación que estudie y analice todos los aspectos de la reforma de la ordenanza, cuyos actores principales sean las asociaciones de vecinos, hosteleros y pequeño comercio y los grupos políticos municipales, con el propósito de consensuar las alegaciones y enmiendas a presentar por cada colectivo, de cara a su incorporación al texto final.  

El grupo municipal de Más Madrid ha propuesto también una moratoria de seis meses para regular definitivamente las terrazas en bandas de aparcamiento, tras la aprobación de la modificación de la Ordenanza.  

Para la líder de la oposición es el momento se sentarse a negociar con todas las partes, ya que la actual propuesta de modificación de la ordenanza de terrazas no ordena nada, ni va a mejorar la convivencia vecinal, ni va a dotar de seguridad jurídica y garantías de inversión a la hostelería. “Se trata de pequeños parches”, ha dicho la líder de la oposición, “cuando lo que necesita Madrid es una ordenanza que recoja los cambios que se están produciendo en todas las ciudades europeas de reordenación del espacio público, dirigido a garantizar la convivencia de las vecinas y vecinos, la actividad económica, la seguridad vial y la seguridad ciudadana”.  

Como ejemplos de la “improvisación” con la que se ha elaborado el nuevo texto, a juicio de Más Madrid, figuran el horizonte de dos años para las terrazas en bandas de aparcamiento o la indefinición del concepto de “zonas tensionadas”. Si el proyecto del Gobierno municipal se aprueba tal y como está, no hay duda de que seguirá generando molestias injustificables a todas las vecinas y vecinos de Madrid.  

Por eso, Más Madrid, como fuerza progresista, verde y constructiva, va a presentar un conjunto de enmiendas basadas en el análisis de la vetusta ordenanza de 2013, las experiencias aprendidas durante la pandemia y en su propuesta de modelo de ciudad: un Madrid como ciudad de cercanía y convivencia, viva, alegre y dinámica, pero respetuosa, donde las ordenanzas son claras y rigurosas, se hacen y se pueden hacer cumplir, y donde se apuesta por una transformación de la ciudad justa y verde que pone en el centro a las personas, no al coche. 

Los objetivos que debe cumplir la Ordenanza 

Garantizar el equilibrio entre los intereses de los establecimientos hosteleros, de otros comerciantes, del derecho al descanso y de un entorno accesible del vecindario. En definitiva, una ordenación del espacio público que garantice la convivencia vecinal y un desarrollo sostenible de la ciudad.  

Objetivos de ciudad 

La propuesta de modificación de la ordenanza de terrazas de Madrid de 2021 es un texto sin memoria, donde la experiencia previa de ciudad no está presente. Para Más Madrid es una propuesta que carece de un modelo de ciudad detrás, no hay nada más que resolver de manera apresurada un conflicto provocado por el propio Gobierno de Almeida. El alcalde ha perdido la oportunidad que le ofrecía la pandemia para transformar nuestra ciudad en un lugar con más espacio público para la ciudadanía, más saludable, más sostenible… su única prioridad es el coche. 

El consenso, fundamental 

La premisa básica bajo la que debería partir cualquier proceso de aprobación de una ordenanza municipal es la búsqueda del máximo consenso, pues es la mejor garantía de permanencia y seguridad.  

El apoyo de Más Madrid pasa por la inclusión de ocho medidas 8 medidas. 

1. Establecer una mesa de negociación de la Modificación de la Ordenanza. Una mesa de debate público que estudie y analice todos los aspectos de la nueva ordenanza, cuyos actores principales sean las asociaciones de vecinos, los representantes del sector hostelero y del pequeño comercio, otras organizaciones afectadas y los grupos políticos municipales, y que tenga como principal objetivo discutir sobre los aspectos de la ordenanza que conformarán las alegaciones y enmiendas a presentar por cada colectivo, de cara a su incorporación al texto final.  

2. Reordenación del espacio público, garantizando la convivencia vecinal y la calidad del paisaje urbano. Para ello, el grupo municipal exige nuevos criterios más objetivos para controlar la calidad del espacio público (accesibilidad, estética, distancias mínimas a los portales, veladores…). Deben instalarse sonómetros oficiales y municipales, no solo para las terrazas, sino para la circulación, tal como ya existen en otras ciudades, que automaticen el control del cumplimiento de la ordenanza. En cuanto a los criterios estéticos y estructurales, en Madrid no se pueden seguir utilizando particularmente veladores, pero también elementos ornamentales o incluso anclajes, de manera indiscriminada. Por ello, Más Madrid pide un estudio de impacto medioambiental específico para su autorización.  

