Más Madrid denuncia que la nueva Madrid ZBE no ha servido para reducir el tráfico en la ciudad

Asegura que el mes de mayo registró más tráfico que en abril, cuando todavía no estaban activas las multas de 200 € para los vehículos más contaminantes

El primer mes de funcionamiento con multas de Madrid Zona de Bajas Emisiones (ZBE) está registrando mayor tráfico que cuando no había sanciones. Lo asegura Más Madrid, que ha efectuado cálculos comparando las intensidades de tráfico entre lo que va de mayo, cuando se contabiliza proporcionalmente más tráfico que el que había en abril.

Las cifras indican que, aunque el tráfico sigue por debajo de los niveles de 2019, la situación estuvo más cerca de la los atascos anteriores a la pandemia en mayo que en abril. En concreto en este mes se ha llegado a un 90,28% del tráfico, mientras que en abril estaba en el 89,93%. Los datos salen de analizar el informe diario de tráfico en hora punta para los miércoles y jueves de abril y mayo, con el objeto de excluir los últimos puentes.

Además, la intensidad media en el interior de la M-30 en abril fue de 2.863.926 (durante el periodo sin multas en la ZBE) frente a los 2.872.520 de mayo, un 0,3% más (contando miércoles y jueves, excepto los de Semana Santa). En Más Madrid consideran que la nueva zona de bajas emisiones debería haber provocado una menor entrada de coches, y no al contrario.

“La Zona de Bajas Emisiones de Almeida tiene un alcance mínimo, como demuestran los datos”, lamenta la concejala Esther Gómez. “Aparte de que se ha puesto en marcha con retraso, cuenta con un sistema de control que es un coladero para que entren coches a la ciudad”.

Fallos en el control de acceso 

La referencia de Más Madrid al “coladero” se refiere al retraso para la llegada de las 110 cámaras previstas para vigilar el cumplimiento de la normativa en todas las entradas. Aunque su licitación se inició hace un año, no han llegado a tiempo a su puesta en marcha y tardarán meses en hacerlo, debido a que el área de Medio Ambiente y Movilidad está todavía tramitando la licitación para que sean instaladas.

Por el momento, el Ayuntamiento de Madrid está utilizando los 15 dispositivos foto-rojo que ya tenía en algunos semáforos para además multar a los coches de no residentes sin etiqueta que incumplen la zona de bajas emisiones de la almendra central. Desde el área de Movilidad y Medio Ambiente aseguran que con este sistema de control se contabilizan unas 900 multas diarias.

Fuente: Diego Casado en eldiario.es
Foto: madrid.es

coladeroMadrid ZBEmás contaminantesmás tráfico