3. La ordenanza debe mejorar la definición de las zonas tensionadas. La ordenanza debe partir de una definición de zonas tensionadas antes de su aprobación, similar a la que hace definiendo los “espacios con valores históricos y paisajísticos”. De entrada, la zona de Ibiza, Sainz de Baranda, Menéndez Pelayo y Narváez debe ser declarada zona tensionada.  

4. Endurecer las sanciones. Deben modificarse las sanciones y multas, que ahora no tienen ningún efecto disuasorio.  La única novedad es que se propone la extinción de la autorización tras la comisión de tres infracciones graves o dos muy graves, pero difícilmente objetivables en el contexto del resto del texto del Gobierno municipal. Se deben aumentar significativamente tanto las sanciones como las multas, así como delimitar con mayor claridad los motivos de sanción. Además, se ha comprobado que se burla la suspensión de un año mediante la solicitud cambiando el titular, por lo que Más Madrid pide crear una suspensión vinculada al establecimiento, en lugar de al titular.  

5. Horarios más restrictivos. Durante el período estacional (de marzo a octubre), la ordenanza reduce el horario de viernes, sábado y festivos de las 02:30h a las 01:30h, manteniendo el horario de 01:00h de domingo a jueves. Durante el periodo de invierno mantiene las 01:30h y las 00:00 respectivamente. Más Madrid reclama, en consonancia con la demanda general de los vecinos, reducir este horario, tanto en verano como en invierno, de viernes, sábado y festivo a las 01:00h, manteniendo las 00:00h el resto de la semana.  

6. Regulación definitiva de las terrazas en banda de aparcamiento, garantizando condiciones estrictas de convivencia vecinal. Hay que ahondar en el uso de las bandas de aparcamiento para otro uso que no sea el coche, no solo dando espacio a la hostelería sino también al peatón. Además, ha posibilitado una mayor y mejor oferta restauradora y hostelera en la ciudad y ha podido dotar a alguna calle de una mayor seguridad.  

Actualmente el 80% del espacio libre de la ciudad está reservado al vehículo privado (circulación o aparcamiento) cuando los viajes en coche solo representan el 30% de los que se hacen en la ciudad. Un coche puede estar aparcado en torno al 95% de su tiempo de vida. Esto no cabe en nuestro modelo de ciudad. Además, la experiencia de las terrazas en banda de aparcamiento ha sido muy desigual, por lo que la ordenanza debe atender de manera muy estricta y rigurosa a las especificidades de cada zona, no es aceptable el mantenimiento de manera indiscriminada de las terrazas covid en bandas de aparcamiento durante dos” años.  
 
Por eso Más Madrid plantea que, una vez aprobada la Ordenanza, se establezca una moratoria de seis meses hasta regularlas definitivamente. La concesión de licencias en bandas de aparcamiento debe estar recogida en la ordenanza con criterios claros, basados en un análisis serio, riguroso y verdaderamente participativo de los efectos de la instalación de terrazas por zonas, barrios y calles de la ciudad. Con criterios de reequilibrio territorial, que fije objetivos para descongestionar las zonas saturadas, que establezca mecanismos de corrección de la aparición de nuevas zonas de saturación en el futuro y que delimite con exactitud las obligaciones estéticas y de movilidad. 

Este análisis deberá realizarse durante los 6 primeros meses tras la aprobación de la Ordenanza. 

7. Eliminación definitiva de las ‘terrazas de mesas altas’ y las ‘terrazas de extensión’ porque son elementos extremadamente invasivos del espacio público y han supuesto una grave alteración de las relaciones vecinales. Y las mesas sin taburetes también deben ser reguladas específicamente. 

8. Eliminación de las estufas a partir de 2025. Si bien la excepcional situación vivida durante la pandemia pudo hacer reordenar las prioridades, una vez pasada la pandemia la utilización de estufas de gas no está justificada en una ciudad que tiene el medio ambiente, la calidad del aire y la lucha contra el cambio climático entre sus objetivos estratégicos. En línea con la enmienda que hicimos a la Ordenanza de Calidad del Aire, proponemos limitar las estufas exteriores a las eléctricas a partir de 2025.

Fuente: masmadrid.org

mas madridmesa de negociaciónOrdenanza de Terrazasrita maestre